#TEMP
lunes 23/5/22

Dos jóvenes 'se saltan' el guión constitucional

La que iba a ser una plácida jornada de lectura de la Carta Magna por parte de un grupo de estudiantes y representantes del mundo de la cultura, el deporte y la televisión con motivo de su 31º aniversario quedó desbaratada por sus diatribas.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 4.12.2009

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, había abierto el acto de lectura realizando ante los alumnos un alegato en defensa de la libertad, recordando que "la libertad no se regala" y subrayando que el Hemiciclo había sido escenario de "atropellos importantes a la libertad", como el golpe de Estado del 23-F en 1981.

No se sabe si alentados por estas palabras, o porque iban con su propio guión bien aprendido, dos alumnos decidieron aprovechar su minuto de fama en la tribuna para lanzar sus respectivas reivindicaciones: en el primer caso criticar a los sindicatos por no convocar una huelga y en el segundo rendir homenaje a los exiliados españoles.

A Javier Borderías Villalón, alumno del colegio católico concertado Asunción Cuestablanca, del norte de Madrid, le correspondía leer el artículo 28 de la Constitución, que habla de los derechos de sindicación y de convocatoria de huelga, pero no quiso bajarse de la tribuna del hemiciclo sin afirmar que siente "pena y vergüenza" por el hecho de que los sindicatos no ejerzan este derecho de huelga "en los tiempos que corren" y que "se dediquen exclusivamente a bailar el agua al presidente del Gobierno", José Luis Rodríguez Zapatero.

La vicepresidenta del Congreso, Teresa Cunillera, asombrada por la salida del joven, le retiró inmediatamente la palabra, mientras se oían aplausos de fondo. "Nunca pensé que tendría que quitar la palabra en este acto. Por favor, tienes que abandonar la tribuna", dijo Cunillera.

Lo curioso del caso es que el joven abandonó el hemiciclo casi al final, acompañado en todo momento de otra persona y en lugar de dirigirse hacia la puerta de salida que da al patio del Congreso, como hicieron el resto de sus compañeros, se fue en dirección contraria. Algunos medios de comunicación se acercaron para preguntarle por su actitud en la tribuna del Congreso, a lo que el joven en un tono propio de político profesional indicó: "No quiero declarar nada". Los periodistas presentes en la Cámara pudieron ver cómo su acompañante subía las escalinatas hacia la primera planta del Palacio.

Poco después del incidente protagonizado por este joven, otro de los estudiantes inició su turno saltándose una vez más el guión. "Buenos días, me gustaría recordar con este artículo a todos aquellos españoles que como mi abuelo tuvieron que abandonar en algún momento de su vida, por circunstancias políticas y económicas", dijo el joven, que fue interrumpido de nuevo por la vicepresidenta del Congreso, que le conminó a leer el artículo que le correspondía.

La lectura ininterrumpida de la Carta Magna en el Congreso se realiza sólo desde el año pasado, y da inicio a los actos con los que el Parlamento conmemora el Día de la Constitución y que continúan el domingo con la recepción oficial en la Cámara Baja. Los días 7 y 8 se celebran las tradicionales jornadas de puertas abiertas.

Dos jóvenes 'se saltan' el guión constitucional
Comentarios