miércoles. 22.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.7.2010

El portavoz parlamentario de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, le ha reprochado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "no está a la altura" de las responsabilidades que los ciudadanos le han encomendado y le ha advertido de que puede "perder otro año" a la hora de impulsar las reformas necesarias de la economía española, para lo que requiere una "política coherente y sustentada con una mayoría parlamentaria estable".

Teniendo en cuenta que CiU es uno de los grupos en los que el Gobierno suele apoyarse puntualmente para conseguir mayorías parlamentarias suficientes, no dejan de ser significativas las palabras del portavoz catalán: "Si no es capaz de buscar y encontrar alianzas sólidas, lo más sensato será iniciar el ciclo electoral una vez finalizadas las reformas actualmente en trámite parlamentario". Estas palabras de Duran relativas a la reforma laboral y la de la Ley de Cajas, han ido seguidas de esta sentencia: "El ir tirando no da para más, se acabó".

Durante su intervención en el Debate del estado de la Nación, el diputado catalán ha asegurado que su censura no es "nada personal" y no supone "intención alguna" de apoyar una eventual moción de censura del PP. "Falta de confianza respecto a unos y respecto a otros", ha advertido.

En el plano económico, ha criticado la posibilidad de que el Gobierno restrinja las deducciones a las empresas en el Impuesto de Sociedades, lo que le parece un "tremendo error". A su juicio, lo lógico sería bajar este tributo, aunque "este no es elemento". "No suban impuestos para recaudar más, tome medidas de impulso o de creación de empleo y crecimiento económico para gastar menos en paro e ingresar más por actividad económica", ha reclamado.

Por lo demás, la mayor parte de su intervención ha estado dedicada al Estatut con un marcado tono preelectoral de cara a los próximos comicios catalanes.

El portavoz de CiU ha afirmado que el Tribunal Constitucional (TC) ha actuado en relación con el Estatuto catalán como "separador" de Cataluña y España, reforzando "la opción independentista", y en ese contexto ha advertido de que los nacionalistas catalanes ya no se reconocen en la Constitución de 1978 tal y como se interpreta en la sentencia. Duran i Lleida ha dicho a los diputados que "hoy la Constitución interpretada por el actual Constitucional" no es la que los partidos políticos pactaron. "La sentencia ha sido el acto más separador de los últimos 35 años", ha añadido.

Pero además del contenido de la sentencia y los recortes en determinados artículos, también ha censurado el momento en que se dio a conocer, es decir, el día anterior a la manifestación convocada en Barcelona en defensa de la norma catalana y que reunió a cientos de miles de personas. Para el diputado nacionalista, la sentencia es "mala" y se dio a conocer "en el peor de los momentos", por lo que se ha referido a la actuación del Tribunal Constitucional como la "mayor torpeza". Aún así, ha manifestado su voluntad de "seguir luchando para el reconocimiento del pueblo" catalán "como nación".

Además, ha criticado las reacciones tanto del PP como del PSOE tras la sentencia, acusando a ambos partidos de importarles más "quién ganaba la partida que lo que realmente estaba en juego: el encaje de Cataluña en España".

Duran: "El ir tirando no da para más"