<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 10.12.2022

Del 'hijoputa' al 'por qué no te callas': las "perlas" de nuestros políticos

Decir que la política española es como un patio de colegio, se queda corto. Los improperios, insultos y sandeces que se dedican cada día están más cerca de la casa de Gran Hermano. La última gran bronca se produjo el miércoles en la Cámara valenciana. El martes Rosa Díez calificaba a Zapatero de "gallego en el sentido peyorativo del término".
NUEVATRIBUNA.ES / AGNESE MARRA- 25.02.2010

En menos de dos semanas la ordinariez de algunos políticos españoles se ha puesto de manifiesto. Estamos acostumbrados a las desmedidas acusaciones, a la demagogia de taberna o incluso a tomaduras de pelo como las que nos proponen Camps y Barberá cuando quieren darnos a conocer sus cuentas . Pero la impudicia tiene límites y en poco tiempo se han pasado de largo más de un pueblo.

El Gobierno valenciano es uno de los que se lleva la palma en lo que se refiere a estos menesteres. El ejemplo más reciente sucedió en el pleno de la tarde del miércoles. El asunto a tratar era el barrio de Cabanyal. En medio del debate la diputada socialista Mónica Oltra acusó al titular popular de Medio Ambiente y Urbanismo,Juan Cotino, de “llevarse 28.000 euros” en concepto de plusvalías de la sociedad Cabanyal. La denuncia fue fuerte, no hay duda. Se presupone que pruebas tendrá. Pero lo que no se imaginaba Oltra es la respuesta tan ‘educada’ que iba a recibir de parte de Cotino. El popular sin inmutarse le espetó: “Me avergonzaría de tener una hija como usted, pero probablemente usted no debe conocer a su padre”.

La sala se llenó de silencio. Oltra no volvió a abrir la boca. Tras el pleno algunos diputados del PP reconocieron en privado que el vicepresidente se había dejado llevar por la tensión del momento y que había estado fuera de lugar. Parece que desde que el Caso Gürtel se destapó en Valencia el PP de la comunidad tiene la justificación perfecta para poder soltar una burrada detrás de otra. Las ‘tensiones’ son la excusa. Ya le pasó a Camps hace algunos meses cuando dijo que al portavoz socialista Ángel Luna, "le encantaría coger una furgoneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta".

Pero el pleno valenciano de ayer tuvo más incidentes. Ángel Luna estuvo bastante insistente en algunas cuestiones y el vicepresidente primero, Rafael Maluenda decidió echar al socialista y le prohibió que este jueves estuviera presente en la siguiente sesión. Entre lo de Oltra y lo de Luna la Cámara valenciana estaba más caliente que nunca. Este jueves Maluenda ha rectificado. Le ha permitido la entrada a Luna y ha solicitado a los diputados un “compromiso” para que haya “un mejor comportamiento en la Cámara”. Cotino también ha pedido disculpas a Oltra y salvo el hecho de que Luna ha calificado la conducta de Camps de “mafia calabresa”, por hoy no ha habido más revuelo.

Más que un patio de colegio, la Cámara valenciana parece la Casa de Gran Hermano. En Madrid la situación no es muy distinta. Cuado no es en la Asamblea, es en una inofensiva rueda de prensa, con los micrófonos supuestamente cerrados, y en donde doña Esperanza Aguirre suelta un “hijo puta” como quien hace la lista de la compra. La chulería de la madrileña no la llevó a entonar el mea culpa, es más hasta se atrevió a decir que si “estábamos en un estado policial” por “espiar sus conversaciones”. El “hijo puta” también formó parte del vocabulario de otro peso pesado pepero, el señor Carlos Fabra, quien en medio de un pleno en Castellón, le dedicó este insulto, al portavoz socialista, Francesc Colomé. Fabra en la onda de aguirrista tampoco tuvo intención alguna de disculparse.

Pero si tienen algún maestro el señor Fabra y la señora Aguirre, ese es su ex presidente tan querido, José María Aznar. El mismo que no se corta para llamar “pirómano” a Zapatero, tampoco lo hace cuando un grupo de universitarios le acusan de entrar e la guerra de Irak. Ni corto ni perezoso les dedica un corte de mangas , más propio de la generación Nini que de un ex presidente.

Defender al elegante ex mandatario fue lo que le hizo al Rey hacer una de las mayores meteduras de pata de su historia. En plena cumbre Iberoamericana, el monarca cansado de que Hugo Chávez insultara a Aznar y no le permitiera hablar a Zapatero, le espetó un “-¿Por qué no te callas?-”. Algo habitual en programas como Sálvame y bastante bochornoso cuando viene de alguien que ostenta tal cargo.

No todos los improperios vienen de los populares. El alcalde socialista de Getafe, Pedro Castro, se preguntó "por qué todavía hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha". La frasecita la soltó en un acto de presentación de los Presupuestos Municipales. Al día siguiente se disculpó, pero durante varias semanas tuvo que escuchar como el PP solicitaba su dimisión. Son más tolerantes cuando lo mismo sucede entre sus filas.

Y una de las últimas perlas de la política española, se pudo escuchar el martes en el programa de Iñaki Gabilondo. El periodista entrevistaba a la líder de UPyD, Rosa Díez. Cuando le preguntó cómo definiría al presidente del Gobierno, Díez contestó: “Podría ser gallego, en el sentido más peyorativo del término”. Se ve que el adjetivo ‘gallego’ es habitual en el vocabulario de la política vasca, quien en otra ocasión calificó de igual modo al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Cuando Gabilondo le hizo la misma pregunta pero definiendo a Rajoy, la respuesta fue la misma: “Gallego”, pero esta vez “lo peyorativo del término” lo eludió. Rosa Díez, siguiendo la estela de Aguirre, Fabra, o Aznar, se niega a pedir disculpas.






Del 'hijoputa' al 'por qué no te callas': las "perlas" de nuestros políticos
Comentarios