lunes. 20.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.4.2010

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha calificado el acto convocado por los sindicatos CCOO y UGT en defensa del magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón como un "disparate" y un "atentado contra la democracia" que trata de "presionar" al juez Luciano Varela. Incluso ha dicho que si estuviera afiliada a una organización sindical se sentiría "avergonzada" ante este tipo de actuaciones.

En declaraciones a Telemadrid , Cospedal ha considerado un "disparate" que los sindicatos intenten, a su juicio, "presionar y coaccionar" con estas manifestaciones al poder judicial, con lo que ha tachado de "barbaridad" que "desde el mundo sindical se intente presionar" a Varela, que "ejerce su magistratura de acuerdo con la Ley", para adoptar una resolución en un sentido determinado. "Es un atentado clarísimo contra la democracia, contra el Estado de Derecho y hacen muy poco favor a la democracia y a la independencia del poder judicial los sindicatos con estas actuaciones", ha denunciado la 'número dos' del PP refiriéndose al acto en defensa de Garzón que se celebrará hoy a las 11:30 horas en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

De paso, ha aprovechado para arremeter contra el Gobierno: "Hemos oído al presidente del Gobierno y a Blanco --ministro de Fomento-- decir que el juez Garzón debe estar por encima de la Ley". Y ha vuelto a utilizar el término "barbaridad" para calificar la presentación de varias querellas contra Varela por la resolución que permite sentar en el banquillo a Garzón por investigar los crímenes cometidos durante el franquismo. Dicho esto, ha añadido que para muchos ciudadanos la transición democrática fue un "orgullo" y que la Ley de Amnistía también "fue un tema de orgullo para muchos españoles".

Tras indicar que casi todos "tenemos recuerdos familiares de la Guerra Civil y de la dictadura en un sitio o en el otro, o en los dos", ha señalado que su generación no ha aprendido a "odiar" ni a reeditar "las dos Españas" ni tampoco a hablar "permanentemente" sobre la Memoria Histórica. "Es una barbaridad poner en tela de juicio la transición democrática para tratar que Garzón esté por encima de la Ley, es una irresponsabilidad para parte del Gobierno", ha insistido.

Por otra parte, ha considerado que el Consejo General del Poder Judicial está "actuado de manera correcta" como órgano de gobierno de los jueces aunque ha precisado que "muchas personas piensan que su sistema de elecciones podría revisarse" en favor de una mayor transparencia e independencia. Finalmente, ha reclamado no identificar a los magistrados con los partidos políticos porque hace "muy mal favor" a la democracia.

Cospedal inflexible: "El acto de apoyo a Garzón atenta contra la democracia"