viernes. 21.06.2024

El presidente del Congreso, José Bono, ha pasado por encima de la ausencia de asociaciones de víctimas del terrorismo en el homenaje del Parlamento y ha optado por destacar las asistencias, alabando la "generosidad" de las víctimas del terrorismo que, al margen de "partidismos", son capaces de unirse. "Vuestra presencia aquí, sin más distinción de la que está en vuestros corazones, es una muestra de vuestra generosidad -les dijo desde la tribuna del Pleno del Congreso-. Muchas gracias por venir". 

Según ha explicado, el Congreso de los Diputados aprobó hace un año establecer con carácter permanente un día en recuerdo de las víctimas del terrorismo y fueron 22 asociaciones de víctimas las que propusieron la fecha del 27 de junio porque fue ese día de 1960 cuando ETA asesinó a su primera víctima, una niña.

"En poco más de medio siglo, 1.382 personas han sido asesinadas por los terroristas. 1.382 víctimas que son para España el recuerdo permanente de una obligación, que es la de acabar con el terror -agregó-. Hoy, honramos a los muertos, reconfortamos a los dolientes y detestamos una vez más a los criminales".

FIRMEZA POLICIAL CONTRA HOMENAJES A ETARRAS

Eso sí, y ante la vuelta de la izquierda abertzale a las instituciones a través de Bildu, advirtió de que "la indiferencia es tan dura como el olvido" y por ello pidió a quienes tienen mando en fuerzas policiales que "impidan con firmeza, con contundencia y con legalidad, que los asesinos sean vitoreados en las calles, las plazas o los ayuntamientos".

"No puede haber tibieza -proclamó-. Una sociedad benigna o indiferente con los asesinos o con sus cómplices siempre es una sociedad enferma".

Bono terminó dando las gracias "a los españoles que no tienen dudas acerca de cual es su sitio en la trinchera contra el terror, y además quieren estar juntos y unidos a todos sus compatriotas, para acabar con los enemigos de la vida y de la libertad".

"Y sobre todo, gracias a las familias, a los padres, madres, hermanos, cónyuges, hijos, de los que perdieron la vida a manos del radicalismo islamista y del fanatismo político o identitario y, sin embargo, al margen de diferencias electorales o partidistas, tienen el corazón dispuesto a hermanarse generosamente con todos los que sufren por la misma causa, por la causa del terror", agregó, mirando a las tribunas donde seguían el acto las cosas asociaciones de víctimas presentes. "Vuestra presencia en las tribunas es prueba también de esa generosidad".

En el acto también intervino el presidente del Senado, Javier Rojo, quien abogó por "romper el silencio cobarde y cómplice" y subrayó que la sociedad está obligada a recordar a las víctimas "para que nadie olvide que la jauría está suelta".

RESPETO A LA PLURALIDAD

"Un año más, reivindicamos la integridad, la coherencia, el coraje, de tanta y tanta gente que optó por no callarse y por defender los valores en los que creían y los principios que les distinguían, que optó por la libertad -enfatizó-. Reivindicamos el respeto a la pluralidad, proclamamos que es la tolerancia lo que nos identifica en nuestro modo de vivir, y anunciamos que nadie nos robará los sueños. Un año más, y ya son insoportablemente demasiados, nos es imposible olvidar la jauría y hablamos para recordarla y sobre todo para combatirla".

En ese sentido, reivindicó la palabra "para combatir la desmemoria, la impunidad de los crímenes o la indignidad del borrón y cuenta nueva de quienes apoyan a la violencia" y subrayó el "ejemplo" que dan siempre las víctimas del terrorismo y que "engrandece y llena de contenido la decencia de un país como España".

"Y lo han hecho siempre sin abandonar el compromiso -aseveró-. Han resistido a la tentación de la venganza; ésa es su mayor grandeza y, por ello, la sociedad española, la democracia está y estará siempre en deuda con ellas. Representan los valores de pluralidad y de libertad contra los que atenta y busca terminar el terrorismo".

A su juicio, "las víctimas comprenden que la victoria de la democracia sobre el terrorismo, de la razón frente a la sinrazón y el dogmatismo, solo puede estar sustentada en la legitimidad democrática, en la justicia frente al olvido y en la convivencia frente a la venganza". "Por eso podemos afirmar, en un día tan memorable y en la casa de la palabra, que hay vencedores y vencidos: Vencedores, la democracia y el Estado de Derecho; Vencidos, los terroristas y quienes les amparan", concluyó

José Bono alaba la generosidad de las víctimas de ETA