<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 07.12.2022

El PP se comporta en el Congreso pero niega que haya habido una llamada al orden

Hubo bronca pero con moderación y ante la advertencia de José Bono. La sesión de control al Gobierno en la Cámara baja se saldó con el habitual rifirrafe Gobierno-PP y la confirmación por parte de Zapatero de que en “breves semanas” habrá un impuesto especial para los más ricos, un avance que Rajoy calificó de “inquietante”.
> El PP se echa al monte
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 26.05.2010

El PP niega que diera instrucciones al Grupo Parlamentario en el Congreso para impedir que se repitiera el espectáculo dado por los senadores populares el martes durante la sesión de control al Gobierno en el Senado en el que corearon a gritos la “dimisión” de Zapatero.

Fuera o no así, el caso es que la sesión de hoy en la Cámara baja fue mucho más calmada aunque no exenta del esperado rifirrafe Zapatero-Rajoy y De la Vega-Sáenz de Santamaría. Y aunque hubo amagos de bronca en la bancada popular, José Bono terció dejando claro que sólo él, como presidente del Congreso puede interrumpir, si así lo estima conveniente, al orador.

”EN BREVES SEMANAS”, EL IMPUESTO PARA RICOS

El presidente del Gobierno confirmó que “en breves semanas” presentará una “figura impositiva” que afectará a las personas con mayor “capacidad económica” y que dejará exentos al “99,99 por ciento largo” de la población.

José Luis Rodríguez Zapatero respondía así al líder de la oposición, Mariano Rajoy, que le reprochó cambiar “demasiadas veces de opinión” y generar por ello “dudas” y “incertidumbre” por “el sinfín de declaraciones contradictorias” de los miembros del Ejecutivo y del PSOE sobre esa posible subida de impuestos. “Usted no puede cambiar de opinión porque usted no tiene ninguna”, le replicó.

Zapatero no precisó mucho más de esta nueva figura fiscal -“extraordinaria” y “temporal”, explicaban después fuentes del Gobierno en los pasillos del Congreso- que no afectará en ningún caso al IRPF. “El Gobierno está evaluando, dentro de las posibilidades del sistema fiscal, una figura que cumpla los objetivos marcados”, dijo.

Sin embargo, la respuesta no fue suficiente para Rajoy que le reclamó mayor concreción después del “inquietante” anuncio, ya que a su juicio, subir los impuestos perjudicará aún más al consumo.

”PÁJAROS DE MAL AGÜERO, AL ACECHO DEL BOTÍN ELECTORAL”

El debate de este miércoles sirvió de precalentamiento a la sesión que se vivirá el jueves para convalidar el decreto ley aprobado por el Gobierno para reducir el déficit. El enfrentamiento entre Gobierno y PP subió de tono en el turno de la vicepresidenta primera con su habitual cara a cara con la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría.

María Teresa Fernández de la Vega acusó al PP de actuar como “pájaros de mal agüero, al acecho del botín electoral” después de que Sáenz de Santamaría acusara al presidente de haberse quedado “sin ideas y sin ideología”, vaticinando que el “decretazo” será “el principio del fin” de su Gobierno y sugiriendo la convocatoria anticipada de elecciones: “Si pensaran de verdad en España haría tiempo que no estarían en el Gobierno, y si escucharan de verdad a la calles con muchísima más razón”.

En su turno de réplica, la número dos del Ejecutivo recriminó al PP por su “ceguera electoral” que “les tiene asilvestrados”, dijo en referencia a la bronca vivida un día antes en el Senado. “Actúan ustedes como la amenaza fantasma, nunca se sabe dónde van a estar, pero nunca están donde los partidos que tienen sentido de Estado”, afirmó De la Vega.

La vicepresidenta devolvió a la portavoz popular el reproche sobre la “desconfianza” generada por el Ejecutivo, desconfianza que, en su opinión, está dando un partido de la oposición que “sólo es capaz de montar algaradas y decir no a todo para obtener réditos electorales”.

De la Vega lamentó que mientras el Ejecutivo toma decisiones, Rajoy “come caracoles y dice que todo va mal”, y el PP “está de fiesta en Valencia, aunque no sé muy bien qué celebran”. También pidió a los populares que “se apliquen el cuento” en Madrid y Valencia, donde “son expertos en números rojos” y aguantar el “descaro” de sus presidentes, como Esperanza Aguirre que hace unos días afirmó que era “pobre de pedir”.

El PP se comporta en el Congreso pero niega que haya habido una llamada al orden
Comentarios