sábado 27/11/21

Esperanza Aguirre pretende dejar KO a su rival,Tomás Gómez, en el primer asalto

¿A qué responde la furibunda campaña iniciada por el PP de Madrid contra el candidato socialista a las elecciones autonómicas? ¿Se deberá al estado de nervios por la gran movilización que han generado las primarias? ¿Por qué si no la ‘lideresa’ ha instado a los suyos que no se duerman en los laureles porque el exceso de confianza es su mayor enemigo?
NUEVATRIBUNA.ES 08.10.2010

El PP de Madrid ha esperado pacientemente a que pasara la refriega por las primarias socialistas en Madrid para sacar toda su artillería pesada contra el PSOE e iniciar así una virulenta campaña de ataques al candidato Tomás Gómez cuando todavía faltan siete meses de que se celebren las elecciones autonómicas. Será porque no las tienen todas consigo pese a que las encuestas siguen dándoles la victoria si bien algunos sondeos reflejan la posible pérdida de la mayoría absoluta, una buena baza de la izquierda para arrebatar el poder a Esperanza Aguirre.

La presidenta madrileña no ha perdido ni un solo minuto para seguir siendo ella la protagonista de todos los saraos. El primer intentó fue el pasado domingo por la noche cuando llamó por teléfono a Gómez para felicitarle por su victoria en las primarias pero la artimaña no le salió como ella había esperado. El secretario general del PSM no mordió el anzuelo y se negó a ponerse al teléfono lo que después ha sido utilizado por la propia Aguirre que bromeó diciendo que si el socialista no le ha devuelto la llamada será “porque aún sigue la rueda de prensa”.

Pero, la “maestra del espectáculo” como la ha calificado el secretario de Comunicación y Estrategia del PSM, Eduardo Sotillos, no se da por vencida y tras este primer intento por ningunear a Gómez, ha lanzado a sus dos vicepresidente, Francisco Granados e Ignacio González, para poner de vuelta y media al candidato socialista. Con ese propósito, han pretendido airear un presunto caso de prevaricación en Parla, cuando era alcalde el secretario general del PSM.

Se trata de una misteriosa denuncia llegada vía fax a la sede socialista de Callao en plena campaña de las primarias. El tema salió a relucir en la rueda de prensa de Ignacio González este jueves tras la reunión del consejo de Gobierno. El vicepresidente instó a Gómez a “clarificar” este asunto después de que “se ha llenado la boca muchas veces de que había que ejemplificar en estas cosas”. La respuesta tampoco tardó en llegar por parte de Sotillos que instó al número dos de Aguirre a informarse bien antes de lanzar acusaciones de este calibre.

Tras este episodio, el PP ha pasado a atacar a Gómez utilizando a Zapatero, lo que viene siendo habitual en el machacón discurso de Aguirre. Dirigentes como Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón han seguido esta estrategia para asegurarse el respaldo electoral con la teoría de que el presidente del Gobierno es el primer enemigo de los madrileños y sus políticas las más dañinas. Con ese gancho, Granados acusó este viernes al candidato socialista de “mentir” cuando hablad e crear 150.000 empleos en Madrid: “Parece que tiene la fórmula de la Coca Cola. Lo que no sé es por qué no se lo va adelantando al presidente del Gobierno. Si la tiene, nosotros encantados de que la cuente y nos saque de esta situación”.

Pero Granados quiso meter aún más el dedo en el ojo avivando los rescoldos que han dejado las primarias en las filas del PSM. En esa línea, ha llegado a acusar a Gómez de haber realizado “una depuración sistemática e implacable” cuando llegó al Ayuntamiento de Parla y a la Secretaría General del partido, avisando así a los que han apoyado a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que no estén “nada tranquilos” con las propuestas de unidad e integración lanzadas estos últimos días por la dirección del PSM.

Y todo esto en el primer asalto en la que ya se anuncia como una larga y reñida precampaña electoral en la que se enfrentarán a cara de perro Tomás Gómez y Esperanza Aguirre. Por si acaso las cosas se le tuercen demasiado, la presidenta ha lanzado un mensaje en clave interna al asegurar que su “peor enemigo” es “el exceso de confianza”. Y es que, si bien es cierto que los sondeos siguen favoreciendo al PP, el partido de la derecha no es ajeno a la gran movilización que han supuesto las primarias para la militancia socialista en Madrid, lo que a su vez puede repercutir en su potencial electorado.

Esperanza Aguirre pretende dejar KO a su rival,Tomás Gómez, en el primer asalto
Comentarios