#TEMP
lunes 23/5/22

Gallardón mantendrá a Cobo en sus cargos aunque sea suspendido de militancia

ISABEL G. CABALLERO
Fuentes del Ayuntamiento de Madrid reconocen la posible expulsión del partido de su número dos por las declaraciones contra Esperanza Aguirre. La decisión se tomará el miércoles cuando el vicealcalde declare ante el órgano disciplinario y un día después de que se celebre el Comité Ejecutivo Nacional.
NUEVATRIBUNA.ES 30.10.2009

La posible sanción a Manuel Cobo parece asumida no sólo por el propio interesado –que ha dicho que acatará la decisión que tome la dirección de su partido- sino también por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

En Génova no descartan que el vicealcalde pueda ser castigado con una “sanción grave” por las declaraciones efectuadas en el diario El País contra Esperanza Aguirre. Desde el ayuntamiento aseguran desconocer las intenciones de la dirección nacional pero las fuentes consultadas reconocen que puede llegar a ser sancionado, suspendido temporalmente de militancia e incluso expulsado si bien no han tenido hasta el momento información al respecto.

Fuentes del consistorio entienden que el hecho de que Mariano Rajoy tome con Cobo una decisión tan drástica como con Ricardo Costa responde a la necesidad del líder del PP de “zanjar los temas con autoridad”. Para ello, el martes ha convocado al Comité Ejecutivo Nacional donde se abordará la crisis interna generada por la trama Gürtel y el asunto de Caja Madrid. Muchos dirigentes del partido han pedido una sanción “ejemplar” contra el político madrileño y la propia María Dolores de Cospedal señaló este viernes que aunque los casos no son iguales las declaraciones de Cobo "son inaceptables".

Según recogen los Estatutos del PP aprobados en 2008, en el XVI Congreso Nacional celebrado en Valencia, se entiende como infracción grave “cualquier manifestación pública oral o escrita en los medios de comunicación que suponga descrédito, menosprecio o descalificación de cualquier afiliado al partido”. Este tipo de infracciones pueden ser sancionadas con la suspensión de militancia por un período de tiempo entre uno y cuatro años, y con la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo.

En caso de que Cobo sea expulsado del partido tal y como viene exigiendo el entorno de Aguirre por entender sus palabras como “injurias” a la presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, el número dos de Gallardón dejaría de ser miembro del Comité Ejecutivo Nacional. No obstante, mantendría sus cargos en el ayuntamiento, como vicealcalde y portavoz, aseguran las fuentes consultadas que recuerdan que en el equipo de gobierno del alcalde hay miembros que no pertenecen al PP.

Cobo está citado a declarar el próximo miércoles en el Comité Nacional de Derechos y Garantías que preside Alfonso Fernández Mañueco, órgano disciplinario competente para decidir el tipo de sanción que podría ser “leve” en caso de que el vicealcalde se retracte de sus declaraciones.

En cualquier caso, Génova ha querido dejar claro que no va a aceptar “presiones” de ningún tipo. Así se manifestó Joan Huguet, miembro del comité disciplinario que reclamo a todos los dirigentes del PP que acaten la resolución que se adopte aunque no la compartan. También pidió “respeto” para Rajoy y advirtió de que no hay ninguna baronía que sea “más importante” que los 700.000 afiliados del PP.

Gallardón mantendrá a Cobo en sus cargos aunque sea suspendido de militancia
Comentarios