<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 18.08.2022

España seguirá en Afganistán

"Hasta que el país deje de ser una amenaza para la seguridad" internacional, ha dicho el presidente del Gobierno durante su comparecencia monográfica sobre Afganistán en el Pleno del Congreso. La zquierda le ha reclamado un calendario de retirada de las tropas españolas.
> ¿Debe salir España de Afganistán?
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.9.2010

José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado hoy en el Congreso que hasta el momento han sido detenidas cuatro personas relacionadas con el asesinato de dos guardias civiles y su traductor en la base española de Qala i Naw, en Afganistán. Además, ha afirmado que no se parará hasta que los responsables caigan en manos de la justicia y paguen por los "terribles" asesinatos ocurridos el pasado 25 de agosto.

Un chófer de la Policía afgana asesinó a dos guardias civiles, el capitán José María Galera Córdoba y el alférez Abraham Leoncio Bravo Picallo, para los que trabajaba, y su traductor, español de origen iraní.

Zapatero ha subrayado que las tropas españolas deben permanecer en Afganistán "hasta que el país deje de ser una amenaza para la seguridad" internacional pero se ha comprometido a trabajar "con eficacia y en todas las dimensiones del conflicto para que la misión concluya cuanto antes". "Nuestra determinación al respecto es firme e inequívoca", ha dicho y ha asegurado que las tropas internacionales, amparadas por la ONU y en el marco de la OTAN, seguirán en Afganistán hasta que el país pueda hacerse cargo de su propia seguridad.

No obstante, ha reconocido que la misión "no puede tener una duración indefinida". Así, ha adelantado que en la próxima Cumbre que la OTAN celebrará en Lisboa en noviembre se estudiará "cómo y cuando" se hará la transición. El presidente afgano, Hamid Karzai, ha afirmado que para el año 2014 el ejército afgano debería ser capaz de liderar sus operaciones. "Seguiremos haciendo todo lo posible para que pronto llegue el día en que nuestras tropas puedan abandonar el territorio afgano con la plena satifacción del deber cumplido", ha destacado Zapatero.

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, le ha recriminado que no diga "la verdad" sobre la misión de Afganistán, máxime cuando "todos los que están" en el país asiático hablan de una guerra. "Si no se perciben con claridad los objetivos, los valores que defendemos y las amenazas a las que se enfrentan nuestros soldados ¿cómo vamos a pedir a la opinión pública que apoye una misión que ni siquiera entiende porque no se le explica con claridad?", ha enfatizado Rajoy, tras dejar claro que esta misión cuenta con el apoyo del PP.

Tras asegurar que esa "tarea pedagógica" corresponde al jefe del Ejecutivo, el líder de la oposición ha pedido a Zapatero que diga "la verdad", como se ha hecho en los demás países europeos con tropas en la zona. "Todos los que están allí, salvo usted, dicen que es una guerra y que estamos metidos en ella", le ha espetado, para insistir en su exigencia de "claridad".

CiU Y LA IZQUIERDA, LOS MÁS DUROS

"Hay que hablar sin miedo de cómo se va a acabar la guerra en Afganistán", ha subrayado el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, antes de remarcar que tanto Reino Unido como Pakistán quieren "una negociación" con los talibán como vía para solucionar el conflicto bélico, mientras en Estados Unidos no existe, a su juicio, una posición "unánime". Duran i Lleida ha acusado a Zapatero y a la ministra de Defensa, Carme Chacón, de haber "disfrazado permanentemente" la "realidad" que se vive en el país asiático.

Tras incidir en que "el país no ha dejado de ser un santuario de los terroristas" ni se ha evitado que "el extremismo" se extienda a Pakistán, ha remarcado que la misión de la OTAN y la de Estados Unidos están "fracasando" y el país asiático "no se estabilizará nunca" en el modo en que pretendía la comunidad internacional. "Lo de la democracia en todo el mundo no acaba de funcionar", ha dicho. "No se trata de salir deprisa y corriendo", ha argumentado, para después emplazar al Gobierno a que defienda que la Unión Europea tenga una posición común sobre la presencia militar en Afganistán y, una vez conseguido ese consenso, se coordinen con Estados Unidos y la OTAN para abordar una negociación con los talibán. "La solución pasa por la negociación", ha recalcado.

La intervención del portavoz de CiU ha sido una de las más críticas con la gestión del Gobierno en relación a la misión española en Afganistán, junto a las de los portavoces de PP, ERC, BNG, UPyD y Nafarroa Bai, que han pedido un calendario para la retirada de nuestras tropas.

El diputado de IU-ICV, Gaspar Llamazares, ha emplazado al Ejecutivo a impulsar un "cambio de estrategia política" en la misión y le ha insistido en que marque un plazo de retirada cuanto antes. A su juicio, la misión de las tropas internacionales ya ha provocado "un número insoportable" en "tributo de vidas" en el marco de "una guerra perdida". Además, ha remarcado que el balance económico de la operación militar en Afganistán también es "insoportable" y ha asegurado que el Departamento de Defensa estadounidense ya ha reconocido que Afganistán es "una guerra prácticamente perdida".

En línea similar, Esquerra, el Bloque Nacionalista Galego y Convergencia i Unió han manifestado sus diferencias con el Ejecutivo por el modo en que se desarrolla la misión militar como por la situación del país asiático y de su población, por las bajas civiles y por el aumento del terrorismo.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha subrayado que la reconstrucción del país se ha convertido en "francamente inviable" y ha reclamado a Zapatero "una estrategia clara de salida de Afganistán", con "un calendario claro". En su opinión, la misión actual requiere "una explicación nueva" por parte del Gobierno porque han cambiado las circunstancias de la misión y la situación del país. Además, Ridao ha reconocido que la operación militar no es fácil y ha subrayado que el trabajo de las tropas, "bajo mandato de la OTAN", se ha convertido en "apuntalar por la fuerza" el país asiático. Ridao ha reclamado que apueste por "una estrategia política" y presente "de inmediato" un "calendario de retirada ordenada y segura".

La diputada de Nafarroa Bai Uxue Barkos ha reclamado a Zapatero que apueste "políticamente" por retirar de Afganistán "los recursos de seguridad" --en referencia a los militares-- y ha subrayado que el opio y Al Qaeda sigue siendo "el motor" del país asiático. Tras incidir en que "el coste de vidas" y el "coste económico" no justifican la misión española, Barkos le ha pedido a Zapatero que "no cometa" en Afganistán, "los mismos errores" que José María Aznar con Irak.

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Diez, ha exigido al Gobierno que diga "la verdad" sobre "por qué" los "soldados" españoles arriesgan su vida "en misiones internacionales" de mantenimiento de la paz. En su opinión, explicar las operaciones de paz es "la mejor manera" de rendir tributo a los militares que pierden la vida en acto de servicio en el exterior.

El portavoz de PNV, Josu Erkoreka, ha asegurado, por su parte, que la misión militar en Afganistán ha registrado algunas "fallas" y que las Naciones Unidas también son "mejorables" pero ha incidido en que no se debe producir una retirada.

Por parte de Coalición Canaria, el diputado José Luis Perestelo ha criticado al Ejecutivo por considerar que "la percepción" de la misión que tiene la opinión pública es cada vez más la de "un conflicto bélico", en lugar de una misión de seguridad y de paulatina transferencia de las competencias de Gobierno al Estado afgano.



España seguirá en Afganistán
Comentarios