#TEMP
sábado 28/5/22

Debut de Jiménez en la Unión Europea con la estela de Moratinos sobre Cuba

Difícil debate al que se enfrenta este lunes en Luxemburgo la nueva ministra de Exteriores con sus homólogos europeos. Los veintisiete abordarán cómo apoyar la futura democratización de la isla tras el proceso abierto por el régimen castrista para la liberación de presos pero manteniendo la Posición Común contra la que tanto luchó su antecesor.
> Venezuela, otro reto para Jiménez
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 24.10.2010

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea analizarán este lunes en Luxemburgo la situación en Cuba a la luz de las recientes excarcelaciones de presos y los anuncios reformistas del régimen cubano en materia económica, pero mantendrán su actual política hacia la isla porque no todos son partidarios de cambiar la denominada Posición Común que desde 1996 condiciona las relaciones con La Habana al avance en derechos humanos.

En la cumbre participará la recién estrenada ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, en el que será su primer desplazamiento al exterior desde que tomará posesión en el cargo en sustitución de Miguel Ángel Moratinos. La cita es complicada para Jiménez porque el objetivo que perseguía su antecesor de sustituir dicha Posición -que fue impulsada por José María Aznar- por un acuerdo negociado bilateralmente con La Habana no saldrá adelante a pesar del proceso de liberaciones de presos que el régimen castrista ha puesto en marcha.

Así, se prevé que los Veintisiete mantendrán su actual política hacia la isla aunque comenzarán a estudiar cómo apoyar los cambios hacia la democratización, analizarán el tipo de relación que cabría mantener con las autoridades cubanas en el futuro y explorarán la posibilidad de establecer algún tipo de acuerdo bilateral simplificado, que englobaría el diálogo político, la cooperación al desarrollo y las relaciones comerciales.

Aunque este movimiento dista mucho de las tesis defendidas hasta ahora por España a través de Moratinos, fuentes diplomáticas españolas creen que si la UE da ese paso sería "el principio del acta de defunción" de la Posición Común.

España renuncia en cierto modo a cambiar la postura europea y espera, por tanto, que el debate del lunes se centre más en las relaciones futuras con Cuba, único país de América Latina con el que la UE no tiene un vínculo contractual, y prospere la idea de explorar la posibilidad de avanzar hacia un acuerdo, para romper la actual dinámica unilateral y apostar por la apertura y las reformas en La Habana.

El Gobierno es consciente de que, en este momento, hay una gran división de opiniones en el Consejo que impide la unanimidad exigida para cambiar la política hacia Cuba pero interpreta que abrir la puerta a un nuevo marco de relación supondría "superar la Posición Común y pasar a otro escenario", algo que las fuentes consideran "más práctico que las discusiones teológicas".

Por lo demás, el Consejo expresará su satisfacción por el proceso de liberación de presos políticos en Cuba y pedirá la puesta en libertad de los que todavía están en las cárceles. También dará la bienvenida a los anuncios de reformas económicas realizados por el régimen castrista.

OTROS ASUNTOS EN LA CARTERA

En la agenda de los ministros de Exteriores figura igualmente la preparación de varias cumbres con países terceros, entre ellas la de la Unión por el Mediterráneo, fijada inicialmente para el 21 de noviembre en Barcelona y en la que se espera la presencia de Estados Unidos.

Está previsto que la Alta Representante de la UE para la Política Exterior, Catherine Asthon, plantee a los ministros prolongar un año el periodo transitorio en el que la presidencia europea de Euromed recae en un país de la UE.

Luego esta labor la ejercerá la propia Ashton pero durante ese año adicional España o Bélgica, actual presidencia de turno del Consejo, podrían aspirar a hacerse cargo de la presidencia europea del foro. Euromed ha sido copresidido durante los dos primeros años por Francia y Egipto.

Otro punto que discutirán los ministros por primera vez de manera formal será la situación en el Sahel, donde preocupa la creciente inseguridad y la proliferación de secuestros de ciudadanos occidentales. La UE se plantea analizar su papel para ayudar a estabilizar la región usando su política exterior, de seguridad y de cooperación. Por otro lado, Ashton informará a sus colegas de su reciente viaje a la región de Oriente Próximo.

La reunión de los ministros comenzará a las 9.00 horas con el Consejo de Asuntos Generales que preparará la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de los próximos 28 y 29 de octubre en Bruselas. Entre los asuntos que figuran en el orden del día está la cuestión de si se pide o no a la Comisión Europea su opinión para la futura incorporación de Serbia al club comunitario.

La mayoría del Consejo está a favor de iniciar los trámites para recompensar de algún modo a Belgrado el hecho de que haya renunciado a su beligerancia frente a Kosovo y esté dispuesto a mantener un diálogo con su antigua ex provincia. Sin embargo, Países Bajos mantiene sus reservas sobre las aspiraciones europeas de Serbia, que las condiciona a la entrega al tribunal de La Haya del general Ratko Mladic.

Debut de Jiménez en la Unión Europea con la estela de Moratinos sobre Cuba
Comentarios