lunes. 22.04.2024

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido de que nadie marcará "el ritmo" que se ha fijado el Gobierno en la política penitenciaria con los reclusos de ETA, en la que se aplicará la ley con "todo el rigor" pero también con "toda la generosidad" que permite la legislación vigente.

"Nadie nos va a marcar el ritmo, el camino que tiene trazado el Gobierno", ha alertado Fernández Díaz en su comparecencia ante la Comisión de Interior del Senado, en la que ha insistido en que la intención del Ejecutivo es impulsar una "reinserción individualizada" de los presos etarras.

El titular de Interior ha dejado claro que el Gobierno no va a permitir que haya "otro guión" que el que marca la normativa penitenciaria, que se aplicará con "todo el rigor" pero también con "toda la generosidad" que permite la legislación y bajo los principios de "inteligencia", "prudencia" y "discreción".

En este sentido, Fernández Díaz ha insistido en que ni ETA, ni la izquierda abertzale, ni ningún otro elemento interesado de forma directa o indirecta que, a su juicio, pretenda "contaminar el relato" de lo sucedido con el terrorismo de ETA, marcarán las políticas a aplicar por el Gobierno de Mariano Rajoy.

En este proceso, el ministro del Interior ha afirmado que las víctimas serán siempre una "prioridad" de su gestión y por ello ha anunciado que la única partida que no sufrirá recortes serán las ayudas a las víctimas del terrorismo.

SE RETIRARÁN ESCOLTAS A PARTIR DEL 1 DE ABRIL

Fernández Díaz también ha anunciado que el a partir del próximo 1 de abril su departamento llevar a cabo en el resto de España la reducción de escoltas iniciada ya en el País Vasco y Navarra.

Ha explicado que más de 1.500 personas tienen protección en toda España a lo que hay que sumar los cargos electos locales. Según ha dicho hay casi 3.000 efectivos de Policía y Guardia Civil además de uno 700 escoltas privados a cargo del Ministerio del Interior.

El ministro ha añadido que esto supone 160 millones de euros anuales, de los cuales hasta hoy 100 estaban dedicados en el País Vasco y Navarra.

"No se trata de una cuestión presupuestaria", ha explicado Fernández Díaz, quien ha admitido que "no se puede pasar por alto que ETA ha decidido un cese de actividad" y por ello se ha llevado a cabo esta reducción de escoltas que parte de "un análisis individualizado".

El Gobierno gestiona con cautela el cese de la violencia de ETA