lunes 18/10/21
DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

Artur Mas propone un tributo “temporal” para grandes fortunas

El presidente de la Generalitat no prevé bajar los impuestos y apela a la unidad de todas las fuerzas políticas catalanas para reivindicar un nuevo modelo de financiación para Cataluña.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, quiere promover un tributo "temporal de carácter progresivo" que grave a las grandes fortunas en un momento en que, según ha señalado, es necesario un mayor esfuerzo de aquellos que más tienen.

Aunque no ha detallado las características del gravamen durante su intervención en el Debate de Política General que ha arrancado este martes por la tarde en el Parlament, ha defendido que este tributo deberá "respetar el principio de equidad".

Mas, que ha hecho un retrato crudo de la situación de las finanzas catalanas, ha defendido que la crisis impide que el Govern pueda rebajar la presión fiscal en los próximos meses, por lo que ha reconocido que en 2012 no se rebajarán los impuestos que el anterior gobierno tripartito incrementó en 2010.

Por otro lado, Artur Mas ha exigido que los partidos catalanes consensúen tras las elecciones generales una estrategia para "condicionar" la gobernabilidad del Estado y posibilitar así que Catalunya tenga una nueva financiación que la equipare a las autonomías forales.

"El momento pide ponerse de acuerdo en Catalunya, trasladar la unidad a Madrid y condicionar nuestro apoyo a la gobernabilidad del Estado a la consecución del pacto fiscal", según él, y ha indicado que sería un éxito colectivo para Catalunya.

De ahí la importancia de que los partidos pacten una "agenda catalana en Madrid y la defiendan conjuntamente", y que condicionen su acción política a nivel estatal a la consecución de sus objetivos.

"Un país que de verdad aspira a autogobernarse no puede rehuir la responsabilidad de administrar los impuestos": de recaudarlos, luchar contra el fraude y tener plena competencia en lo relativo a los ingresos de las arcas públicas, ha dicho.

Con este mensaje ha culminado un discurso centrado en la crisis, dando argumentos a favor de las políticas de austeridad ante las "minorías" que critican los recortes, aunque, a diferencia de otros años, no ha habido grandes anuncios en el discurso del presidente.

Artur Mas propone un tributo “temporal” para grandes fortunas
Comentarios