martes. 23.04.2024

nuevatribuna.es | agencias | 21.01.2011

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha criticado este viernes que el PSOE acuse al PP de querer cambiar el modelo de Estado por poner encima de la mesa "ideas razonables y razonadas" para hacer racional el Estado de las Autonomías cuando, según ha recalcado, "los únicos que han hecho todo lo posible para destruir el modelo autonómico han sido los socialistas, con el presidente del Gobierno a la cabeza". "Pretenden proclamarse defensores del Estado autonómico cuando han sido los que han llevado el modelo al borde del precipicio", ha exclamado.

En su discurso de apertura de la Convención Nacional que el PP celebra en Sevilla, Aznar ha dicho que gobernar para todos los ciudadanos, "no para algunos ni para algunos territorios", hace necesario "un Estado capaz de desarrollar sus responsabilidades". "Y para eso, como tantas veces ha dicho Mariano Rajoy, necesitamos un Estado viable", ha destacado, intentado cerrar el debate abierto esta semana sobre posibles diferencias entre su discurso y el del líder de los 'populares'.

"Es sorprendente, por no decir otra palabra más fuerte, que cuando ponemos encima de la mesa ideas razonables y razonadas apoyadas en la experiencia española y europea, para hacer racional nuestro Estado autonómico y asegurar que -con sus 17 autonomías y sus dos ciudades autónomas-- sea sostenible, se diga que queremos cambiar el modelo de Estado", ha exclamado.

Según ha indicado, hay que decir "con toda claridad" que son los socialistas, con Zapatero "a la cabeza", los que han hecho "todo lo posible para destruirlo", puesto que, "no contentos con cambiar la Constitución por la puerta de atrás", han "anunciado que buscarán dejar sin efecto la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña".

"NOS DARÁ LOS VOTOS"

"Y todavía pretenden proclamarse defensores del Estado autonómico cuando han sido los que han llevado el modelo al borde del precipicio", ha agregado. Sin embargo, ha proseguido, el PP asumió la responsabilidad de defender el Estado autonómico que recoge la Carta Magna y "el tiempo y el TC" darán "la razón" a su partido. "Y nos dará, los votos", ha avisado.

Aznar ha cargado duramente contra Zapatero, al que ha acusado de "emplearse a fondo para dilapidar" la herencia que recibió de los gobiernos del PP en 2004. "Los españoles saben que el próximo gobierno del PP recibirá la peor herencia -ha afirmado--. Lo saben porque sufren con sus familias el desastre económico, social y político al que los socialistas nos han llevado y ni siquiera pueda ocultarlo un gobierno que sólo se ocupa de hacer propagada".

Dicho esto, ha animado a los militantes del PP presentes en el cónclave a trabajar "muy duro" para "recuperar lo que no funciona bien" porque "hay muchas cosas que hoy no funcionan bien" y habrá que "repararlo entre todos". Para ello, ha dicho que habrá que empezar por convocar a los españoles a un gran proyecto nacional de "recuperación, de regeneración y de reformas" para modernizar España.

EL PP, "IMPRESCINDIBLE"

El ex jefe del Ejecutivo ha afirmado que España "necesita un presidente reformista y no un transformista de la política". "Necesita un gobierno reformista, no uno que se disfraza de lo que más conviene en cada momento -ha enfatizado--. Necesita un gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy".

El también presidente de la Fundación FAES ha afirmado que, hoy como en 1996, las reformas y la modernización de España "sólo tienen un camino, que es el PP", al que ha definido en este momento como "un partido imprescindible". "Vamos a sembrar España de esperanza, concordia y decisión. Haciendo esto, estoy seguro de que los mejores tiempos para España están por venir y vendrán", ha manifestado.

Dicho esto, se ha dirigido a Rajoy para decirle que puede contar con él en "lo que pueda ser de alguna ayuda, como un militante más", en "la gran tarea de sacar a España del paro, del retroceso social y del deterioro institucional", y "ponerla de nuevo en el camino del éxito". Al término de su discurso, el líder del PP ha subido a la tribuna y ambos se han dado un fuerte abrazo.

Aznar se mete de lleno en campaña electoral