#TEMP
jueves. 18.08.2022

Aguirre pacta con los imputados de la Gürtel que no ejerzan sus derechos como diputados

ISABEL G. CABALLERO
Según el PP, Alberto López Viejo, Alfonso Bosch Tejedor y Benjamín Martín Vasco ya son diputados no adscritos de la Asamblea de Madrid. Sin embargo, tanto para el PSOE como para IU a día de hoy no está claro su estatus jurídico.
NUEVATRIBUNA.ES - 13.10.2009

Esperanza Aguirre se está dando mucha prisa para crear la figura del diputado 'no adscrito' en la Asamblea de Madrid con el fin de que los tres parlamentarios imputados en la Gürtel no pasen al Grupo Mixto tras su renuncia al Grupo Popular. Tanto es así que el PP pretende aplicar una ley (en este caso para reformar el Reglamento de la Cámara) sin que haya sido aprobada y ni siquiera tomada en consideración por el Pleno.

El pasado viernes, el PP presentó su escrito para incluirlo este martes en la reunión de la Mesa de la Asamblea. El proyecto de ley será llevado al Pleno el jueves para su toma en consideración según lo acordado por todos los Grupos y se prevé que el trámite parlamentario, con la correspondiente incorporación de enmiendas, dure al menos un mes. Sin embargo, el PP ya da por hecho que Alberto López Viejo, Alfonso Bosch Tejedor y Benajamín Martín Vasco son a día de hoy diputados no adscritos ya que la iniciativa se ha aplicado con "efectos inmediatos", tal y como afirmó el portavoz popular David Pérez.

El portavoz también dejó claro que ninguno de los tres iba a ejercitar ninguno de los derechos que tienen como parlamentarios, como participar en las comisiones o plantear iniciativas legislativas, mientras se resuelva la reforma del reglamento. De hecho, el pasado viernes, López Viejo, Bosch Tejedor y Martín Vasco presentaron un escrito de renuncia a cualquier beneficio derivado de pertenecer al Grupo Mixto, en un gesto que no puede interpretarse de otra manera que como un acuerdo alcanzado con la dirección popular.

Para el PSOE, la Asamblea ha vuelto a ponerse "al servicio" de la presidenta de la Comunidad de Madrid. En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, la portavoz socialista, Maru Menéndez, consideró que Aguirre "ha actuado tarde, mal y amparando la corrupción de los tres diputados". En este sentido criticó que el PP se negara a abordar dicha reforma en 2003 cuando el ‘tamayazo’ y que tampoco hiciera nada hace nueve meses cuando saltó a la luz la trama Gürtel, momento en el que los tres imputados fueron expulsados del PP. Para Menéndez, los populares están haciendo una "chapuza legal" ya que a día de hoy no se sabe muy bien si son del PP, no adscritos o simplemente "los diputados de la Gürtel".

De la misma opinión es Inés Sabanés, para quien lo único que se logra con este "embrollo" es que los tres diputados "cambien de sillón" en el hemiciclo de la Asamblea. Tanto el PSOE como IU avalan la reforma reglamentaria y la creación de la figura del diputado no adscrito pero critican las formas y las prisas. Para la portavoz de IU, se trata de "una estrategia para servir a los intereses mediáticos" de la presidenta de la Comunidad. Para Menéndez, "Aguirre ha querido dar un titular y aparentemente actúa y se diferencia de Rajoy".

Las dudas jurídicas en torno a este asunto han llevado a la oposición a pedir un informe de legalidad a los servicios jurídicos de la Mesa de la Asamblea.

Tanto PSOE como IU aprovecharán esta reforma del reglamento para introducir ciertas iniciativas para reforzar la labor de oposición al Gobierno. Así, se pide que las comisiones de investigación no estén presididas por un diputado del Grupo que sustenta al Gobierno; que se fijen dos sesiones parlamentarias, una estrictamente para el control parlamentario y otra para las iniciativas legislativas; que se facilite el mecanismo para exigir la comparecencia de la jefa del Gobierno; además de reducir a 48 horas el plazo para la presentación de preguntas y no una semana como está ahora mismo estipulado.

Aguirre pacta con los imputados de la Gürtel que no ejerzan sus derechos como...
Comentarios