viernes. 14.06.2024
NUEVATRIBUNA 22.10.2009

Alberto Ruiz-Gallardón apeló este jueves a la potestad de la dirección nacional del PP para tomar decisiones en el proceso de renovación de los órganos de dirección de Caja Madrid. El alcalde de la capital desautorizó de esta manera la competencia que se arroga la Comunidad, con Esperanza Aguirre a la cabeza y el pacto alcanzado con el PSM de Tomás Gómez.

En rueda de prensa tras la reunión de su junta de Gobierno, Gallardón recordó que el PP es un partido nacional y no federal y que por “estatutos e historia”, la dirección de su formación “puede y debe” asumir responsabilidades “en los supuestos que entiende que debe intervenir porque afectan no exclusivamente a los ciudadanos de un ámbito territorial, sino que tienen trascendencia nacional".

En este sentido, el alcalde subrayó que Caja Madrid, cuarta entidad financiera del país, es un organismo nacional: "Y todo lo que afecta a Caja Madrid tiene trascendencia nacional, es evidente. Por tanto, en este asunto, desde el primer al último día, y no habrá ofrecimientos que me hagan variar ese criterio, estaré a lo que diga la dirección nacional del partido, a quien en un asunto de esta importancia le corresponde establecer los criterios y tomar las decisiones adecuadas", dijo.

El regidor madrileño no quiso entrar a valorar el posible nombramiento de Ignacio González para la presidencia de la Caja, tampoco otros nombres que se han barajado como el de Rodrigo Rato y volvió una y otra vez a remitirse a lo que diga la dirección nacional de su partido.

Sin embargo, desde Génova, se sigue guardando silencio y la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal llegó a desmentir que exista enfrentamiento entre Mariano Rajoy y la presidenta madrileña que esta semana reconoció, tanto ella como el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, la posibilidad de que González encabece la lista.

Respecto a las declaraciones de Granados asegurando que Gallardón estaba “bombardeando” el proceso, el alcalde tampoco quiso avivar la polémica limitándose a explicar que Aguirre le había llamado para decirle que esas manifestaciones “no habían sido emitidas, que no respondían a la verdad y que las había desmentido”.

El proceso electoral de la Caja sigue paralizado por orden de un juez tras el recurso interpuesto por el Ayuntamiento para el reparto de consejeros cedidos por la Casa Real. La comisión de control, convertida en comisión electoral eligió este miércoles a Pablo Abejas como presidente frente al gallardonista Fernando Serrano.

Gallardón pone la pelota sobre el tejado de Rajoy: "puede y debe" actuar en Caja...