<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 03.12.2022

El interrogatorio a Matas cambia de sala para evitar posibles micrófonos

Se ha reanudado la declaración del ex presidente balear ante el juez con la protesta del abogado del ex presidente balear por "haberse vulnerado de manera intolerable su derecho a la defensa tras haberse filtrado las conversaciones telefónicas entre él y su cliente en los medios de comunicación".
> La esposa de Matas se niega a declarar
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.3.2010

El juez José Castro ha ordenado el cambio de sala en la que se está llevando a cabo el interrogatorio del ex presidente de Baleares, Jaume Matas, al sospechar la existencia de micrófonos distribuidos en la habitación, lo que explicaría la publicación este jueves en la prensa de parte de las declaraciones que se produjeron el miércoles.

El abogado de Matas, Rafael Pereda, ha protestado ante el juez alegando que ayer tomó unas notas sobre la declaración de su defendido cuyo contenido ha visto hoy fotografiado en un periódico. Además, según el letrado, un periódico digital publicaba ayer la declaración del ex presidente de Baleares según se iba produciendo.

Fuentes judiciales han explicado que debido a este hecho el interrogatorio se ha retrasado durante media hora, a fin de habilitar otra sala, de forma que todos los abogados, los fiscales anticorrupción y el juez, José Castro, se pudieran trasladar de la sala 5 a la número 6, en la segunda planta de los juzgados de Vía Alemania, en Palma.

La decisión del juez se ha producido pasadas las 9.30 horas cuando el ex presidente balear aún no había empezado a declarar, pese a que a las 9.00 horas ya se había personado en los juzgados. En la primera jornada de declaraciones, el pasado martes, el juez ya expresó su enfado a los numerosos abogados presentes en la vista debido a que algún letrado mantuvo el teléfono móvil conectado con el exterior de la sala, lo que permitió la filtración a tiempo real de las declaraciones.

Este miércoles, Matas ya prestó declaración durante seis horas en calidad de imputado en el caso Palma Arena, que investiga el elevado desvío de fondos en la construcción del velódromo. El ex presidente asumió este miércoles toda responsabilidad política pero se desvinculó totalmente de las presuntas irregularidades administrativas, de las que responsabilizó al ex director general de Deportes, Pepote Ballester. Matas se negó a responder a todas las preguntas basadas en las conversaciones telefónicas que mantuvo con sus abogados, que fueron pinchadas por la policía y que figuraban en una pieza secreta.

La estrategia de la defensa del ex presidente pasa ahora por aferrarse a la decisión adoptada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha anulado del sumario del caso Gürtel -la trama de corrupción masiva vinculada al PP- el grueso de las conversaciones grabadas en la cárcel entre los tres cabecillas de la trama y sus abogados.

Durante su declaración de este jueves, Matas ha continuado desvinculándose de las presuntas irregularidades cometidas en torno a la adjudicación de los distintos contratos de obra durante la construcción del velódromo Palma Arena, al exhibirle el juez numerosos documentos relativos a estas concesiones. El ex jefe del Ejecutivo balear ha negado, asimismo, haber intervenido en la propuesta de derribar un garaje ubicado en el solar del Palma Arena por un total de 100.000 euros.

En su día, el arquitecto inicial del Palma Arena, Ralph Schürmann, mostró su desacuerdo ante esta propuesta al aducir que el derribo sólo costaba la mitad. Asimismo, a este respecto ya se refirió el pasado mes de agosto una arquitecta, que ante el juez consideró una "locura" presupuestar 100.000 euros para proceder a esta actuación.

Matas continúa siendo interrogado sobre estos contratos, que presuntamente derivaron en el desvío de más de cincuenta millones de euros durante la ejecución de la considerada infraestructura estrella del PP.

El interrogatorio a Matas cambia de sala para evitar posibles micrófonos
Comentarios