#TEMP
domingo. 26.06.2022

Jiménez lanza dardos envenenados contra Gómez mientras recibe elogios de Zapatero

La ministra y candidata a las primarias del PSM parece estar más que harta de que su rival esgrima el trabajo que ha hecho al frente de los socialistas madrileños y desde la oposición a Esperanza Aguirre como principal mérito para competir en los comicios de 2011. Ella insiste en que no es una "paracaidista".
NUEVATRIBUNA.ES - 2.9.2010

NUEVATRIBUNA.ES - 2.9.2010

Que Trinidad Jiménez es la candidata de Zapatero a la presidencia de la Comunidad de Madrid está claro desde el principio. La ministra nunca se hubiera planteado regresar a la política madrileña sin las bendiciones del presidente. Y, por si alguien albergaba alguna duda respecto a su patrocinador, el propio presidente del Gobierno lo ha dejado claro nada menos que en Japón, donde se encuentra de visita oficial. Allí, Zapatero se ha deshecho en elogios hacia Jiménez: "Le tengo un gran afecto y todo el mundo sabe que es, para mí desde luego, una gran candidata, una gran responsable política. Y voy a subrayar algo que me importa incluso más: la conozco muy bien y es una gran persona".

Frente a semejante avalista de su rival, a Tomás Gómez no le queda otra que reivindicar el trabajo que durante tres años ha hecho en Madrid y para los madrileños. "La candidatura del trabajo y el esfuerzo" es como a él le gusta definir a la alternativa que representa de cara a las primarias del 3 de octubre. Y Trinidad Jiménez, que odia la imagen de advenediza que transmite de ella el bando contrario, no para de tirar de currículum cuando se le pregunta si se considera una "paracaidista": "Tengo una trayectoria muy acreditada. Somos muchos los que llevamos trabajando tiempo, cada uno en el lugar que nos toca. Me he dejado la piel". Lo dijo ayer en la presentación de su candidatura y lo ha reiterado hoy en declaraciones a Onda Cero.

Pero, además, la "candidata a candidata" no ha podido resistir la tentación de lanzar alguna que otra pulla contra su contrincante intentando desmontar su tesis de que el trabajo realizado a pie de calle es suficiente bagaje para que se le reconozca que puede competir por la presidencia de la Comunidad. Jiménez ha dicho que "estamos trabajando todos para fortalecer el mismo proyecto, que, en mi caso, es fortalecer los intereses de España en el exterior, o fortalecer dos de los pilares básicos de la política del bienestar, como son la sanidad y la política social. Que uno cumpla con su obligación no es suficiente aval para decir: 'ahora me toca a mi'". Jiménez tampoco quiere aparecer como la candidata "del aparato" y por ello recalca que Gómez "es el secretario general de PSM y, por tanto, es representante máximo del aparato en Madrid".

Cuando se le ha preguntado por qué no se pronunció hace un año sobre si le apetecía ser candidata a la Comunidad de Madrid, lo ha explicado con estas palabras: "Primero, por la responsabilidad ministerial, que para mí es la más alta que puede tener un político. La seriedad con la que ejerzo mi función me exige y me obliga a estar únicamente dedicada a esa responsabilidad". Dar el paso ha supuesto para ella "un proceso de reflexión que no fue "de la noche a la mañana": "En mi caso hay una respuesta muy sencilla: soy una persona que cuando asumo un compromiso y una responsabilidad, lo hago hasta el final. Si vi la posibilidad de poder encabezar una candidatura con una potencia electoral relevante, con capacidad para ilusionar a la ciudadanía madrileña, para recuperar el afecto y el cariño de los madrileños, uno no debe ponerse de perfil, sino asumir la responsabilidad y dar ese paso".

Preguntada por si es un "comodín" para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Jiménez ha respondido: "Hay que saber estar disponible y tener la capacidad para asumir una responsabilidad u otra", ha sostenido. "Tengo 48 años y llevo 26 trabajando en diferentes ámbitos, y lo he hecho siempre con responsabilidad y con un criterio personal que es lo que me avala". Al hilo de su situación personal, ha rebatido el hecho de que "parece que a Gómez se le ha obligado" a salir de la Alcaldía de Parla para convertirse en secretario general del PSM. "A Tomás Gómez nadie lo saca de Parla. Es él el quien lo decide, como cada vez que un político asume su responsabilidad, con todas las condiciones", ha señalado.

Por otra parte, la ministra ha opinado que la fotografía tomada ayer con el candidato al Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, y su contrincante "no tiene mayor importancia", pues el secretario general del PSM sólo estuvo "en un acto de presentación". Y respecto a la realización de encuestas que la situaban en un mejor lugar que a Gómez frente a una hipotética elección ante Esperanza Aguirre, la ministra las ha distinguido de las que colocaban a José Bono sobre Zapatero en las primarias que auparon al actual presidente del Gobierno al liderazgo del PSOE. "No era una encuesta de carácter externo, no estábamos haciendo un planteamiento electoral, sino un planteamiento interno", ha señalado, comentando que "la mejor prueba de que los militantes nunca se equivocan y que esa elección estuvo bien enfocada fue que Zapatero logró la victoria electoral la primera vez que se presentaba".

Jiménez lanza dardos envenenados contra Gómez mientras recibe elogios de...
Comentarios