#TEMP
jueves. 11.08.2022

El PP evita pronunciarse sobre si se plantea o no sancionar a Esperanza Aguirre

Génova ha optado por el silencio después del exabrupto de la presidenta de la Comunidad de Madrid, una decisión que Ruiz-Gallardón acata por "no perjudicar" al PP.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 01.02.2010

Génova está evitando a toda costa valorar las palabras pilladas a Esperanza Aguirre en las que califica de “hijoputa” a un compañero del partido en la batalla interna librada por el poder en Caja Madrid.

El comité de dirección del PP se reunía este lunes con el mal sabor de boca dejado por el exabrupto de la presidenta regional el pasado fin de semana.

A la reunión asistía, como es habitual, Alberto Ruiz-Gallardón, pero el mensaje oficial dado por la secretaria general María Dolores de Cospedal fue que este asunto no estuvo sobre la mesa.

Tampoco quiso valorarlo públicamente el alcalde de Madrid: “No voy a hacer ningún comentario que perjudique a mi partido ni sobre ninguna otra declaración”, se limitó a decir en declaraciones a los medios.

Varias veces fue preguntada Cospedal por este episodio en la rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva. Y varias veces se remitió a su explicación inicial: “Yo no voy a interpretar las palabras de otro” y “no voy a comentar una entrevista que yo no he hecho” fue lo único que dijo la número dos del PP en alusión a la entrevista de Aguirre publicada este lunes en el diario El Mundo y en la que pide públicas disculpas.

A ello se aferró Cospedal que preguntada sobre una posible sanción a la presidenta madrileña aseguró que ésta ya había pedido perdón por sus declaraciones.

La posibilidad de que se abra un expediente informativo se correspondería con la posición que ha seguido Génova respecto al vicealcalde Manuel Cobo sobre el que pesa un año de suspensión de militancia. El órgano competente consideró que las acusaciones del número dos de Gallardón suponen un grave perjuicio para el partido de la misma manera que el hecho de que Aguirre cediera un consejero en Caja Madrid a Izquierda Unida a costa de que el cargo no lo asumiera un hombre de confianza del alcalde: Fernando Serrano.

Lo que sí dejó claro Cospedal es que la competencia para elaborar las listas la tiene la dirección nacional del PP, en respuesta a la afirmación hecha por la presidenta regional mostrándose en contra de que Cobo repita en las candidaturas para 2011. Asimismo se manifestó acerca de si sus palabras significaban un mensaje a Aguirre: “No estoy lanzando mensajes sino todo lo contrario”, afirmó.

El PP evita pronunciarse sobre si se plantea o no sancionar a Esperanza Aguirre
Comentarios