#TEMP
viernes. 01.07.2022

Cadena de atentados de ETA contra el turismo en Mallorca

Previo aviso, la banda terrorista colocó tres bombas de escasa potencia en distintos comercios de la isla sin causar heridos. Horas antes reivindicaba a través de un comunicado la autoría de los últimos atentados mortales.
NUEVATRIBUNA.ES - 09.08.2009

La alarma y el terror se hizo presente en Palma de Mallorca la tarde del domingo. Previo aviso telefónico, la banda terrorista hizo estallar tres bombas en distintos comercios de la isla, las dos primeras en dos restaurantes y la tercera en un centro comercial, sin que ninguna de ellas causara heridos o víctimas mortales.

La cadena de atentados contra el turismo en Mallorca se producía horas después de que ETA reivindicara, a través de un comunicado publicado en el diario Gara, los últimos atentados mortales, advirtiendo de que continuarán con su estrategia criminal.

TRES BOMBAS EN CUESTIÓN DE HORAS

El primer artefacto hizo explosión a las 14:20 horas en el interior de los lavabos de la pizzería La Rigoletta, en el Paseo del Portitxol, frente a la playa de Can Tere Antoni. El local había sido desalojado tras un aviso. La explosión afectó parcialmente a la cocina del local, que había sido desalojado previamente.

La central de la emisora de Radio Taxi de San Sebastián recibió a las 11.30 horas de la mañana del domingo una llamada alertando sobre la colocación de un total de tres artefactos explosivos en otros tantos establecimientos hosteleros de Mallorca, que debían estallar entre las 14.00 y las 18.00 horas.

Un segundo artefacto de escasa potencia situado en otro restaurante de la zona marítima de Palma de Mallorca estalló de forma controlada. La bomba había sido localizada previamente por la Policía en el restaurante Enco.

La tercera bomba explotó sobre las 18.00 horas en las galerías comerciales existentes bajo la Plaza Mayor de Palma. La Policía acordonó la zona, donde no se registraba actividad, en un principio, al ser domingo. Bajo esas galerías hay un parking de varias plantas.

SE DESCARTA LA EXISTENCIA DE UN COMANDO BALEARES

El delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socias, dio por finalizada la oleada de explosiones que sacudió hoy Palma de Mallorca, aunque confirmó que los controles policiales siguen en la isla. "De momento no va a haber más", aseguró Socias en una rueda de prensa en Palma de Mallorca, a pesar de que señaló que los controles policiales se mantienen en la ciudad.

A este respecto, el delegado del Gobierno indicó que las Fuerzas de Seguridad están trabajando "con todas las hipótesis", incluida la posibilidad de que los autores de este nuevo ataque sean los mismos que colocaron las bombas lapa en los coches patrulla de la Guardia Civil de Palmanova el pasado jueves, 30 de julio.

"Hay que trabajar tanto con la hipótesis de que siguen aquí, que se ve reforzada por las actuaciones de hoy, como que hayan abandonado la isla y que hayan funcionado con temporizadores", explicó Socias.

No obstante, el delegado del Gobierno descartó la existencia de un "Comando Baleares" o que la banda tenga una infraestructura propia en Mallorca.

REACCIONES AL ATENTADO

El presidente del Govern balear, Francesch Antich, se trasladó a la sede de la Delegación del Gobierno en las islas a fin de seguir directamente la evolución de los hechos acaecidos en las últimas horas. Según precisaron fuentes del Ejecutivo autonómico, Antich busca que ambas instituciones queden perfectamente coordinadas ante la situación que se abre por un nuevo ataque terrorista de ETA.

El PSOE pidió, a través de un comunicado, unidad a los demócratas para demostrar a ETA que no se acobardan ante "la barbarie y la sinrazón de los asesinos", tras las acciones terroristas llevadas a cabo hoy en Mallorca.

En este sentido, el PSOE recalcó la importancia que tiene en estos momentos, "más que nunca", que los demócratas se muestren unidos. "Juntos demostraremos a ETA que no nos acordábamos, ni nos vamos a dividir hasta su desaparición", añadieron los socialistas.

Asimismo, los socialistas expresaron su "más absoluta condena y su infinita repulsa" a las acciones terrorista que han tenido lugar en Mallorca y quisieron trasmitir su "apoyo y confianza" a las Fuerzas de Seguridad del Estado por su labor.

Por su parte, el PP se mostró convencido de que "el intento de ETA de hacer daño al sector turístico español quedará frustrado" y apostó por la "derrotar definitiva" de los terroristas. El partido que dirige Mariano Rajoy afirmó en un comunicado que estos atentados ponen de manifiesto la voluntad de ETA de seguir adelante con su "carrera criminal" y reafirman a todos los demócratas en la "voluntad de lograr la derrota definitiva de la banda asesina utilizando todos los instrumentos del Estado de Derecho".

Desde el PNV, Iñigo Urkullu, mostró el "desprecio" de los jeltzales por ETA tras los últimos atentados contra establecimientos hosteleros de Mallorca. Además, reiteró la voluntad de su partido para "combatir el terrorismo desde el Estado de Derecho", así como para acordar acciones que logren "la deslegitimación de la justificación social del terrorismo".

Cadena de atentados de ETA contra el turismo en Mallorca
Comentarios