domingo 20/9/20
GALICIA | JUAN MARTíNEZ GARCíA

El alcalde de Vigo niega la existencia de símbolos franquistas

Abel Caballero anuncia el recurso del Ayuntamiento a la sentencia que le obliga a eliminar la Cruz do Castro en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

Foto: Faro de Vigo
Foto: Faro de Vigo

Galicia | Juan Martínez García | Al actual regidor de Vigo no le parece extraño recurrir esa sentencia, ya que el Ayuntamiento tiene por costumbre “continuar los procesos judiciales en instancias superiores”. Alega razones jurídicas para hacerlo, pero al mismo tiempo recalca que en Vigo “no hay ni un sólo símbolo franquista” y que por el contrario, se han promovido homenajes a víctimas de la represión franquista, entre las que se encuentran 3 alcaldes asesinados.

Parece un poco confusa la explicación que el alcalde de Vigo da al recurso que van a interponer contra la sentencia que obliga al Ayuntamiento a retirar de su actual ubicación, y de la vía pública, la gran Cruz levantada en O Castro en 1961 por las autoridades franquistas de la ciudad olívica en homenaje a los caídos del bando fascista, inaugurada entonces por el propio Franco.

La sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo es clara y se sustancia en la Ley de Memoria Histórica, por lo que el argumento jurídico para el recurso queda cojo. Parece que la verdadera razón es la interpretación que se hace de un acuerdo unánime de 1981, adoptado por todos los grupos municipales en un Pleno del Ayuntamiento de Vigo.  El acuerdo “modificó”  la finalidad de homenaje franquista a “sus caídos” de la cruz, convirtiéndola en un monumento en homenaje a todas las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

Por esta razón, Caballero opina que “la sentencia no considera adecuado ese acuerdo sobre la Cruz” por lo que tendrá que ser la justicia la que confirme en instancias superiores que la Cruz incumple la Ley de Memoria Histórica y en ese caso, sea retirada.

Pero las razones del alcalde para recurrir la sentencia contra la Cruz no parecen convencer a los promotores de su retirada como símbolo franquista. La Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36 lleva años denunciando la presencia de este símbolo franquista y no entiende la actitud de Caballero.

Han desarrollado numerosas iniciativas, como la recogida de más de 4.000 firmas a favor de la retirada de la Cruz,(entre ellas, las de varios concejales del PSdeG-PSOE, partido que gobierna Vigo en minoría en la actualidad) que fueron registradas en el Ayuntamiento, e igualmente ignoradas entonces por el actual alcalde, a pesar de que ya estaba en vigor la Ley de Memoria Histórica.

Como el Ayuntamiento no atendió su denuncia, la Asociación decidió demandar al Ayuntamiento por incumplir la Ley al mantener la Cruz como evidente monumento franquista. Y ahora la sentencia obtenida les da la razón y ordena su retirada al considerar la Cruz “un elemento de ensalzamiento del régimen franquista y un símbolo ofensivo para las víctimas del franquismo y sus familias”, en palabras de los portavoces de la asociación.

Sobre el argumento del Ayuntamiento para recurrir la sentencia, de que la simbología franquista de la Cruz fue “cambiada” con el acuerdo municipal de 1981, desde la Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36 lo tienen claro y afirman que "con esta sentencia, lo que se hace es aplicar una ley, la Ley de Memoria Histórica, y todos, incluidas las administraciones, tienen obligación de respetar la ley”. Desde la asociación destacan que “la resolución judicial advierte de que el acuerdo plenario de 1981 no cambia la simbología fascista de la Cruz”.

Tanto el BNG como Esquerda Unida comparten el planteamiento de la Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36, y exigen al Ayuntamiento de Vigo que cumpla la sentencia y retire la Cruz do Castro.

A Iolanda Veloso, portavoz municipal del BNG, la situación no le sorprende, ya que llevan tiempo defendiendo la retirada de la Cruz, y que incluso en un pleno municipal, una moción suya presentada en ese sentido, fue rechazada por los votos en contra del PP y la abstención de los concejales del PSdeG-PSOE.

La portavoz nacionalista lamenta que el alcalde de Vigo, Abel Caballero, "no de cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica", pese a ser una norma aprobada por un gobierno del PSOE, y se pregunta por las razones por las que nunca se retiró esa cruz, mientras que sí se retiraron otros símbolos fascistas de la ciudad.

Para el coordinador de Esquerda Unida de Vigo, Rubén Pérez, si se formaliza el recurso contra la sentencia, anunciado por el alcalde, se estaría ante “un gravísimo agravio a las víctimas del franquismo”. En este sentido, Pérez ha anunciado que ante el incumplimiento de la sentencia por parte del Ayuntamiento, Esquerda Unida llevará al Congreso de los Diputados una iniciativa “que haga valer y cumplir la Ley de Memoria Histórica en Vigo”.

El alcalde de Vigo niega la existencia de símbolos franquistas
Comentarios