viernes. 14.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES 28.10.2009

La opinión de Zapatero “vale muchísimo”, afirmó la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, tras ser preguntada en el Congreso por las declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero apoyando la candidatura de Rodrigo Rato a la presidencia de Caja Madrid. Aunque el presidente no tiene poder de decisión para elegir al sustituto de Miguel Blesa, su posicionamiento a favor del ex ministro de Economía del PP parece haber dado alas a Génova que ahora ve con más “optimismo” la posibilidad de llegar a un acuerdo con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Las palabras de Zapatero zanjan los rumores sobre el veto de La Moncloa al ex gerente del Fondo Monetario Internacional que han circulado estos últimos días y significan el descarte del aspirante Luis de Guindos, el supuesto candidato que en principio apoyaba el Gobierno.

"No me parece mal", dijo Zapatero en un corrillo con periodistas en el Congreso de los Diputados. El Gobierno, añadió, "no tiene una posición contraria a Rato". Sin embargo, al ser preguntado por Ignacio González como candidato a presidir Caja de Madrid, no quiso responder alegando que sólo realizaba el comentario sobre Rato dando a entender que es el que parece que más posibilidades tiene. "Sólo me pronuncio sobre Rato porque es el que parece más...", afirmó el presidente sin terminar la frase.

Antes de comentar sobre esta cuestión, Zapatero estaba hablando con los informadores, en tono distendido, del resultado del partido de ayer entre el Alcorcón y el Real Madrid, en el que ganó el primero por cuatro a cero. Al ser preguntado por los periodistas qué opinaba del 'partido' que se estaba disputando sobre Caja de Madrid, cambió el tono de la conversación y precisó: "ese me parece un asunto muy serio". Zapatero prosiguió afirmando que "nadie" debe convertir el relevo en la presidencia de una entidad financiera como Caja de Madrid "en un campo de batalla".

El jefe del Ejecutivo evitó responder directamente al ser preguntado qué opinaba del hecho de que Aguirre condicione un acuerdo en la Caja a que se sancione al vicealcalde Manuel Cobo, por las declaraciones que realizó contra ella el pasado lunes en una entrevista. No obstante, no ocultó que no le agradaba lo que estaba pasando y mostró su esperanza en que se resuelva "pronto" lo que acontece en torno a la Caja.

Al ser preguntado si el Gobierno podía intervenir de alguna manera, a través del Ministerio de Economía, el presidente respondió que el Ejecutivo no puede hacer nada en este caso y ya, con ironía, añadió que "el gobierno no tiene capacidad de influencia sobre el principal partido de la oposición".

Por su parte, Génova sigue negociando con Aguirre para cerrar un acuerdo. Tras suspender un acto por la tarde en Guadalajara, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, reanudó las conversaciones con Aguirre que a primera hora de la mañana afirmó que “todo sigue exactamente igual que ayer".

En el ayuntamiento de Madrid, el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón sometió a votación la continuidad de Cobo como portavoz por 19 votos en contra y 13 a favor. El vicealcalde se muestra dispuesto a acatar la decisión que finalmente adopte Rajoy.

El aval de Zapatero a Rato allana el camino para lograr un acuerdo en Caja Madrid