miércoles. 22.05.2024

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al Juzgado de Instrucción número 32 de la capital que instruya la denuncia que interpuso una asociación de juristas contra el ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos por calificar de "camarilla de la policía judicial" a los funcionarios de la Comisaría General de Policía en lo relativo a su actuación durante la investigación de la trama de corrupción "Gürtel".

La Sección Séptima de la Audiencia de Madrid ha estimado el recurso que interpuso tanto la Fiscalía como la asociación Preeminencia el Derecho contra la decisión inicial del instructor de archivar la denuncia, que fue presentada a raíz de una entrevista radiofónica concedida por Álvarez Cascos en abril de 2010.

Las tres magistradas que conforman el tribunal de la Audiencia -María Luisa Aparicia, Ángela Acevedo y María Teresa García Quesada- consideran que el recurso de apelación debe estimarse "revocando el auto recurrido y acordando que se inicie la instrucción, tomando declaración al denunciado".

Según la denuncia, Álvarez Cascos señaló durante una entrevista radiofónica que "hay una camarilla de la policía judicial, instalada en Canillas, dedicada a preconstituir pruebas". "En mi caso -añadió-, claramente dedicada a preconstituir una prueba falsa. De eso doy testimonio en primera persona. Y como eso hay más. Y puede haber mucho más".

A juicio de la Audiencia Provincial, "estas expresiones dirigidas a un grupo de policías que están llevando a cabo una investigación sin duda indiciariamente pudieran ser consideradas como constitutivas injuriosas, ya que se dice de ellos que están falsificando papeles o que, en un caso que a él afecta, directamente lo que él describe como 'esa camarilla de la policía judicial instalada en Canillas' está dedicada a intentar preconstituir una prueba falsa, lo que en principio afecta al crédito que merecen los agentes de la policía a los que se refiere".

LA ACUSACIÓN POPULAR SE APARTA

Por su parte, Preeminencia del Derecho ha anunciado este martes que se retira del caso, al entender que el seguimiento de la causa "debe corresponder a los policías afectados por las presuntas injurias" y que el papel de la asociación de "cooperación en la apertura del camino ya se ha cumplido".

Según señaló en su día el fiscal del Madrid Fernando de la Fuente, antes de proceder al archivo definitivo de estas actuaciones parecía prudente estudiar la transcripción de las expresiones efectuadas por Álvarez-Cascos sobre este asunto.

Para ello, la Fiscalía abrió unas diligencias de investigación tras cuyo análisis concluyó que la imputación realizada por Preeminencia del Derecho sí tenía "caracteres delictivos 'prima facie' en cuanto, de ser cierto, podría ser constitutivo de un delito de falsedad ideológica por parte de funcionario público del art. 390.1 del Código Penal.

Por otro lado, Preeminencia del Derecho, que preside el letrado murciano José Luis Mazón, hacía mención en su denuncia, para explicar las declaraciones de Álvarez Cascos sobre la trama, a una información periodística que vinculaba a Álvarez Cascos con el disfrute de un viaje que habría sido pagado por el cabecilla de la trama "Gürtel", Francisco Correa.

A este respecto, la Audiencia de Madrid señala que "podrá en su caso explicarlo el deducido si fue así", ya que en principio el citado artículo periodístico atribuye a Correa "haber confiado a determinadas personas cierta información que afectaba al denunciado (Álvarez Cascos) y que Anticorrupción estaba investigando".

Cascos tendrá que declarar por presuntas calumnias en el 'caso Gürtel'