#TEMP
sábado 28/5/22

Echando de menos a Bibiana Aído

Apenas han pasado dos días desde que se conoció su cese como ministra y la desaparición del departamento que ha dirigido durante dos años y ya se la echa en falta gracias a los que tanto la han criticado desde su nombramiento al frente de Igualdad: los fascistas, intolerantes, machistas, misóginos y alentadores del maltrato hacia las mujeres...
NUEVATRIBUNA.ES - 22.10.2010

A todos ellos se refiere hoy Miguel Álvarez en su blog a propósito de las escandalosas declaraciones del alcalde de Valladolid sobre la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín. Recuerda que "este tipo, De la Riva, que llegó a la gran política de la mano de Ana Botella -ayudó a traer al mundo a uno de los hijos de José María Aznar- pertenece a ese género que tanto abunda en la España cañí". Y reprocha que "antes que De La Riva, han sido otros, los que desde medios escritos han hecho pretendidas gracias y chistes sobre Leyre Pajín y otras dirigentes socialistas. Llueve sobre mojado. Ussía y Antonio Burgos representantes de esa raza de españoles con pelo en pecho y miradas “castigadoras”, que tienen su ventanuca en La Razón y el ABC, han dejado deslizar si no afirmaciones tan explícitas, si bastantes parecidas a la del alcalde. Solo hay que sembrar desde una pretendida cultura y saber literario para que otros, más torpes y burdos, acaben soltando lo mismo".

En este punto, conviene recordar que la Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género ya denunció, a propósito de un artículo de Burgos sobre Leire Pajín, que "La crítica política no exime a los medios de comunicación de respetar el derecho a la intimidad y a la propia imagen de todas las personas, incluidas las mujeres que se dedican a la política. El último de estos episodios lo ha protagonizado el periodista Antonio Burgos, que ha venido a colmar la gota del vaso que tanto tiempo llevan llenado. Estamos hartas/os de Periodistas indignos. Nos parece indigno que un periódico como ABC publique chanzas insultantes, contra las mujeres en general y en particular contra la Senadora y Secretaria de organización del PSOE, Doña Leire Pajín. Antonio Burgos, desprestigia y hace un daño irreparable a su profesión, desprestigia a las instituciones y también a los medios en los que escribe".

Lo grave es que el episodio protagonizado por De la Riva se encuadra en una serie de actuaciones a cargo de "esa raza de individuos fascistas e intolerantes, que cada día que pasa tienen que hacer tremendos esfuerzos por acomodarse a las formas democráticas". No es un incidente aislado, sino el resultado de una campaña alimentada durante mucho tiempo por la caverna mediática que tampoco en este, como en tantos otros temas, parece dispuesta a dar su brazo a torcer.

Diego Cruz nos alerta: "No podemos estar dispuestos a esta deslealtad incívica, muy en contra y distante del papel para el que fueron elegidos; porque es del todo antidemocrático, de ahí que, si acaso le quedase algo de dignidad, tendría que presentar su dimisión. No caben las disculpas cínicas cuando, previamente, al lenguaje lo hemos cargado, concienzudamente, de munición y metralla intempestiva".

Pues bien, más grave aún es que Francisco Javier León de la Riva lleva en el cargo de alcalde de Valladolid desde 1995. En las elecciones municipales de 2007 logró revalidar la mayoría absoluta por cuarta vez consecutiva. Y eso a pesar de haber firmado abundantes exabruptos del estilo del que lanzó este miércoles contra Pajín como cuando mostró la intención de que Valladolid "dejase de ser la ciudad de las diez ‘pes’", en referencia a los "piojos", las "pulgas" y las "putas", o cuando censuró al propio Manuel Fraga, presidente de honor del PP, al sentenciar que "a determinada edad es mejor no hacer declaraciones". Por no mencionar cuando se encaró a un joven que le llamó fascista al paso de su comitiva. "Ven para acá" le retó, mientras entre dientes se refería a él como "hijo de puta". Más recientemente tachó de "impresentable" al ministro de Fomento, José Blanco, por decir que el PSOE había invertido más en seis años que Aznar en ocho. En la última campaña electoral de 2007, dedicó una coplilla a la candidata socialista y actual secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, que decía: "Valladolid tiene tren, Valladolid tiene tren, pero no tiene tranvía, si gobernara Soraya, ¡caramba! Ya tendríamos tranvía ¡Caramba! Pero como es mentirosa ¡Caramba! nadie se lo creería, ¡caramba! Y por mucho que prometa, ¡caramba! no ganara la alcaldía, ¡Caramba! A ganar...".

Como también dice Miguel Álvarez, "me pregunto, porque siempre hay que hacerse preguntas, lo siguiente: ¿Cómo es posible que estos tipos, como tantos otros que coleccionan mandatos por mayorías absolutas, sigan ganando elecciones? No esperen a la próxima en la esperanza de que eso no suceda. En este país vende la chulería, el tiráo o la tirá p´alante, tipo Esperanza, Miguel Ángel Rodríguez, Trillo, Lanzarote, De la Riva y Aznar. Nunca se han escondido siempre se han manifestado tal como son y a pesar de ello, pues ya ven… Estamos, casi, donde estábamos".

Como ha dicho el diputado de IU, Gaspar Llamazares, también en esto se ha podido ver "a la extrema derecha".

Y a todo esto, ¿qué dice el PP? Mariano Rajoy nada, como era de esperar. ¿Y las mujeres del PP? La secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, ha tachado las declaraciones de "lamentables", pero añadiendo que el autor "ha hecho muy bien en pedir perdón". En la misma línea, la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, ha calificado de "grosería impresentable" las palabras de De la Riva, pero acto seguido ha añadido que "lo importante es que uno se excuse inmediatamente". La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, también está convencida de que su compañero de partido ha sido "muy sincero" al reconocer que no fueron afortunadas sus declaraciones hacia la nueva ministra de Sanidad. Y la eurodiputada del Grupo Popular Europeo y ex ministra de Educación, Pilar del Castillo, ha tildado de "lamentables" las palabras del alcalde pero no ha dejado pasar la oportunidad de atacar al PSOE, del que dice que es "muy echado para alante cuando se trata de lo de otros pero, desde luego, da muchos pasos atrás cuando se trata de ellos mismos".

Quien ha rebasado todas las expectativas es, una vez más, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha ironizado entre risas con lo dicho por De la Riva: "Es que yo no veo los dibujos animados..." Después, ha coincidido de lleno con sus correligionarias: "Yo creo que no son muy afortunadas (las declaraciones) pero ya ha pedido disculpas, y por lo tanto creo que tenemos que poner un punto final a ese asunto".

Ninguna de ellas se ha dignado a mandar a la ministra un mensaje ni remotamente parecido al que le dirigió ayer la 'ex' Bibiana Aído: "Nada te va a apartar del camino hacia la igualdad, ni los insultos ni los ataques intolerables".

En fin...

Echando de menos a Bibiana Aído
Comentarios