#TEMP
domingo. 26.06.2022

Fomento se reconcilia con Madrid

La reunión entre José Blanco y Esperanza Aguirre, la primera que el nuevo ministro de Fomento mantiene con un presidente autonómico, se ha desarrollado en un clima de total cordialidad. Tanta que la Comunidad madrileña ha conseguido ver satisfechas algunas de sus más antiguas aspiraciones.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.4.2009

El nuevo ministro de Fomento, José Blanco, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acordaron este miércoles desbloquear cerca de una decena de proyectos de infraestructuras de transporte de la región que estaban paralizados. Hacía año y medio que la presidenta madrileña no mantenía ningún contacto con el máximo responsable de Fomento y esta ha sido la reunión de la reconciliación, en la que Blanco y Aguirre no han escatimado las muestras de buena sintonía.

En la rueda de prensa conjunta que ambos han ofrecido al término de la hora y media de entrevista, la presidenta regional ha echado mano de un refrán, "obras son amores", para demandar a Blanco que cumpla con todo lo comprometido. "Tengo la ilusión y la esperanza de que, esta vez, el Plan de Cercanías de verdad se transforme", ha añadido, a lo que Blanco, interrumpiéndola, ha apostillado: "Yo también tengo esperanza de que Esperanza confíe en nosotros".

En cuanto a los acuerdos alcanzados, destaca el relacionado con el cierre de la carretera de circunvalación M-50 mediante la construcción de la M-61, y el compromiso de presentar juntos en la primera quincena de mayo el nuevo Plan de Cercanías de la Comunidad, que supone la construcción de 115 kilómetros de vía y una inversión de 5.000 millones de euros.

Asimismo, el ministroha mostrado su disposición a alcanzar un acuerdo respecto a la llegada del metro a Torrejón de Ardoz y Majadahonda y ha apuntado su voluntad de apoyar a la Comunidad en la construcción de un nuevo aeropuerto entre los municipios de El Álamo y Navalcarnero, para que el proyecto llegue "a buen puerto lo antes posible".

El responsable de Fomento también ha avanzado que la conexión por Cercanías entre la estación de tren de Madrid-Chamartín y el aeropuerto de Barajas entrará en servicio el próximo año, y que acelerará las obras del intercambiador de la Puerta del Sol de la capital para que esté en marcha en verano.

La próxima semana adjudicará las obras de la primera fase de la ampliación de la estación de Atocha para que esté lista en 2010, cuando se estima se ponga en marcha el AVE a Valencia. Además, Fomento prevé licitar de nuevo la autopista radial R-1 el próximo mes de mayo y contratar la ampliación de la R-3 hasta Toledo este año.

Blanco ha enmarcado estos acuerdos en la voluntad del Ministerio de trabajar con "diálogo y la lealtad constitucional con todas las comunidades autónomas y los ayuntamientos independientemente del color político".

MEDIO AMBIENTE, SOSTENIBILIDAD Y COHESIÓN SOCIAL

De todos los proyectos que están en marcha, el más polémico es el cierre Norte de la M-50, que contempla la ejecución de un túnel bajo El Pardo, que no tuvo el consentimiento de la anterior ministra, Magdalena Álvarez. Sin embargo, Blanco ha explicado que no pondrá objeciones una vez que la Comunidad de Madrid "está en disposición de introducir las modificaciones oportunas, sobre todo, desde el punto de vista medioambiental".

En cuanto al Plan de Cercanías, Blanco ha señalado que supondrá "modernizar y extender una red que recorre todo el territorio de la Comunidad de Madrid para mejorar su eficiencia y facilitando un servicio de más calidad para los ciudadanos".

"Comprometerse con las Cercanías es comprometerse con los ciudadanos que viven en los municipios de la periferia de la Comunidad, y reforzar la cohesión social", ha manifestado el ministro, quien también ha recordado que impulsar el ferrocarril frente al coche ayuda a fomentar la movilidad sostenible y a reducir la emisión de gases contaminantes, una "prioridad" para el Ministerio que ya se recogió en el Plan Estratégico de Infraestructuras.

En este punto, Aguirre ha recordado que este plan ha sido anunciado hasta en siete ocasiones, con lo que confía en que esta vez sea la definitiva. Además, ha apuntado que la Comunidad de Madrid no tiene intención de entrar en la gestión de las Cercanías, "a diferencia de otras comunidades autónomas", sino que su objetivo es participar en la planificación y construcción de su infraestructura.

Fomento se reconcilia con Madrid
Comentarios