IZQUIERDA ABIERTA ANUNCIA ACCIONES LEGALES

La dirección de IU suspende la asignación económica al partido de Llamazares

Los críticos acusan a la dirección de ejercer de “tribunal inquisitorial” en “un ejercicio de sectarismo sin precedentes”.

Alberto Garzón en la reuni´n de la Asamblea Político Social de IU el pasado 12 de mayo. (Imagen de archivo).
Alberto Garzón en la reuni´n de la Asamblea Político Social de IU el pasado 12 de mayo. (Imagen de archivo).

“Se aplica en lo interno una suerte de Ley Mordaza contra la libertad de expresión”, denuncia el partido de Llamazares

Se recrudece la guerra en el interno de Izquierda Unida. La decisión tomada este sábado por la Coordinadora Federal de suspender la asignación económica de Izquierda Abierta (IzAb) con “carácter preventivo” ha abierto definitivamente la caja de los truenos en la federación de izquierdas. El partido de Gaspar Llamazares que comparte portavocía con Montserrat Muñoz ha lanzado duras críticas en un comunicado enviado a los medios y amenaza con recurrir a los tribunales.

“Acoso verbal”, “caza de brujas” o “estrangulamiento económico” son algunos de los términos utilizados por IzAb para denunciar la decisión tomada por el equipo de Alberto Garzón que acusa al PCE de dirigir “de facto” la organización convirtiendo la reunión “en un tribunal inquisitorial”.

Las desavenencias vienen desde hace tiempo. Izquierda Abierta había solicitado un encuentro entre Alberto Garzón y Gaspar Llamazares que se mantiene formalmente, pero la decisión tomada por la coordinadora deja poco margen para el entendimiento. El partido de Llamazares defiende una estrategia política diferente para la confluencia con Podemos que pasa por dar cabida a otros espacios como Actúa y diferentes candidaturas de unidad popular que “están siendo previamente eliminadas de un acuerdo cupular que no refleja una confluencia amplia de agentes políticos en la izquierda”, denuncia IzAb.

De “chantaje”, “estigmatización” y “sanción preventiva” califica el partido de Llamazares la actitud de la dirección de IU: “Se aplica en lo interno una suerte de Ley Mordaza contra la libertad de expresión”, afirma. En este sentido denuncia que IU “ha dejado clara su voluntad de un diálogo tramposo, que llega precedido por un castigo sin precedentes y que ejerce una presión sobre IzAb en el marco de la negociación a través del estrangulamiento económico”.

“Quieren acorralar nuestra organización y, sobre todo, silenciar a nuestro portavoz, Gaspar Llamazares"

La decisión de suspender la asignación económica a IzAb se ha aprobado con 37 votos a favor de los más de 90 miembros con los que cuenta el órgano. “Una medida arbitraria que es otro hito en la persecución de la libertad de expresión interna, en la laminación de las voces diferentes y discrepantes, del intento de silenciar a quienes son críticos con la dirección y plantean otras alternativas”, señala.

IzAb arremete contra Fernando Sánchez, secretario de Organización del PCE, por utilizar como “argumento de peso” la sospecha de que IzAb pretende competir electoralmente contra IU, “sin prueba alguna de ello”, precisa el partido de Llamazares que cree que, el objetivo último de la dirección es “acorralar nuestra organización y, sobre todo, silenciar a nuestro portavoz, Gaspar Llamazares".

IzAb anuncia que tomará las medidas legales pertinentes y advierte de la “amenaza” que supone el PCE para la políticas de confluencias. “El futuro de la izquierda corre un gran peligro cuando controladores internos se ocultan tras máscaras electorales. Eso ocurrió en IU y estamos convencidos de que es lo mismo que se persigue en la alianza con Podemos. Lo dijimos, lo decimos –por ello se nos persigue- y lo diremos: Así no se construye una unidad popular real, se busca otro bote en el que salvarse del naufragio”, afirman.