martes 22/9/20
ENTREVISTA A JOSÉ ANTONIO MORENO

"Los electores no entenderían que hubiese fuerzas no dispuestas a sumar para facilitar un cambio político"

Por Isabel G. Caballero | El candidato a las primarias de IU para la Comunidad de Madrid defiende que su formación “es imprescindible para articular cualquier proyecto de transformación política desde la izquierda”. (Fotos: Prudencio Morales).

José Antonio Moreno en su despacho. Fotos: Prudencio Morales.
José Antonio Moreno en su despacho. Fotos: Prudencio Morales.

Abogado de profesión, afiliado desde los 14 años al PCE y a IU, vocal en la junta del distrito de Salamanca, asesor de CCOO en materia de inmigración, defensor de la Memoria Democrática y fundador del Foro por la Memoria, José Antonio Moreno, de 46 años, reivindica su legado familiar de lucha antifranquista encarnado por su abuelo fusilado por Franco. Se autodefine como un soldado de infantería, un militante de base que aboga por la convergencia para lograr el cambio en Madrid. El próximo 30 de noviembre medirá sus fuerzas en unas primarias abiertas frente a otros dos candidatos de IU para encabezar la candidatura a la Comunidad de Madrid.


Isabel G. Caballero | Nuevatribuna | ¿Qué te ha empujado a dar la batalla por la candidatura de IU a la presidencia de la Comunidad?

Es responsabilidad de IU canalizar el cambio por la izquierda y para la izquierda, sin matices, sin complejos y sin perfiles

José Antonio Moreno | Es una candidatura colectiva. El primer elemento que nos empuja es el compromiso. Los hombres y mujeres que integramos la candidatura ‘Compromiso Colectivo’ entendimos que era el momento de dar el paso adelante, en un momento muy complejo pero tremendamente apasionante. Complejo, porque se está articulando una mayoría social de cambio y es responsabilidad de IU canalizar ese cambio por la izquierda y para la izquierda, sin matices, sin complejos y sin perfiles. Somos una candidatura de IU, somos una candidatura para IU y por IU. Con ese perfil nos presentamos, y a diferencia de otras candidaturas que pueden tener perfiles más matizados, nosotros somos de izquierdas. Asumimos el compromiso con tremenda ilusión, tremendo orgullo de compañeros y compañeras que respaldan nuestra candidatura, activistas, afiliados, militantes, simpatizantes que, en un momento concreto, deciden respaldarnos.

Hasta ahora IU no se había embarcado en un proceso de primarias. ¿Cómo lo afrontas?

El proceso de primarias tiene muchas variables, todas en positivo. En primer lugar creemos que IU capta el mensaje de la ciudadanía de que es necesario otro método de elaboración política en el seno de las organizaciones. IU se abre en canal, salimos a pecho descubierto a la sociedad, para que participe en la elección de nuestros cabezas de lista y nuestro candidatos, al Ayuntamiento de Madrid, en este caso, donde concurro con Raquel López, y a la Comunidad de Madrid y en muchos municipios donde las asambleas locales así lo decidan también con primarias abiertas. Con esto estamos dando respuesta a esa exigencia lógica de la sociedad de participación democrática, de transparencia en el funcionamiento interno de los partidos políticos. Otro elemento positivo es que IU de la Comunidad de Madrid es centro mediático (para bien en este caso) puesto que estamos ofreciendo una imagen de transparencia y participación democrática. Y luego, otro mensaje importante, la unidad de la organización está garantizada porque el coordinador general [Eddy Sánchez] no se presenta pero es, como él refiere, el de todos. El proyecto político de las tres candidaturas que concurrimos debe ser el mismo, pero evidentemente la pluralidad de IU demuestra que hay tres candidaturas que lo que trasladan son tres métodos diferentes de aproximación a ese programa político que es el mismo.

Pero IU en Madrid lleva años dividida, enfrentada por las distintas corrientes. Hace pocos días se produjo un nuevo enfrentamiento sobre la fórmula para la convergencia. ¿Piensas que las primarias servirán para fortalecer la unidad interna de la federación?

Yo siempre digo que después del 30 de noviembre viene el 1 de diciembre y no es baladí esta afirmación. Creo que efectivamente hay una cultura cainita en el seno de IU de Madrid, de clanes, familias, tribus, que yo no comparto y, es más, ni me adscribo, pese a que me quieran adscribir, no me adscribo a ninguna familia, mi familia es la sanguínea, aunque muchos lo pretendan, porque ya se etiqueta uno y se pretende clasificar incluso y categorizar su discurso político. Yo soy lo que llaman en derecho ‘tertium genus’, un elemento ajeno. Soy una persona normal, un militante de infantería, de base, sin proyección mediática ni respaldo institucional. Esa ruptura tiene que acabar, primero, porque es imprescindible, porque es inaceptable una cultura clánica, tribal, sectaria y porque además es crucial tener lealtad a un proyecto concreto más allá de las vinculaciones, de lo que en IU llamamos sensibilidades. Si no somos leales a un proyecto, a un programa y a nosotros mismos, difícilmente se puede traducir a la sociedad una imagen de cohesión o coherencia política cuando en el seno de IU se dan comportamientos desleales.

Sin embargo, esas etiquetas o ‘sensibilidades’ como las llamas siguen existiendo. A ti mismo se te ha catalogado como el candidato oficialista.

Anda narices

Porque estás apoyado por la corriente mayoritaria, ¿eso te molesta?

A mí me hace mucha gracia, Ni me molesta ni me deja de molestar, me genera ironía. Me han dicho “el candidato del aparato”, y yo pregunto: ¿de qué aparato?, ¿del aparato mediático?, porque yo, aparato mediático no tengo ninguno; ¿del aparto institucional?, aparato institucional no tengo ninguno, no soy diputado, no he sido concejal, no salgo habitualmente en las tertulias televisivas ni se cuenta con mi imagen pública con una campaña de mercadotecnia diseñada ad hoc. Rechazo esos calificativos, los rechazo de plano, soy un  militante de base que estoy haciendo el camino a la inversa, desde lo privado hacia lo público, que no he pasado por diversas instancias de poder institucional, concejalías, Asamblea de Madrid, cargo político, yo nunca he tenido ningún cargo de representación. Cuando se decide respaldar mi candidatura para ‘Somos IU’, a la primera persona que llamo es a Tania Sánchez Melero, y el segundo es Julián Sánchez Vizcaíno.

¿Y cuál es la relación con los dos candidatos rivales?

Nuestra forma de entender la política e la lealtad y la cohesión interna y la mutua confianza entre compañeros

Con Tania tengo un trato impecable, es una bellísima compañera, una bella persona en el sentido de humanidad y con la que tengo buena relación. No nos conocemos a fondo porque no hemos compartido escenario, yo no estoy en los órganos de dirección de IU, no he compartido ejecutiva como ella, que ha estado en todas las ejecutivas y en todos los órganos de dirección de IU de Madrid desde hace muchos años. Con Julián Sánchez Vizcaíno también tengo muy buena relación a nivel personal y es una persona que respeto. Esa es nuestra forma de entender la política, la lealtad interna y la cohesión interna y la mutua confianza entre compañeros, que tengamos matices en cuanto al método de acercamiento a determinado proyecto político, sin duda, y eso es bueno, que no seamos monolíticos. Pero en IU no hay un dedo que designe a los candidatos como pasa en el PP ni hay unas primarias amañadas como pasa con el PSOE que se plantea un número de avales tan elevado que al final el candidato se proclama por aclamación. Somos diferentes.

Hablas de la proyección mediática, la de Tania Sánchez es…

Abrumadora…

¿No te da vértigo? Comparada con la tuya… Solo hay que ver su número de seguidores en Twitter, más de 62.000, mientras que los tuyos suman unos 500. ¿No te parece un hándicap para ti?

Allá cada cual con su comportamiento con lo que se supone que es un proceso de igualdad de candidaturas en un proceso de primarias con transparencia. Allá cada cual en el concepto que tenga de la ética en este tipo de procedimientos. Yo, José Antonio Moreno, no lo hubiera hecho así. Yo, en el momento que me proclamo candidato si hay otros dos candidatos que concurren conmigo, honestamente lo digo, me hubiese abstenido de acudir a medios de comunicación, porque estamos en un proceso de elecciones internas y por lo tanto eso yo lo interpreto como una posición ventajista. Pero evidentemente Tania tiene un espacio en los medios que ella ha luchado por mantener y que la proyecta pública y mediáticamente. Evidentemente, para nosotros que no tenemos proyección mediática, eso es hándicap, sin embargo nosotros -y te lo digo honestamente- creo que ganamos en el cuerpo a cuerpo porque creo que nuestra candidatura en el diálogo constante con afiliados y simpatizantes ganamos mucho. Y además un matiz: nosotros no creemos en la política como espectáculo, no creemos que la política se tenga que desarrollar en los platós de televisión y en las tertulias televisivas, creemos en la política en mayúsculas, como proceso de elaboración colectiva en entornos de reflexión participativa, y eso se tiene que producirse en la base, en asambleas, hablando, planteándonos preguntas, desde lo más peregrino a lo más sustancial, eso es la política, no unos debates más o menos apañados con posiciones preconcebidas, prejuiciosas, sí, muy mediáticos, muy espectaculares, pero nosotros creemos en una política con mayúsculas, una política con ilusión, no en la política como ilusionismo.

IU se juega mucho en las próximas elecciones y no parece remontar en los sondeos, no parece haber sabido capitalizar el descontento ciudadano ¿Crees que IU de Madrid podría estar en peligro de sufrir una ruptura, una escisión o incluso disolverse como algunas voces agoreras apuntan?

IU es imprescindible para articular cualquier proyecto de transformación política desde la izquierda, por la izquierda y para la izquierda

No, No es un escenario… Si alguien manifiesta eso veo que su posición es mediática o políticamente interesada. Desde luego no se percibe eso y además te emplazo a que pases por cualquier debate de los tres candidatos, los tres hablamos desde la lealtad a un proceso, a unas siglas, a una trayectoria y a unas perspectivas con IU como organización. IU es imprescindible para articular cualquier proyecto de transformación política desde la izquierda, por la izquierda y para la izquierda, no solo en la Comunidad de Madrid sino a nivel estatal. Evidentemente está habiendo varias formas de emergencia política, en este caso de los compañeros de Podemos, pero también hay otras formaciones políticas y organizaciones sociales en nuestro entorno y en el camino de la convergencia, que esperamos confluir con todas ellas a fin de articular lo que nosotros deseamos, un vuelco electoral en la Comunidad de Madrid para el año que viene en las elecciones, ese es el sentido de nuestra convergencia.

¿La fórmula ideal de converger es la de la coalición electoral?

IU no se va a diluir, no va a perder su identidad

La fórmula de la convergencia la marcan los órganos federales y lo que hizo la presidencia de IU de la Comunidad fue ratificar lo que ya había dicho la dirección federal. IU va a ir en escenario de convergencia, es imprescindible la convergencia, solos no podemos, en compañía de otros sí. Nos jugamos mucho, tenemos al alcance de la mano un hipotético cambio político en la Comunidad de Madrid para la izquierda, por lo tanto, la responsabilidad es inmensa, por eso damos el paso, nuestra candidatura, para aglutinar fuerzas de progreso, fuerzas de cambio que socialmente están ahí, que están exigiendo cambios, aglutinar esa mayoría política que en las próximas elecciones dé un vuelco electoral en la Comunidad de Madrid y en los ayuntamientos. Pero para eso, evidentemente IU no se va a diluir, no va a perder su identidad, primero porque no es justo, no tiene que ser así, nosotros tenemos bagaje, tenemos una experiencia, nos declaramos herederos de determinada tradición histórica, el ‘hilo rojo’ que decía Gabriel Celaya, que va desde la II República, pasando por la lucha contra el fascismo en la Guerra Civil, la lucha contra el franquismo y el papel que miles de hombres y mujeres hicieron durante la Transición para conseguir arañar al búnker franquista, que todavía estaba vivo a la muerte del dictador, un régimen de libertades y de garantías que fue el que se consiguió con la Constitución de 1978. En esa tradición del ‘hilo rojo’ democrático de izquierdas, IU es la evolución lógica y natural. Se ha visto desde el año 1978 hasta ahora. Porque para algunos, parece que desde 1978 a 2014 no ha habido nada, y ha habido mucho, ha habido participación política, primero el PCE y luego de IU, como elemento de cohesión de la izquierda real, transformadora de este país, y tenemos un bagaje impecable, con muchos errores, sin duda, con muchas disfunciones, también, pero es un bagaje que es imprescindible para articular una propuesta de izquierda, para transformar la sociedad española y madrileña.

En el escenario para la convergencia se abren varios sujetos, está la plataforma Ganemos, está Equo, y está Podemos, ¿qué posibilidades ves tú de converger con Podemos?

No lo sé, esa es la pregunta que nos hacen todos los medios, la convergencia es como el baile agarrado, se baila si los dos quieren, si uno no quiere no se baila. Todo el mundo nos pregunta y está bien que se nos pregunte porque somos la fuerza más seria, más cohesionada y más evidentemente articulada que existe ahora mismo en la izquierda española. Evidentemente tenemos esa responsabilidad. Nosotros ya hemos demostrado por la práctica y en nuestra teoría y en nuestros documentos y en nuestros posicionamientos que estamos a favor de la convergencia, por ejemplo en el ayuntamiento de Madrid hemos optado por la fórmula de Ganemos y en la Comunidad de Madrid queremos ir a fórmulas de convergencia, pero, claro, habrá que ver qué actores políticos. No solamente se trata de estar en la línea de la convergencia, sino que estamos esperando: primero, el posicionamiento ideológico de algunos actores políticos que están emergiendo; y segundo, conclusiones programáticas, propuestas concretas. Para los hombres y mujeres de ‘Compromiso Colectivo’ la convergencia es muy fácil hacerla en base a un programa, desde la izquierda, para la izquierda y por la izquierda. Nosotros elaboraremos nuestro programa y generosamente lo ofreceremos a espacios de participación colectiva, espacios de convergencia, para mejorar sin duda nuestro programa, pero será un programa de izquierda y sobre él es sobre el que tenemos que plantear los escenarios de convergencia. La convergencia sí, pero la convergencia para un fin que es el gobierno de la Comunidad de Madrid.

Pablo Iglesias ya ha esgrimido la frase que Anguita hizo famosa de “programa, programa, programa”. En definitiva, se puede dar el caso de que Podemos concurra por su cuenta y que en el escenario electoral se enfrente a IU, lo que puede fragmentar el voto de esa mayoría social, ¿no crees?

Estamos hablando de política ficción. Ya has visto que las circunstancias políticas cambian de día a día. Pero creo que eso no lo entendería la población madrileña, es decir una fuerza política como IU, está tendiendo la mano, está facilitando escenarios de convergencia y que se ha volcado de manera humilde y de manera individualizada con sus militantes, en la marea verde, en la marea blanca, en el movimiento sindical, en las huelgas generales, en las movilizaciones obreras, en las huelgas estudiantiles, que estamos demostrando que estamos a favor de la convergencia…, creo que el electorado madrileño y español no entendería que hubiese fuerzas políticas que no estuviesen dispuestas a sumar para facilitar un cambio político. Sería no solamente contraproducente sino malo para la política española porque estaríamos facilitando seguir manteniendo gobiernos de la derecha.

¿Descarta IU posibles pactos poselectorales con el PSOE en Madrid?

Es más sano el proceso actual, más democrático, más honesto. Es decir, que cuando tú vayas a votar, ya sepas la fuerza política con la que vas, con quién va a gobernar. Ahora ya sabemos con quién queremos gobernar en base a un programa. Que eso se fragüe…, esperemos que así sea y lo deseamos con todas nuestras ganas, ya está bien de costra casposa. Yo recuerdo el Madrid de Tierno Galván, recuerdo incluso con mi padre la ilusión que vivió en el 76 y del PSOE y esto que ahora algunas candidatas denostan, el espíritu del gobierno de izquierdas ‘partido comunista-partido socialista’: planificación familiar, escuelas de adultos, parques infantiles, el barrio de Villaverde alumbrado, canalización de las calles, asfaltado… Ese es el espíritu de la confluencia de izquierdas.

¿Qué le parece el paso dado por Cayo Lara anunciando que no concurrirá a las primarias para elegir candidato a la presidencia del Gobierno?

La decisión de Cayo Lara ha sido un poco precipitada

Es una decisión de impacto para un militante de base. Admiro a Cayo Lara personalmente y creo que se hizo cargo de la organización en momentos complicados y ha conseguido cohesionar en lo interno, en el ámbito federal a una organización diversa y compleja como es IU, pero creo que ha sido una decisión un poco precipitada. Da la sensación que determinadas cuestiones en IU están un poco precipitadas, hay que pararse de vez en cuando, valorar el contexto y tomar las decisiones previa reflexión. Con Cayo Lara he compartido muchos escenarios, principalmente en cuestiones de Memoria Democrática pero quizá desde el punto de vista de un militante de base ha sido un poco precipitada su decisión. Quizá deberíamos haber esperado un poco más, a ver cómo va evolucionando el contexto político, no tanto al albur de encuestas y estudios de opinión que son variables, tan variables como el momento que se formulan las preguntas concretas y en función de los fenómenos que están ocurriendo así como la hipotética influencia mediática que se está tomando en determinadas decisiones. 

El dirigente de Podemos, Íñigo Errejón ha dicho que la decisión de Cayo Lara se enmarcaba en el “plan renove” iniciado en la política española. ¿Qué te parece esta afirmación?

El PP es, hoy por hoy, el partido más anticonstitucional que hay en España

Hay determinados discursos de personas que están apareciendo en la escena política desde hace no poco, muy poco, que parece que vienen a descubrir la pólvora. La política en España no empezó en 2014 y para IU no empezó en 2014. Me preocupan determinados discursos antisistema o antirégimen calificando de régimen el régimen de la Constitución española del 78. Pues para mí, que tengo 46 años, el régimen que yo conocí fue el franquista, que fue una dictadura y lo que los españoles y especialmente la gente de izquierda conseguimos fue un sistema democrático a partir del año 1978 que costó sangre, sudor y lágrimas. No voy a hablar de los encarcelados, de los torturados, no voy a hablar de los reprimidos, de los estudiantes asesinados, de los abogados de Atocha, los que vivimos esos años tristes sabemos lo que costó recuperar un sistema de libertades democráticas arrancadas a un régimen en estertores, eso hay que ponerlo en valor. La juventud por sí misma no es un valor político que yo sepa, la regeneración democrática sin duda lo es. Valoro el empuje (lo decía Miguel Hernández, ‘juventud que no empuja, juventud que no arrastra, ni es juventud ni es’), valoro mucho el empuje de los jóvenes pero no creo que sea un factor determinante a la hora de elaborar políticas, la juventud se lleva en los corazones. En España han pasado muchas cosas, no se puede empezar a hablar de política a partir de 2014, no se puede tirar con esa facilidad el régimen democrático que claro que tiene deficiencias. Nosotros desde IU siempre hablamos que el Título VIII debía haber sido una articulación federal del Estado español, no el sistema autonómico que vemos que tiene disfunciones. Evidentemente, tenemos una Jefatura anacrónica que no nos vale porque desde IU nos proclamamos republicanos, qué mínimo que se pueda elegir democráticamente al jefe del Estado. Pero hay elementos en nuestra Constitución, no solamente la plasmación de derechos y libertades espectacular en una constitución moderna, sino el reconocimiento de los actores sociales, sindicatos y partidos políticos; o por ejemplo, artículos tan olvidados como la planificación pública de las políticas económicas, aquí los que han mantenido comportamientos anticonstitucionales han sido los gobiernos de la derecha que han desmantelado el estado de bienestar. Eso es responsabilidad de la derecha del PP que es, hoy por hoy, el partido más anticonstitucional que hay en España. Por lo tanto desde nuestra candidatura defendemos los valores de la Constitución del 78 y exigimos su actualización, su renovación, su puesta al día, incorporando elementos que la ciudadanía exige, ya no es la misma ciudadanía de 1978 que la del 2014, pero lo que no vamos a hacer es tirar el niño al agua sucia.

A ese desmantelamiento de los servicios públicos del que habla se une además la corrupción en la Comunidad de Madrid, muy ligada al PP con tramas como la Gurtel, Punica. ¿Cómo luchar contra esa lacra?

La Comunidad de Madrid tiene tres tristes records, y además traídos los tres por el PP, lo cual no es casualidad. Primero el record de la corrupción política que es consustancial al sistema capitalista. Pero además, el capitalismo, en este caso vinculado claramente al bipartidismo en la Comunidad de Madrid, también en el resto del Estado, ha traído unos sistemas endémicos de corrupción. La corrupción va a ir vinculada a otro record de la Comunidad de Madrid, que es el desmantelamiento de los servicios públicos, por qué, porque si yo desmantelo servicios públicos para privatizarlos, en la privatización me llevo la tajada, me llevo la mordida, me llevo el margen, el porcentaje de beneficio propio extraído de esa corrupción. Y el tercer record es el desempleo, tenemos un 18% y eso es un resultado que está en el debe de Ignacio González y de Esperanza Aguirre que no han sido capaces de generar tejido productivo en la comunidad de Madrid.

Precisamente ahí está el reto supongo, en cambiar el modelo que estalló con la burbuja inmobiliaria.

Un modelo caracterizado por una macrocefalia del sector servicios, servicios difusos con empleo de mala calidad y volátil y desde luego vinculado a la burbuja inmobiliaria de construcción, de grandes infraestructuras, de carácter viario principalmente, por ejemplo, los ejes radiales que han beneficiado a las grandes empresas pero que al final vamos a tener que pagar los madrileños. Esa economía especulativa de carácter volátil es la que nosotros queremos cambiar si llegamos al Gobierno.

Volvamos a la corrupción que al final ha salpicado a todos los partidos políticos, también a IU. La última polémica que ha habido es la decisión de la dirección federal de pedir la dimisión de todos los responsables por el caso de las tarjetas de Caja Madrid. ¿Cuál es tu opinión?

Nosotros hemos sido salpicados pero no estamos metidos en la piscina del fango de la corrupción

Frente a la corrupción estamos avergonzados porque hemos tenido un comportamiento de una persona concreta, de un infame [Moral Santín]. No es lo mismo que en una organización de hombres y mujeres honrados y leales haya un sinvergüenza a otras estructuras partidistas llenas de embaucadores, de falsarios o directamente aprovechados en los cuales surge de vez en cuando un hombre o una mujer honestos. Es decir, no podemos hacer de la anécdota la categoría. IU no tiene nada que ver con comportamientos casi institucionalizados de corrupción, me estoy remitiendo al auto del juez Ruz sobre la financiación ilegal del PP en la Gürtel, desde las obras de su sede, hasta campañas electorales, al único caso que IU de Madrid ha tenido. Dicho esto, no le quito importancia, pero me parece motivo de orgullo que a IU de Madrid la sociedad en su conjunto nos exija más transparencia y más limpieza porque eso significa que la sociedad madrileña no nos identifica con el resto de partidos políticos afectados por la corrupción hasta el cuello, nosotros hemos sido salpicados pero no estamos metidos en la piscina del fango de la corrupción. Está bien que la sociedad madrileña nos exija más responsabilidad, más limpieza y más depuración porque no somos como el PP y el PSOE ni estamos reaccionando de la misma manera. La respuesta ha sido impecable, entiendo, y me remito a las decisiones de mis órganos porque yo sí que soy orgánico y lo que se apruebe en un órgano lo respeto porque soy militante de una organización. Hay otros candidatos que aunque voten en determinados  órganos luego salen en los medios de comunicación diciendo cosas distintas a las que han votado, incluso hace años, me refiero al pacto de estabilidad de Bankia, gente que participó en la toma de decisiones que ahora se desmarca o pretende desmarcarse o pretende decir que estaba en contra. Lo que digo es que tenemos una gran ventaja que se ha tornado en desventaja. La gran ventaja es que las cabezas de los culpables, de estos infames, fueron cortadas hace dos años, en 2012 al señor Santín se le expulsa. La cuestión estalla porque IU presenta una querella, somos nosotros los que reventamos la caja, por lo tanto cuando estalla la cuestión, hace escasamente un mes, este señor ya no está en la organización. Hay gente que pide cabezas, pero no hay cabezas que cortar porque la persona ya estaba fuera. Se inicia un proceso de investigación interna, amplísimo, donde está pasando, por lo que tengo entendido, media organización desde hace muchos años, con luz y taquígrafos, y donde se están elaborando unas conclusiones, y donde la presidencia regional prácticamente por unanimidad acordó el mantenimiento de esa comisión a la espera de sus conclusiones definitivas y la exigencia del acta de diputado a la persona que en aquel momento tenía la obligación institucional de controlar a nuestros representantes institucionales. Por lo tanto, para mí, el comportamiento es intachable, que se esté utilizando bien mediáticamente o políticamente de manera interesada la hiperexigencia de responsabilidades a IU que no se están exigiendo en otros escenarios  locales, territoriales y de otros partidos políticos, entiendo que responde a otra lógica, pero desde el punto de vista interno orgánico, IU está haciendo lo que tiene que hacer y así lo ha visto el Federal que ha valorado que hay un proceso de investigación interna que tendrá que tener unas conclusiones y habrá que tomar las decisiones cuando esas investigaciones terminen.

¿Cuál es tu propuesta para la Comunidad de Madrid después de tantos años de gobierno de la derecha?

Para nuestra candidatura tenemos tres grandes ejes. El primero es el empleo. Yo sé que otras candidaturas parten de la ciudadanía, de afianzar la participación democrática, de mejorar los mecanismos de democracia, para nosotros es el empleo. En la CAM, la clase trabajadora es el actor fundamental, clase trabajadora que ni siquiera puede serlo, que muchas veces son mujeres que están trabajando en casa y no se les reconoce, clase trabajadora que se está quedando incluso sin prestaciones por desempleo, cuyo trabajo ni siquiera garantiza unas condiciones dignas de vida, porque trabajo significa en algunos casos también pobreza. Trabajo indigno, trabajo sin derechos, por lo tanto, nuestro eje fundamental en la Comunidad de Madrid es el trabajo. En segundo lugar, un paquete de derechos humanos -y no categorizo los derechos humanos, no hablamos de derechos sociales para nosotros derechos humanos son todos-, estoy hablando de derecho a la salud, no a la asistencia sanitaria, derecho a la educación, derecho a una renta básica, a una renta vital que garantice entre otras cosas que nadie se quede fuera del sistema por cuestiones de exclusión económica. Estamos hablando de pobreza energética, de niños con problemas de desnutrición. En cuanto a la vivienda tenemos idea de establecer mecanismos de control en los desahucios y que sean fiscalizados por una institución pública que caso a caso valore las condiciones de las familias que han sido puestas en la calle y evitar la salida de estas personas de sus domicilios. Y la tercera cuestión es la corrupción, mecanismos internos de los partidos políticos, hacia dentro y mecanismos externos, entre otros, fiscalización de las donaciones, de la financiación de los partidos políticos, fiscalización de las contrataciones de las administraciones públicas.

¿Es posible revertir, por ejemplo, el proceso de privatización sanitaria en Madrid?

Nosotros vamos a intentar revertir todos los procesos de privatización, no solamente en sanidad sino también en educación. Se puede hacer, porque se pueden extraer recursos económicos que la Comunidad de Madrid no ha querido extraer hasta ahora. Vamos a manejar variables de carácter fiscal en el tramo del IRPF que dispone la Comunidad de Madrid, vamos a eliminar las exenciones de actos jurídicos documentados y del impuesto de transmisiones patrimoniales que en la Comunidad de Madrid están tremendamente subvencionados por unas tasas prácticamente mínimas de carácter fiscal, porque benefician a la clase pudiente y dominante,  porque los trabajadores no hacen transmisiones patrimoniales, no hacen actos jurídicos documentados, lo hace quien lo hace y a esos son a los que se les ha quitado ese impuesto precisamente por una política de clase, el PP ha hecho política de clase dominante y nosotros vamos a revertir esas políticas desde el punto de vista fiscal. E instaremos al Gobierno del Estado a que recupere el Impuesto del Patrimonio y buscaremos mecanismos de financiación para la retrocesión de aquellos servicios públicos esenciales que entendemos que el PP no solo ha privatizado sino que han malbaratado.

¿Hablas de buscar financiación para compensar a esas empresas, de una auditoría?

Memoria Histórica tienen todos, la Iglesia Católica o el PP, pero Memoria Democrática la tenemos nosotros

Habrá que fiscalizar los contratos, con el panorama de corrupción lo que plantearíamos es auditoría de todos aquellos contratos. Tenemos el caso del hospital de Collado Villalba que se ha puesto en funcionamiento hace muy poco pero que ha estado parado dos años pagando una renta mensual la Comunidad de Madrid a la empresa que lo construyó. Habrá que ver qué se ha hecho con eso, luz y taquígrafos, si evidentemente ha habido un lucro indebido o un lucro cesante o qué ha pasado. Es un caso surrealista y por eso queremos revisarlo. No te digo plantear una causa general sobre toda la actividad económica que se ha producido en la Comunidad de Madrid en los últimos 20 años, pero en lo que afecta a los servicios públicos de carácter esencial -estamos hablando de sanidad y educación- claro que vamos a revisar los conciertos, los famosos hospitales de gestión privada. Aquí se ha jugado un doble lenguaje, se habla de educación concertada, es mentira, estamos hablando de educación católica, seamos honestos, la batalla política es una batalla de las ideas y las ideas se transmiten desde el lenguaje, aquí se nos ha vendido la moto desde tiempos de Felipe González de la famosa educación concertada; yo no conozco ningún colegio concertado que no sea católico, no religioso, católico. También vamos a promover políticas activas de laicismo.

El laicismo en España sigue siendo una asignatura pendiente

Total, y el feminismo, que es una política imprescindible. Tenemos que imbuir de feminismo, ya está bien de violencia machista, ya está bien de desigualdad de género, de publicidad que a mí me ofende, es imprescindible articular políticas de igualdad de género, de respeto a la mujer, recuperar el Instituto para la Mujer que el PP se cepilló y que era el único órgano de participación democrática de los colectivos feministas que hipotéticamente influían en las políticas de la Comunidad. Hay que hacer políticas de Memoria Democrática, tenemos el adefesio del Valle de los Caídos ahí, una nomenclatura fascista en los pueblos y ciudades de la región. Memoria histórica tienen todos, la Iglesia Católica o el PP, pero Memoria Democrática la tenemos nosotros que luchamos desde el 18 de julio del 36.

José Antonio Moreno nos muestra la imagen de la placa en recuerdo de Carrero Blanco.

"Los electores no entenderían que hubiese fuerzas no dispuestas a sumar para facilitar...