#TEMP
sábado. 25.06.2022

Camps, ¿Resistencia numantina?

Aunque la dirección nacional del PP sigue negando, a través de su secretaria general, que se esté preparando la sucesión del presidente valenciano, Camps se rearma para hacer frente a una eventual ofensiva de Génova. y en esa clave habría que interpretar los apoyos que está recabando de los dirigentes 'populares' de su comunidad.
> Algo se mueve en el PP por el 'caso de los trajes'
> El PP trata de frenar al TSJM
> "O yo o el diluvio", la fórmula de Camps
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 4.5.2010

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que el PP tiene "todas sus cuentas revisadas por el Tribunal de Cuentas" y ha destacado que los imputados en el caso Gürtel no ocupan ningún cargo orgánico en el partido. Cospedal, que ha participado junto a Esperanza Aguirre en la campaña de recogida de firmas "No más IVA" en el madrileño barrio de El Pilar, respondía así al ser preguntada por las informaciones aparecidas este martes sobre la supuesta investigación por parte del juez del TSJM Antonio Pedreira de tres cuentas bancarias a nombre del PP en Galicia, Arganda del Rey y Madrid.

La número dos del PP ha vuelto a reiterar su apoyo al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien, según ha dicho, es "el mejor candidato para la Comunidad Valenciana" y cuenta con "todo el apoyo del PP".

Lo cierto es que mientras Cospedal hace estas declaraciones de cara a la galería, en el PP se fabrican quinielas con los nombres de los posibles sucesores de Camps como cartel electoral del PP en las próximas elecciones autonómicas. Son tres los nombres que cuentan con más papeletas: Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, Alberto Fabra, alcalde de Castellón -que no tiene nada que ver con el presidente de la Diputación castellonense Carlos Fabra- y Esteban González Pons, vicesecretario de comunicación del partido. El que prosperen o no los movimientos para relevar al actual presidente de la Generalitat depende, sobre todo, de lo que decida el próximo 12 de mayo el Tribunal Supremo sobre una eventual reapertura del 'caso de los trajes'.

González Pons también ha hablado esta mañana para mostrar su convencimiento de que el Supremo archivará "definitivamente" el caso aunque sólo sea, ha dicho, porque lo ya lo hizo con "otra causa similar" como fue "un regalo de más de 20.000 euros" a la presidenta del Tribunal Constitucional. Además, ha asegurado que Francisco Camps será "sin ningún genero de dudas" el candidato de su formación en esta comunidad.

Concretamente, Pons ha señalado que "no parece comprensible que el mismo tribunal que archiva la causa de un regalo a la presidenta del Tribunal Constitucional de más de 20.000 euros considere que puede ser delictivo un regalo a un presidente autonómico de 1.500 euros". El portavoz del PP se refería a los hechos ocurridos en 2007, cuando el Supremo no admitió a trámite la querella presentada contra la presidenta del Tribunal Constitucional María Emilia Casas tras recibir el Premio Jurista Pelayo, dotado con 30.000 euros. El abogado José Luis Mazón denunciaba un posible delito de aceptación de dádiva o regalo en condición al cargo. Sin embargo, el alto tribunal consideró que el premio no le fue entregado por la representación que ostentaba Casas sino por sus "méritos académicos anteriores al desempeño" de esta función.

En Valencia, mientras tanto, algunos dirigentes regionales del partido van aún más lejos y aventuran que aunque el Supremo reabriera la investigación no sería motivo suficiente para cambiar al candidato a la presidencia de la Generalitat. La prensa valenciana cita comentarios como el de "un importante dirigente del PP que tiene hilo directo con el jefe del Consell": Con una simple imputación no se puede poner en peligro la estabilidad de una Generalitat que hoy revalidaría Camps con más respaldo que en las elecciones anteriores.

Esta afirmación parece ser fruto de la sensación que el propio Camps ha trasladado a sus más próximos y que es que no dimitirá aunque el 12-M se reabra el caso. Así las cosas, no habría que descartar un nuevo pulso entre Génova y el PPCV, similar al que ya se produjo a propósito de Ricardo Costa, cuya dimisión de la secretaría general del partido valenciano tuvo que forzar la dirección nacional. De momento, el president cuenta con el respaldo de los 'populares' valencianos, como se evidenció este fin de semana con el envío masivo de comunicados para expresar ese apoyo.

Camps, ¿Resistencia numantina?
Comentarios