#TEMP
miércoles 25/5/22

Falcon, un espejismo electoral

Los líderes y los candidatos siguen enzarzados con el asunto del avión militar que utiliza Zapatero para ir a mítines. Quien más jaleo arma es el PP pero el asunto puede volverse en su contra. Rajoy y Trillo también cayeron en la tentación cuando estaban en el Gobierno.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.5.2009

El PP parece haber encontrado la fórmula que le permite arremeter contra el Gobierno y el PSOE orillando otros asuntos que podrían resultarle mucho más incómodos: la política económica, sobre la que hasta la fecha no parece que tenga nada que aportar, y la corrupción, sobre la que sí podrían hablar y mucho los numerosos cargos elegidos con sus siglas que se encuentran imputados.

El cabeza de lista, Jaime Mayor Oreja, no está dispuesto a soltar la presa y hoy ha vuelto a referirse al asunto, en una entrevista en Antena 3, para negar que él, cuando fue ministro del Interior, utilizara un avión del Ejército para desplazamientos que no fueran los obligados por el desempeño de su función. "Yo jamás utilicé un avión del Estado para un acto privado o político del PP en aquella fecha", ha dicho Mayor Oreja. ”Si Zapatero los utiliza por razones de seguridad, lo que debe hacer es pagar ese viaje”.

El candidato ha añadido que el resto de dirigentes europeos viajan siempre en vehículo oficial pero pagan sus facturas cuando se trata de actos de partido. Un criterio que según Mayor Oreja se impondrá en el futuro. A su entender, si el presidente del Gobierno hubiera pagado sus viajes de campaña en un Falcon "seguro" que lo habría reconocido.


La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha sumado a las críticas asegurando que su partido va a seguir denunciando en la campaña electoral de las europeas lo que ha calificado de comportamiento "inaceptable en momentos de crisis" del presidente del Gobierno. "La actitud del presidente del Gobierno enorgulleciéndose y envalentonándose, con una soberbia indescriptible, nos parece incalificable", ha afirmado De Cospedal.

Lo que ni el candidato ni la secretaria general tenían en mente en el momento de lanzar sus acusaciones es que el 9 de mayo de 2003, en plena precampaña de las elecciones municipales y autonómicas, Mariano Rajoy, en aquel momento vicepresidente del Gobierno, utilizó un Falcon del Ejército español para desplazarse desde Madrid a Baleares, en donde participó en un mítin y en una rueda de prensa del PP. La noticia ha sido facilitada por la Cadena SER, que se apoya en los archivos de seguridad de Moncloa y en el registro del Grupo 45 del Ejército del Aire, que es el que presta servicio a las autoridades del Estado.

En aquella misma campaña electoral, añade la cadena de radio, el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, se desplazó al menos 10 veces en aviones Falcon del Ejército; tres de ellas en los últimos días al aeródromo militar de San Javier, en Murcia, su provincia natal.

Mariano Rajoy lo ha admitido, aclarando que viajó el 9 de mayo de 2003 a Palma de Mallorca en calidad de vicepresidente del Gobierno para asistir a un acto oficial, la reunión del Consejo de Administrador de Patrimonio Nacional. Después de este encuentro de trabajo, el entonces vicepresidente dió una rueda de prensa en el PP balear y asistió a un acto electoral en Pollena. En el viaje, estuvo acompañado del que fue alcalde de Madrid, José María Alvarez del Manzano, porque este era consejero de Patrimonio Nacional.

DOBLE MORAL PARA ENTURBIAR LA CAMPAÑA

A propósito del derroche que Zapatero estaría cometiendo a costa del erario público, el cabeza de lista del PSOE a las elecciones al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, ha recordado que los socialistas "no dijeron ni una sola palabra" cuando se celebró "una boda" en San Lorenzo del Escorial (Madrid) en la que "se derrocharon y despilfarraron muchísimos recursos", haciendo alusión, aunque sin mencionar, el matrimonio de Ana Aznar, hija del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

En declaraciones a TVE, el candidato socialista ha señalado: "Todo el mundo puede recordar que en este país hubo una boda en El Escorial en la que se derrocharon y despilfarraron muchísimos recursos públicos y los socialistas no dijimos ni una sola palabra, entre otras cosas, porque la cuestión se revelaba por sí sola".

López Aguilar ha cargado contra "la desfachatez, la doble moral y la desvergüenza" del PP que "intenta enturbiar, ennegrecer y emborronar" la campaña electoral y no hablar sobre sobre Europa, ante las elecciones del próximo 7 de junio. Y ha recordado que los responsables autonómicos del PP viajan en coche oficial y subrayó que los políticos deben obedecer las medidas de seguridad. "Pone de manifiesto su doble rasero que, a mi juicio, es la peor forma de injusticia". Este doble moral refleja, en su opinión, la "hipocresía" y "cobardía moral" del principal grupo de la oposición. "¿Creemos que ayer Mariano Rajoy se desplazó en su vehículo o en el de un amigo por las islas Canarias?", se preguntó para lanzar al aire otras preguntarse: "¿Es que creemos que cuando van de la sede del partido, del cuartel general al lugar donde se celebra el mitin o el acto electoral están desplazándose en el vehículo de un amigo o en un vehículo particular?"

Falcon, un espejismo electoral
Comentarios