sábado 25/9/21
ABOGAN POR PRIMARIAS ANTES DE LAS EUROPEAS

Chacón y Tomás Gómez se desmarcan de Ferraz

La exministra y el líder de los socialistas madrileños hicieron este viernes frente común en defensa del adelanto de las primarias en el PSOE y de la renovación de la dirección del partido que, en palabras de Chacón, necesita una "tripulación de refresco". 

gomezchacon

Ha recorrido 7.000 kilómetros, más otros tantos de vuelta a Miami, para estar este viernes en Madrid y acompañar a Tomás Gómez en un desayuno informativo que ha generado mucha expectación en las filas socialistas. Carme Chacón ya lo dijo cuando anunció que abandonaba su escaño para marcharse a EEUU, su billete era de ida y vuelta, si bien no evitó las críticas de ciertos sectores del PSOE por abandonar el barco en un momento delicado para el partido y con la crisis catalana más agudizada que nunca. Lo hizo después de desmarcarse del PSC por el derecho a decidir en Cataluña.

El secretario general del PSM ha querido que la exministra y exdiputada del PSC fuera la encargada de presentarle en el acto organizado por Forum Europa y no solo por su relación de amistad sino también porque coinciden en la fórmula para regenerar el PSOE: convocatoria de primarias antes de las Europeas y un cambio en la dirección del partido, una posición que vienen defendiendo otros dirigentes como Odón Elorza, impulsor de la plataforma Foro Ético.

Y todo a quince días de que el PSOE celebre su Conferencia Política que supondrá la puesta de largo del nuevo proyecto socialista en el que llevan trabajando muchos meses. Chacón lo tiene claro: El PSOE necesita una “tripulación de refresco” y Tomás Gómez debe formar parte de ese nuevo equipo capaz de “volver a enderezar el rumbo”. La dirigente catalana no escatimó elogios hacia el líder de los socialistas madrileños, cuya invitación a acompañarle revela, en su opinión, un claro mensaje: “las ideas son un lazo de unión más poderoso que la geografía o la partida de nacimiento", dijo.

Al acto acudieron pocos miembros de la Ejecutiva socialista con excepción de Rafael Simancas y Purificación Causapié. Algunos asientos de la mesa principal de invitados quedaron incluso vacíos. Pero la sala estuvo concurrida. Asistieron el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el exministro José Blanco y miembros del equipo de Tomás Gómez como Maru Menéndez, Antonio Carmona, Amparo Valcarce, Jose Manuel Freire, el exsecretario de Comunicación del PSM Eduardo Sotillos y el exalcalde de Madrid Juan Barranco. Asimismo se puedo ver a diputados nacionales como Diego López Garrido y Ángeles Álvarez; al portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky: a los secretarios generales de CCOO y UGT de Madrid, Jaime Cedrún y José Ricardo Martínez, respectivamente; y al coordinador general de IU de Madrid, Gregorio Gordo.

Con un discurso en clave nacional, Tomás Gómez eludió entrar en polémicas sobre sus tensas relaciones con Ferraz. Por dos veces citó a Alfredo Pérez Rubalcaba, con el que afirmó mantener una relación “cordial”: “Nuestro objetivo es que el PSOE gobierne y en eso trabajamos conjuntamente”, indicó, y lanzó un mensaje de unidad para el PSOE: “Es hora ya de empezar a considerarnos mutuamente, a colaborar, a ayudarnos, a mantenernos unidos en el proyecto colectivo y a animarnos y respetarnos. No hacen falta muchos para empezar, pero hace falta empezar”, dijo.

Sin embargo fue muy directo a la hora de manifestar su deseo de que la Conferencia Política del PSOE fije los plazos y la fecha para la celebración de primarias, con el mes de febrero como punto de referencia, desmarcándose de nuevo de Rubalcaba y de la posición que defiende Ferraz de atrasar las primarias hasta poco antes de las elecciones generales.

En ese sentido evitó pronunciarse sobre posibles candidatos y el "baile de nombres" -en el que él mismo se ha visto involucrado en algún momento-, ni siquiera valoró la posibilidad de que Chacón se presente a esas primarias, algo que hasta el momento no ha descartado la exministra. En cuanto a él, lo que quiere es ser presidente de la Comunidad de Madrid, eso sí, "en este momento", matizó. Tampoco entró a valorar la posibilidad de que otros dirigentes aspiren a ser candidatos a la alcaldía de Madrid frente a Lissavetzky, limitándose a decir que él apostará “siempre por la democracia”.

Y aunque las primarias socialistas marcaron buena parte del debate y de la ronda de preguntas de los periodistas, la crisis catalana concitó todo el interés de los intervinientes. Como Tomás Gómez, Chacón se mostró rotunda al manifestar su rechazo a la independencia de Cataluña y calificó de muy positivo el encuentro que este mismo viernes celebró Rubalcaba y el líder del PSC, Pere Navarro con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. "No basta con el diálogo, pero sin el diálogo no hay solución", dijo la exministra que apuesta por el federalismo como la fórmula idela para vertebrar la España del futuro.

En similares términos habló Tomás Gómez para quien la consulta que propugnan los nacionalistas es “una trampa” y elogió la figura de Chacón como socialista española y catalana avisado a aquellos que, incluso dentro de su partido, pretenden que elija "bando", que si lo hiciera no serviría "para encarnar la unidad" que, ha dicho, encarnan los socialistas. El líder del PSM se mostró en contra del derecho de secesión de Cataluña e insistió que tanto el PSOE como el PSC defienden la unidad de España. 

Chacón y Tomás Gómez se desmarcan de Ferraz
Comentarios