#TEMP
jueves 19/5/22

Cerco policial a dos sospechosos y colaboración ciudadana

Las fuerzas antiterroristas han identificado a dos personas como sospechosos del atentado de Calviá, en el que murieron dos guardias civiles, a los que buscan al estar desaparecidos desde este jueves. Además, Interior ha solicitado la colaboración ciudadana para localizar a los etarras más buscados, cuyas fotos ha distribuido.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.7.2009

Los dos principales sospechosos son, según fuentes de la investigación, una pareja a la que se había investigado previamente al igual que otras personas dentro del protocolo de seguridad habitual ante la llegada de la Familia Real durante el periodo vacacional. La pareja firmó un contrato de alquiler de un apartamento cercano al paseo marítimo de Palma, hablaban en euskera entre ellos y permanecen desaparecidos desde ayer.

Por lo que se refiere a la ejecución del atentado, los etarras habrían colocado una bomba-lapa con temporizador, con una carga explosiva de entre un kilo y un kilo y medio de cloratita en los bajos del todo terreno de la guardia civil. Todas las bombas vendrían montadas de Francia con fecha y hora fijadas para la explosión. Esto habría permitido a los etarras colocar el artefacto hasta días antes de hacerlo explotar y programarlo para que se activara el mecanismo. Con este sistema, los etarras podrían haber colocado la bomba hasta con una semana de anterioridad. Eso explicaría el hecho de que las fuerzas antiterroristas no hayan dado con los etarras en la "operación jaula" puesta en marcha tras el atentado.

Este método no es nuevo en la historia de atentados etarras. La banda ya lo utilizó en una ataque fallido contra un policía nacional el pasado mes de septiembre, pero el agente revisó los bajos y salvó su vida.

El delegado del Gobierno en Baleares, Ramon Socías, ha informado que la hipótesis en la que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan "con más fuerza" es que los autores del atentado pepetrado ayer en Calviá se encuentran todavía en la isla de Palma de Mallorca.

Socías explicó en declaraciones a Onda Cero, se están extremando los controles en los aeropuertos y puertos de la isla para identificar a todo el mundo que quiera abandonar Mallorca. "Vamos a ponerles lo más difícil posible su salida de la isla", subrayó.

Socías apuntó que los terroristas pueden tener la intención de escapar gracias a la gran afluencia de personas que tienen los aeropuertos y puertos baleares debido a las vacaciones de verano. Por ello, insistió en el trabajo que están realizando las fuerzas de seguridad para identificar a todos los viajeros.

LOS MÁS BUSCADOS

El Ministerio del Interior ha distribuido seis fotografías de etarras que podrían haber cruzado la frontera desde Francia en las últimas semanas y que se encontrarían en España y que se sospecha que podría tener alguna relación con los últimos atentados de la banda terrorista.

Se trata de Itziar Moreno Martínez, Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón, Alberto Machain Beraza, Oroitz Gurruchaga Gogorza, Joanes Larretxea Mendiola e Iván Saez de Jáuregui Ortigosa. El único de estos terroristas que aparecía anteriormente entre los más buscados por la Fuerzas de Seguridad del Estado era Oroitz Gurruchaga, nacido en Rentería (Guipúzcoa) el 8 de julio de 1981.

Varios de los presuntos miembros de la organización terrorista ETA que forman parte de la lista publicada por el Ministerio del Interior se encuentran huídos de la Justicia tras formar parte de comandos de información de la banda o grupos responsables de actos de "kale borroka". Es el caso de Iratxe Yañez Ortiz de Barón, nacida en San Sebastián en 1981, quien ya fue condenada a prisión en 2003 por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por vinculación con el aparato de captación de ETA. Además, había desarrollado labores de información sobre el profesor universitario Carlos Martínez Gorriarán y sobre un sobrino del eurodiputado del PP Jaime Mayor Oreja. Estas informaciones fueron encontradas en poder del "comando Buruntza", desarticulado en agosto de 2001, y del "Bakartxo", en marzo de 2002, así como en Francia tras la detención de "Susper".

También está vinculado a un comando de información de ETA Iván Saez de Jáuregui Ortigosa. El grupo al que pertenecía habría facilitado a la banda datos sobre militares, policías nacionales y concejales del PSOE. Sáez de Jáuregui fue declarado en rebeldía al inicio de la instrucción contra el comando al que pertenecía, mientras que once de los catorce procesados lograron eludir la cárcel gracias a un acuerdo alcanzado con el fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo, que rebajó de seis a dos años su petición de cárcel.

Por su parte, Oroitz Gurruchaga es un "veterano" de la "kale borroka" huido de una operación desarrollada en Guipúzcoa en abril de 2008 en la que se detuvo a un total de 12 personas. Este grupo de presuntos terroristas callejeros tenía en su poder las direcciones de varios concejales y militantes del PSE en Rentería. Oroitz Gurruchaga ya había sido detenido en el año 2000 y las pesquisas policiales le situaban el pasado año como uno de los principales organizadores de los ataques de "kale borroka".

Cerco policial a dos sospechosos y colaboración ciudadana
Comentarios