#TEMP
miércoles 18/5/22

El líder del PSM descarta entrar en la carrera por la sucesión de Zapatero en 2012

"Mi compromiso es Madrid" asegura el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad. Acompañado durante un desayuno informativo por destacados dirigentes del PSOE que se postularon en su contra durante el proceso de primarias el líder del PSM niega haber pedido a Pedro Castro que no repita como cabeza de cartel en las municipales de Getafe.
NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO 29.10.2010

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, que apoyó la candidatura de Trinidad Jiménez en las primarias socialistas del 3 de octubre fue uno de los invitados en el desayuno informativo de Tomás Gómez celebrado este viernes en un conocido hotel de Madrid. El líder del PSM consiguió congregar a varios pesos pesados de su partido como Manuel Chaves y el presidente del Congreso José Bono y también a varios dirigentes que se postularon a favor de la ahora ministra de Exteriores pero su frío saludo con el ‘número dos’ del partido puso de manifiesto que los rencores no se han disipado del todo.

Rafael Simancas, Pedro Zerolo, David Lucas o Rutz Porta fueron algunos de los ‘trinitarios’ asistentes al acto organizado por Europa Press que también contó con la presencia del candidato a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzy, así como los que se han manifestado a favor de Gómez, dirigentes de la ‘vieja guardia’ como el ex alcalde de Madrid Juan Barranco, Matilde Fernández y el ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina.

Pero la presencia que más morbo despertó fue sin duda la del alcalde Pedro Castro, después de que Gómez le pidiera que no repitiera como candidato en Getafe en las elecciones municipales de 2011 según publicó el diario El País y según confirmaron varias fuentes a nuevatribuna.es. “Pedro Castro es amigo y vecino y es un magnífico alcalde”, aseguró Gómez, quien también afirmó -en presencia de un Pedro Castro con gesto muy serio- que “en absoluto” había formulado dicha petición.

El secretario general del Partido Socialista de Madrid quiere cerrar las heridas surgidas por su enfrentamiento con Ferraz al negarse a dar paso a Jiménez como cabeza de cartel lo que forzó la celebración de primarias y zanjar así la polémica y el enfrentamiento en las filas del PSM. “Siempre me he sentido cómodo con mi dirección federal”, manifestó y lanzó un mensaje de unidad y un llamamiento a todos los dirigentes y militantes de su partido para trabajar juntos con el objetivo de ganar al PP en los comicios del próximo mes de mayo. En este sentido negó que se esté produciendo una “caza de brujas” en el PSM: “Creo en la suma y en el esfuerzo colectivo, aquí no sobra nadie sino que falta mucha gente”, dijo, unas palabras que algunos de los allí presentes siguen poniendo en tela de juicio.

Gómez aprovechó para ensalzar la figura del nuevo secretario de Organización, Marcelino Iglesias -también presente en el acto-, al que calificó como “amigo de hace mucho tiempo” y del que recordó el primer consejo que le dio nada más asumir la secretaria general del PSM: “Consume mucho ‘almax’, mucho café, mucho diálogo, mucho acuerdo y suma a todos”, le dijo, y “es lo que he intentado hacer durante este periodo y lo que voy a seguir haciendo”, apostilló.

Los elogios también fueron dirigidos a Alfredo Pérez Rubalcaba pese a haber sido uno de los dirigentes más críticos con la actitud de Gómez. El líder del PSM le calificó de “magnífico ministro y magnífico vicepresidente” y justificó esas críticas separando “lo institucional” de “lo interno del partido”. En su opinión, todos los que hablaron en el seno del PSOE durante las primarias decían “lo que consideraban que era mejor” para el PSOE.

Sobre el resto de cambios en el Gobierno de Zapatero, Gómez calificó de “activos” al nuevo ministro de la Presidencia Ramón Jáuregui; a la de Medio Ambiente, Rosa Aguilar; y al de Trabajo, Valeriano Gómez, del que dijo tener algo en común ya que su nombre completo es Tomás Valeriano Gómez. A las que no citó fue a Jiménez ni a la nueva titular de Sanidad Leire Pajín.

Gómez no quiso desvelar quién será su ‘número dos’ –“cada momento tiene su afán”, dijo- y se autodescartó en la carrera por la sucesión de Zapatero. “Mi compromiso es Madrid”, afirmó después de manifestar que no tiene ninguna duda en que el presidente del Gobierno volverá a repetir como candidato en las Generales de 2012 y revalidará su cargo como jefe del Ejecutivo nacional porque “es el único escenario que se plantea” para el 99,9% de los socialistas “por dejar un margen de error”, manifestó.

El líder del PSM descarta entrar en la carrera por la sucesión de Zapatero en...
Comentarios