lunes. 17.06.2024

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha restado importancia al hecho de que el Gobierno de Mariano Rajoy recurra con frecuencia a los tribunales, en especial al Tribunal Constitucional, ya que, según ha dicho, "lo que no tenía ningún sentido" era la "política de brazos cruzados" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que se dedicaba a "mirar para otro lado" y "no gobernar".

Así se ha pronunciado Floriano, en una entrevista con Europa Press, al ser preguntado si al PP le preocupa ese incremento de la litigiosidad para resolver conflictos con otras administraciones. Así, por ejemplo, en estas últimas semanas el Gobierno ha presentado recursos ante el Tribunal Constitucional por la paga extra a los funcionarios del Gobierno vasco, la tasa judicial aprobada por el Gobierno catalán o el euro por receta que se aplica en esta misma comunidad.

Tras asegurar que el TC es un tribunal que "algunos autores lo llaman incluso casi como constituyente porque interpreta la Constitución", el dirigente del PP ha recalcado que el anterior Ejecutivo del PSOE "no gobernaba y dejaba que cada uno hiciese de su capa un sayo". "Ahora tenemos un Gobierno que gobierna y cuando se hacen cosas que salen fuera de la legislación, de la ley, pues toma la decisión de defender sus competencias", ha agregado.

Es más, Floriano ha subrayado que el Ejecutivo de Zapatero presumía de cumplir con su parte de déficit y "miraba para otro lado" con la del resto de las Administraciones Públicas, cuando a su juicio el Gobierno de España es el encargado de impedir comportamientos incorrectos en esa materia. "El Gobierno de Rajoy gobierna y dicta normas para que este país sea lo más gobernable posible, como la Ley de Estabilidad", ha enfatizado.

Dicho esto, ha asegurado que a él no le "preocuparía lo más mínimo" que se acuse actual Gobierno de aumentar la litigiosidad. "Si se trata de dilucidar las competencias, nos irán quedando las cosas muy claras. Lo que no tenía ningún sentido era la política de brazos cruzados de un Gobierno que no gobernaba sino que estaba dedicado a contemplar lo que los demás hacían y a reprochar al PP lo que hacían las CC.AA. en las que gobernaba, en lugar de como Gobierno tomar las decisiones que hay que tomar para que nadie tome decisiones fuera de la ley", ha rematado.

EXTRA EN EXTREMADURA: SI NO HAY ACUERDO SE RESOLVERA POR EL TC

En cuanto a la decisión del Gobierno extremeño de abonar la paga extra de junio alegando que es legal porque no la abona en diciembre, el dirigente del PP se ha mostrado convencido de que este asunto "se resolverá" y ha señalado que el Ejecutivo de Rajoy "tiene muy claras las ideas". "Creo que la Ley de Estabilidad es un asunto muy claro", ha apostillado.

"Cada uno en el ejercicio de su competencia, o en lo que cree que es el ejercicio de su competencia, toma las decisiones oportunas y, afortunadamente, el Estado de Derecho es el que, a través de sus tribunales, en este caso el órgano interpretativo que es el TC, tomará la decisión oportuna", ha declarado.

Preguntado entonces si el Gobierno llevará esta decisión al Constitucional, el responsable de Organización del PP se ha mostrado convencido de que se buscará un acuerdo con la Junta de Extremadura. "Habrá que tomar una decisión, primero por la vía del acuerdo y si no pues será por la vía del TC", ha precisado.

El PP justifica la litigiosidad del Gobierno en que no practica la política de "brazos...