#TEMP
miércoles 18/5/22

2. Economía/empresas. La única referencia positiva de este apartado se refiere a la confianza en “Las pequeñas y medianas empresas (85% aprueba, frene al 12 % que desaprueba), precisamente por ser la parte “más vulnerable” del tejido productivo (“sequía” del crédito desde el Sistema Financiero, caída de la demanda interna por las políticas de ajuste, falta de estímulos a la inversión productiva…), además de ser la mayor fuente de empleo y con mayor cercanía y transparencia ante los ciudadanos.

Por el contrario, tanto “Los bancos” con un  90% que desaprueba (frente al 8% de aprueba), como  “Las multinacionales” con un 60% que desaprueba (frente al 32 % que aprueba) nos plantea algunas de las claves sobre los “responsables de la crisis”. O al menos, como en esta etapa tanto las “inyecciones de capital” desde la UE y desde el Estado a la Banca/Cajas de Ahorro, el tratamiento fiscal a las grandes empresas, los astronómicos sueldos de sus ejecutivos…aparecen como ese 1% que actúa contra el 99%. La economía especulativa, de casino… ha venido y viene actuando contra la economía real, productiva: En los Bancos, las multinacionales… se visualizan “los mercados” (con el apoyo del FMI/BCE, utilizando la política (UE, Gobiernos “tecnócratas”…) y las instituciones democráticas al margen o contra los ciudadanos. Además de las “puertas giratorias”, lobbies de presión…El tema de la corrupción es coherente plantearlo en este apartado: No hay corrompidos, sin corruptores. Según la última encuesta del CIS, es la principal preocupación de los ciudadanos (44,5%), después del paro (81,6%). Bancos, Infraestructuras, Inmobiliarias…durante la etapa del “boom”, han tejido “sucios lazos” con el poder político en los tres niveles de la Administración del Estado. En Enero de 2013, antes de aparecer el “caso Bárcenas”,  este resultado era de apenas el 17,7%. En marzo de 2012 la corrupción y el fraude sólo preocupaban al 12% de los españoles.

Es hora de plantear la necesidad de una Banca Pública (proveniente de las Cajas y Bancos saneadas con dinero público) que canalice crédito hacia las PYMES y la economía productiva, que genere empleo y riqueza social; de abordar una reforma fiscal más equilibrada entre las rentas del trabajo y las rentas del capital; de perseguir de forma eficaz el fraude, la evasión fiscal y los, paraísos fiscales. Seguro que los ciudadanos y ciudadanos aceptarían y verían como sus esfuerzos y sacrificios serían menos dolorosos y más eficaces y justos en la salida de la crisis y para el futuro de sus hijos y nietos.

En este epígrafe merece la pena considerar los datos del –Barómetro referidos a los Agentes Sociales (Patronal y Sindicatos) como actores sociales y económicos cualificados en nuestro modelo constitucional de Relaciones Laborales (artículo 7 de la C.E).. “La patronal” aparece con un 72% que la desaprueba (frente al 19% que aprueba) y “Los sindicatos” con un 70% que los desaprueba (y 26% que los aprueba). En “El Observatorio de la SER” aparecen con un 53% de mal/muy mal.

Creemos que estos datos son negativos por razones diferentes: a) la patronal, por estar más asociada (y beneficiada) de las políticas laborales y económicas más agresivas, (con el Gobierno del PP como “aliado natural”)  y b) los sindicatos por estar sometidos a un hostigamiento permanente, tanto mediáticamente, como a través de la reforma laboral y oras medidas “antisindicales” del Gobierno del PP, sin excluir la necesidad de un mayor contacto y participación de sus bases.

Pero, relanzar nuestra economía, apostar por la excelencia, la cualificación y un mayor valor añadido de nuestros productos… requiere, de forma urgente, retomar una Negociación Colectiva con contenidos para mantener unas empresas innovadoras y competitivas y un Dialogo Social  (tripartito) con el Gobierno para abordar el relanzamiento de nuestra economía con medidas que concilien crecimiento, empleo y derechos económicos y sociales homologables con otros países de la UE.

Encuestas: Alarmas…! (2): Economía/empresas