domingo 26/9/21
EN CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

Manuela Carmena eliminará las calles franquistas de Madrid

Más de 170 calles todavía enaltecen a responsables o símbolos de la dictadura franquista.

foromemoria480

El Ayuntamiento de Madrid ha subrayado su compromiso en dar cumplimiento a la Ley de la Memoria Histórica en el callejero de la ciudad y ha asegurado que se cambiarán aquellos nombres de vías y espacios de la urbe, dentro de un modelo participado, que no respondan a esta normativa. Así lo ha manifestado la portavoz del equipo de Gobierno municipal, Rita Maestre, en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno local y en referencia a los planes del Ayuntamiento para reformar el callejero y eliminar las referencias franquistas del mismo.

Maestre ha asegurado que el Ayuntamiento está evaluando el cumplimiento de la ley de Memoria Histórica y que ésta no se está cumpliendo en la ciudad por la existencia de referencias al franquismo en su callejero. Por tanto, y sin tener aún un plan concreto, la idea del actual Gobierno local es transformar los nombres a lo que dice la normativa y cambiarlos por otros en un proceso participado con los grupos municipales y la ciudadanía.

Desde que se aprobara la Ley de Memora Histórica por el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, distintos colectivos y asociaciones de víctimas del franquismo vienen exigiendo a las autoridades el cumplimiento de la normativa y la retirada de símbolos franquistas.

Las últimas iniciativas en conocerse han llegado de manos del abogado Eduardo Ranz que el pasado 11 de febrero (con motivo del aniversario de la 1º República) y el 14 de abril presentó sendos escritos ante el Ayuntamiento de Madrid, todavía con Ana Botella de alcaldesa, detallando los elementos de simbología de exaltación. Para este letrado, el anuncio hecho por el equipo de Manuela Carmena es “un ejemplo de justicia y trabajo que ojalá se contagie al resto de lugares de idénticas situaciones”, señala. Con esta iniciativa, Madrid se convierte en el primer ayuntamiento en tomar una decisión de este calado.

UN DEBER DEMOCRÁTICO

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) también celebra la decisión del ayuntamiento de Madrid de cambiar las más de 170 calles que todavía enaltecen a responsables o símbolos de la dictadura franquista. “Se trata de una decisión para la que se han necesitado casi los cuarenta años que se van a cumplir de la muerte del dictador el próximo 20 de noviembre”, recuerda.

La ARMH ha organizado numerosas visitas de profesores universitarios y periodistas extranjeros a la Plaza del Caudillo, ubicada en El Pardo, frente al palacio que fue residencia oficial del dictador. “No es comprensible, ni aceptable, que en la capital de un país democrático de la Unión Europea persistan esos símbolos;  algo así como si en Berlín hubiera una plaza del Führer o en Roma una del Duce”.

Numerosas calles de la ciudad están dedicadas a criminales de guerra, a la División Azul que luchó junto al ejército nazi o a la “Liberación” que supuso la llegada de las tropas franquistas a la ciudad de Madrid.

Cuando se vayan a retirar los símbolos que perviven del franquismo la ARMH espera "que se lleven a cabo con luz y taquígrafos", no como cuando en marzo de 2005 fue retirada la estatua ecuestre del dictador en su antiguo emplazamiento de la Plaza de San Juan de la Cruz, junto a Nuevos Ministerios "de noche y sin previo aviso". "El acto de retirada de cada plaza debería ir acompañado de una explicación de quién era cada uno de los personajes que no se merecen estar en el callejero y podría llevarse a cabo con la participación de alguna de las víctimas, que podría aportar su testimonio para explicar", señalan.

Sobre este asunto, tal y como recuerda el abogado Eduardo Ranz, el Tribunal Supremo ya inadmitió el recurso de la Fundación Francisco Franco para que no se retirase la estatua señalando que “el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica impone a todas las Administraciones Públicas adoptar las medidas oportunas para que se proceda a la retirada de aquellos monumentos conmemorativos que supongan una exaltación de la Guerra Civil, con el objeto de dar cumplimiento al espíritu de reconciliación y concordia que permitió el alumbramiento de la Constitución de 1978, y evitar la permanencia de cualquier vestigio que pueda ser causa de enfrentamiento, agravio u ofensa al modelo constitucional de convivencia”.


Callejero franquista I: A-G

Callejero franquista II: H-Z

Manuela Carmena eliminará las calles franquistas de Madrid
Comentarios