#TEMP
miércoles 18/5/22

Crisis de Gobierno en Semana Santa

Cuando The Wall Street Journal y el Financial Times preguntaron hace unos días a José Luis Rodríguez Zapatero por la crisis de Gobierno, el presidente respondió: "no la tengo en mente". Y seguramente es cierto que le falta perfilar la remodelación en su conjunto, cosa que en anteriores ocasiones no ha hecho hasta el último minuto. Pero hay un cambio que es seguro.
NUEVATRIBUNA.ES - 31.3.2009

Fuentes muy próximas al Ejecutivo dan por confirmada la salida del jefe del equipo económico, el vicepresidente segundo Pedro Solbes. Al frente de la cartera de Econonía y Hacienda le sustituirá el actual titular de Industria, Miguel Sebastián. Lo que ya no está tan claro es a qué manos irá a parar la vicepresidencia.

Estas fuentes ni confirman ni desmienten el relevo de María Teresa Fernández de la Vega, la vicepresidenta primera, ni la posibilidad de que el actual ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, sea vicepresidente en el nuevo equipo de Gobierno. Este rumor ha cobrado fuerza a raiz de las elecciones gallegas y vascas. La pérdida del apoyo del PNV obliga a Zapatero a contar con alguien capaz de negociar contrarrelojo cada una de las iniciativas que pretenda sacar adelante en el Congreso. Y esa personas es, sin duda, Rubalcaba.

Pero el factor determinante para la crisis es el languideciente Diálogo Social y la necesidad de recuperar el buen clima de la pasada legislatura con los sindicatos, sobre todo teniendo en cuenta las pésimas perspectivas en lo que a empleo se refiere.

Hace unos días, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, decía que el cambio de Gobierno debería tener lugar “cuanto antes” y cuando se le pregunto qué ministros deberían dejar sus carteras repasó todos los que intervienen en el Diálogo Social: Economía, Trabajo, Vivienda, Fomento, y hasta Ciencia y Tecnología, pero olvidó mencionar el departamento de Industria que dirige Miguel Sebastián.

Ni los desmentidos de Zapatero a la prensa económica internacional ni los del propio Solbes después de bromear sobre su deseo de dejar la primera fila de la contienda política parecen responder en un cien por cien a la realidad. Al final, el vicepresidente no va a tener que seguir anhelando el status de su ex compañero del consejo de ministros, Mariano Fernández Bermejo.

Crisis de Gobierno en Semana Santa
Comentarios