martes 18/1/22

Gómez silencia a los "simanquistas" y corta de raíz todo conato de crítica

ISABEL G. CABALLERO
La mayoría de los delegados que pidieron la palabra en el Comité Regional del PSEM criticaron a los que hacen declaraciones a los medios de comunicación cuestionando la labor de la actual dirección. Rafael Simancas, totalmente apartado, no acudió al cónclave.
> Blog, caricatura y nueva sede en Callao
NUEVATRIBUNA.ES 05.07.2009

El PSM dio este domingo el pistoletazo de salida a las elecciones autonómicas y municipales de 2011 con una buena dosis de autocrítica por los resultados obtenidos en los comicios europeos y también con un mensaje de cierre de filas en torno al liderazgo de Tomás Gómez. El secretario general de los socialistas madrileños apostó por “relanzar” el “ilusionante” proyecto de su partido y tendió la mano a todos los militantes, también a los críticos: "Hacemos falta todos y hacen falta muchos más que hay que conseguir que retornen y participen".

"Tenemos que crecer, incorporar e integrar, no sobra ni una sola idea, ni una sola persona, ni un solo militante socialista, os necesito a todos y a todas", afirmó durante su intervención en el Comité Regional celebrado en la sede de UGT en Madrid y ante unos 500 delegados. El mensaje, en clave interna, iba fundamentalmente dirigido a aquellos sectores críticos que han cuestionado su labor al frente del PSM sobre todo después de la derrota del 7 de junio, cuando un grupo de diputados del Grupo en la Asamblea de Madrid, encabezados por César Giner, trasladaron a la dirección un documento donde se pedía un cambio de estrategia.

Desde la dirección del partido se han minimizado estas críticas que llevan el sello dicen fuentes cercanas a Gómez- de Rafael Simancas, ahora diputado nacional por Madrid y que, aunque pertenece al ‘comité de estrategia’ (así lo quiso su sucesor con el objetivo de cerrar viejas heridas) se mantiene al margen de la vida interna del PSM y ni siquiera acudió al Comité Regional.

Alrededor de 50 delegados tomaron la palabra en el cónclave que se celebró a puerta cerrada, salvo la intervención de Gómez que fue en abierto. La mayoría según las fuentes consultadas- criticó a los que hacen declaraciones a los medios de comunicación cuestionando la labor de Tomás, en clara referencia a ese sector ‘simanquista’, si bien nadie citó a Giner. De hecho, algunos dirigentes recomendaron al secretario general celebrar el comité en abierto para evitar así que los críticos hicieran declaraciones en pasillos restando protagonismo a la intervención de Tomás, aunque éste declino finalmente dicha propuesta.

El ex alcalde de Fuenlabrada, José Quintana, tomó la palabra para manifestar su apoyo a Gómez y Elviro Aranda destacó la necesidad de que en esta nueva andadura del partido no se excluya a nadie. Intervenciones todas ellas en línea con lo que poco antes había manifestado Gómez instando a los suyos a no echar “ni una sola mirada atrás” ni tampoco de “recelo”. El líder del PSM resaltó que el conclave debe dar inicio a “una nueva etapa” y “pisar el acelerador” hacia las elecciones de 2011. "Hoy iniciamos los socialistas madrileños nuestra campaña electoral para algo que es una necesidad para Madrid, que es el cambio político en 2011. Vamos en serio, vamos a dejarnos la piel en estos dos años, vamos a por todas", destacó.

Con su gesto de mano tendida, Gómez dijo sentirse “orgulloso” de los militantes del PSM y de los líderes como el ex alcalde de la capital, Juan Barranco, una de las personas de máxima confianza del secretario general. Tampoco faltó la autocrítica al destacar los malos resultados obtenidos el 7-J donde hubo una “clara ventaja del PP” y el PSOE en Madrid quedó "por debajo de la media" del país.

Gómez también anunció que este mismo mes de julio reunirá a los alcaldes del PSM en una conferencia en la que se hablará de cómo salir de la crisis y en la que se promoverá un código ético y moral de cargos públicos que se elevará a la Asamblea de Madrid. Además, se creará un equipo de "personas de prestigio", que diseñará el proyecto socialista cara a las elecciones de 2011, señaló, aunque no quiso adelantar ningún nombre.

Gómez silencia a los "simanquistas" y corta de raíz todo conato de crítica
Comentarios