#TEMP
lunes 23/5/22

El Gobierno confía en el "buen criterio" del TC

Zapatero, que se encuentra de visita oficial en Egipto, pide "calma" a la espera de que se conozca la sentencia sobre el Estatut. El ministro de Justicia reconoce la "complejidad técnica" del texto pero recuerda que la ley fue aprobada por la mayoría absoluta de los "representantes legítimos del pueblo español".
> Segundo aviso de Montilla al Constitucional
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 24.11.2009

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "calma" hasta que se publique la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de Cataluña y dejó claro que tiene "confianza en el buen criterio" del tribunal, mostrándose convencido de que una vez haya sentencia "las cosas discurrirán razonablemente".

El jefe del Ejecutivo se expresó así después de que el presidente de la Generalitat, el socialista José Montilla, haya advertido públicamente de que no renunciará a ninguno de los objetivos planteados en el Estatut, mientras las últimas informaciones publicadas en prensa apuntan a que el TC podría anular aspectos del texto como la denominación de "símbolos nacionales" para la bandera y el himno de la comunidad.

Zapatero llamó a la calma desde El Cairo (Egipto) en una rueda de prensa junto a su homólogo egipcio, Ahmed Nazef: "Nunca hago caso de las filtraciones, creo que es un mal método de trabajo", avisó, antes de señalar que ni siquiera sabe cuándo se emitirá la sentencia, que eso es algo que sólo sabe el Tribunal.

Acto seguido, dijo tener "confianza en el buen criterio del TC" y en el "sistema constitucional español". En su opinión, tanto "el desarrollo autonómico en general" como "las cuestiones que viene planteando Catalunya en los últimos tiempos" han seguido un "camino positivo" y esa "experiencia" de lo sucedido en los últimos años es lo que aconseja mantener la calma.

Zapatero recordó que hubo un "debate muy intenso" cuando el Estatut se tramitó en el Parlament, y finalmente se aprobó un texto que reconocía "amplio autogobierno" a Catalunya. También, recordó, "se oyeron muchas cosas" cuando se negociaba la financiación autonómica, y también ésta se aprobó "con buen resultado".

Por ello, emplazó a todas las fuerzas políticas a esperar a que el TC emita su sentencia, "lo primero lógicamente para respetarla" y también "para valorarla, cuando llegue el momento".

CAAMAÑO RESALTA LA “COMPLEJIDAD TÉCNICA” DE LA LEY

Por su parte el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, pidió "tranquilidad institucional" para que los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) puedan elaborar su sentencia con "sosiego" y recordó que deben pronunciarse sobre una ley de una importante "complejidad técnica" y que "ha sido aprobada y votada por la mayoría absoluta de los representantes legítimos del pueblo español".

En un desayuno informativo organizado por El Economista, el ministro de Justicia fue preguntado por las últimas informaciones que apuntan a que el alto tribunal va a declarar inconstitucionales algunos artículos fundamentales del texto y que han provocado fuertes críticas por parte del tripartito.

Caamaño respondió que, ante las "múltiples informaciones de distinta naturaleza" que se producen sobre el Estatut, "la única información que vale es la sentencia que en su día dicte el TC". Por ello, en su opinión, "sería bueno que el TC pudiese realizar su trabajo en contexto de tranquilidad institucional".

"Yo creo que lo que debemos hacer todos es dejar que el TC lleve a cabo su cometido, pueda trabajar como tienen que hacerlo los tribunales, con sosiego, desde la reflexión y que tengamos pronto una sentencia en la que nos dirá cuál es la correcta interpretación de la Constitución", afirmó el ministro.

Dicho esto, el titular de Justicia insistió en que hay que ser "conscientes" de la "complejidad técnica" del texto y de que se está "hablando de una ley que ha sido aprobada y votada por la mayoría absoluta de los representantes legítimos del pueblo español".

El Gobierno confía en el "buen criterio" del TC
Comentarios