#TEMP
viernes. 01.07.2022

IU carga contra la reforma electoral: "Está hecha de retales, es un Frankenstein"

En contra de lo que pretenden los grandes partidos, la formación está dispuesta a poner toda la carne en el asador para impedir que se aplique en las autonómicas y municipales de 2011. IU denuncia el que a su juicio es el fallo principal de la ley, que no se tocará: la pérdida de un 20% de votos se traduce en un 80 por ciento menos de diputados.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 18.10.2010

El PSOE, el PP y los nacionalistas de CiU y PNV han presentado en el Congreso su propuesta de reforma de la Ley Electoral General (LOREG), en la que se incluye toda una serie de cambios del procedimiento electoral, y han manifestado su intención de que se tramite con urgencia para garantizar que pueda aplicarse en las municipales de 2011. Para ello, pedirán que el primer debate se celebre a finales de este mes, lo que exigiría el visto bueno de todos los grupos. Sin embargo, Izquierda Unida ya ha anunciado su intención de ralentizarla y, si no puede frenarla en el Parlamento, de recurrirla en los tribunales.

No habrá la necesaria unanimidad y el diputado de IU, Gaspar Llamazares, ha hecho saber al Gobierno que vetará la inclusión de la iniciativa este mes en el Pleno del Congreso, lo que conllevará retrasar el primer debate hasta mediados de noviembre. A su juicio, la reforma acordada por las cuatro principales formaciones del Congreso es un "fraude democrático" porque se ha limitado a un "maquillaje" sobre el procedimiento para legitimar un "robo electoral", y no entra en el fondo de la cuestión. "Es una reforma hecha de retales, un Frankenstein", ha dicho.

Por eso, ha anunciado que IU se opondrá a la reforma en el Parlamento y donde pueda, sin descartar las movilizaciones ni la vía judicial. A su juicio, "es una burla, un escándalo. Nos reservamos todo tipo de acciones judiciales, movilizaciones y presión social".

La cuestión es que desde el principio, se ha trabajado con los criterios de excluir propuestas que implicasen modificaciones de la Constitución y sólo permitir aquellos cambios que contasen con amplio consenso y siempre con presencia de los dos partidos mayoritarios.

Ello ha provocado que no prosperasen propuestas como la reforma en profundidad del sistema electoral (proporcionalidad) que planteaban IU-ICV y UPyD, la circunscripción especial para emigrantes que el PSOE incluyó en su programa de 2008, la reclamación del PP para que en los ayuntamientos gobernase la lista más votada o la demanda de CiU y PNV para implantar las circunscripciones autonómicas para las elecciones europeas.

El socialista José María Benegas ha rechazado las quejas de IU, al igual que el ponente del PP, José Antonio Bermúdez de Castro. Los grandes partidos han recordado que, con el mismo sistema electoral, la formación ha pasado de 21 escaños en la etapa de Julio Anguita a los dos de la actualidad. "Eso es un argumento de mal `pagador -ha replicado después Llamazares-. Se olvidan de que en este tiempo IU ha perdido el 20 por ciento de los votos y en cambio se ha quedado con un 80 por ciento menos de diputados".

Tampoco ha aceptado las críticas a la idea de ampliar el número de escaños del Congreso pues ha recordado que la Asamblea de la Comunidad de Madrid se ha incrementado en 30 escaños y ninguno de los dos grandes partidos ha dicho que eso es un "dispendio".

VOTO EMIGRANTE EN URNA

Entre las novedades que incluye la propuesta de PSOE, PP, CiU y PNV figura la exclusión de los residentes en el extranjero en las elecciones locales, la posibilidad de voto en urna en consulados y embajadas para los emigrantes, la desactivación del papel clave de los tránsfugas en las mociones de censura municipales, la mejora del sistema de concejo abierto que rige para los pequeños municipios o el adelantamiento del censo válido para unas elecciones evitando empadronamientos de conveniencia.

También contempla la extensión de los criterios de pluralismo y proporcionalidad a las televisiones privadas, la prohibición de actos de inauguración en campaña electoral, la eliminación de publicidad política en precampaña, la exigencia de un aval testimonial de firmas a las formaciones sin representación parlamentaria que optan a escaños en Cortes, la reducción de los gastos electorales y la congelación de las subvenciones a los partidos.

Todo ello se completa con la proposición de ley que una semana antes se aprobó en el Congreso para simplificar la papeleta electoral para el Senado y con otra reforma de la LOREG y de la Ley de Partidos, ya sólo pactada por PSOE y PP, que busca estrechar el cerco a los herederos de Batasuna.

IU carga contra la reforma electoral: "Está hecha de retales, es un Frankenstein"
Comentarios