#TEMP
lunes. 15.08.2022

El PP quiere convertir la Asamblea madrileña en un búnker

La presidenta de la Cámara madrileña, Elvira Rodríguez, está estudiando impedir las manifestaciones a las puertas de la Cámara y la entrada de invitados en el hemiciclo para impedir que se reproduzcan escenas de airados trabajadores protestando por la política del gobierno Aguirre.
> El PP demanda a los parados
> Aguirre, acorralada
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 12.5.2009

La portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, criticó este martes el "aislamiento" al que está sometiendo el PP al Parlamento madrileño e indicó que ese camino "pone de manifiesto la falta absoluta de respeto por la institución que invocan pero que en su practica están contraviniendo".

"Desde el máximo respeto a la institución, en lo que no estamos de acuerdo es en que la vía por la que opte el PP frente a un drama de 2.000 familias trabajadores que pierden el trabajo sea la judicial y la del Código Penal", señaló Menéndez, quien apuntó que los "populares" lo "olvidan" cuando se les pregunta por los diputados imputados en el caso Gürtel. En su opinión, "eso es lo que el PP está tratando de ocultar y de echar tierra encima creando otros focos de atención".

"Si todas las soluciones para los trabajadores es llevarles a los juzgados, apañados vamos", indicó por su parte la portavoz de IU, Inés Sabanés, que destacó la "prepotencia" e " insensibilidad" del Ejecutivo de Esperanza Aguirre. Además, apuntó que "acudir al Código Penal en una especia de debate burocrático sin entrar al fondo de la cuestión es significativo". El diputado y coordinador de IU-CM, Gregorio Gordo, dijo que a medida que vaya avanzando el proceso, "IU-CM estará en todo momento apoyando a los trabajadores en los tribunales y donde haga falta". Tras ironizar con la "soledad" de los diputados del PP en los tribunales, destacó que si ellos recurren a la Justicia será "por causas radicalmente distintas a las que mueven a los diputados del PP".

Mientras, el portavoz del PP en el Parlamento madrileño, David Pérez, se mostró a favor de prohibir las concentraciones para el buen funcionamiento del debate parlamentario y dijo que el Grupo Parlamentario Popular es partidario de que las sesiones plenarias se celebren con "normalidad" y "respeto" para que se puedan defender los intereses de los ciudadanos. "Apoyo cualquier medida que garantice el normal desarrollo de las sesiones plenarias", apostilló. Y, de paso, aprovechó para reponsabilizar a la oposición de los altercados del pasado pleno, cuando trabajadores de varias empresas de la región fueron desalojados de la tribuna de invitados y se produjo una concentración a las puertas del Parlamento, que finalizó con lanzamientos de tuercas y petardos.

"Lo que no es normal es que PSOE e IU aplaudieran a unos señores que están violentando el Reglamento e impidiendo una sesión plenaria", consideró Pérez y añadió: "Siempre que hay bronca en la tribuna de invitados, la protagonizan invitados de PSOE e IU". "Debería haber merecido algún tipo de autocrítica", consideró y destacó que "a pesar de la gravedad de los hechos" ni PSOE ni IU han hecho autocrítica ni han reconocido "ninguna responsabilidad". Incluso, apuntó directamente al secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, como máximo responsable de esta situación. "Desde que él está al frente de la formación", aseguró, "se fuerzan al máximo las instituciones", y concluyó que "el PSOE está cruzando todas las líneas rojas del respeto institucional y al Parlamento".

El PP quiere convertir la Asamblea madrileña en un búnker
Comentarios