lunes. 15.07.2024

Para la dirigente madrileña, "son anticuadas, reaccionarias y antisociales" y "la prueba es que en estos años en los que el paro subía de forma desmesurada, los sindicatos han estado callados y ahora cuando se le pone remedio, amenazan con huelga general"

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que la reforma laboral que ha aprobado el Gobierno está hecha pensando en los parados frente a las políticas que "propugnan" los sindicatos y que, a su juicio, ha quedado demostrado que son "reaccionarias, anticuadas y antisociales".

Después de la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid celebrado en Génova, Aguirre ha explicado que todo el Comité ha estado de acuerdo en que esta reforma "por fin" se ha hecho "pensando en los parados" y que es "un gran paso hacia delante para favorecer la contratación".

Para la dirigente madrileña, "son anticuadas, reaccionarias y antisociales" y "la prueba es que en estos años en los que el paro subía de forma desmesurada, los sindicatos han estado callados y ahora cuando se le pone remedio, amenazan con huelga general", ha criticado.

Aguirre ha insistido en que la reforma laboral de Mariano Rajoy "responde a lo que España necesita" y que se ha hecho pensando "en resolver ese escándalo de cifra de paro de 23% en general y casi el 50% de paro juvenil".

LA FACILIDAD DE CONTRATAR

"Creo que este es un paso en la nueva dirección muy importante y que va a servir para cambiar la tendencia, frenar primero la destrucción de empleo y inmediatamente hacer que el empleo se cree", ha apostillado la presidenta madrileña, quien ha apuntado, además, que el marco actual estaba "obsoleto".

Por eso, ha recalcado la idea de no entender por qué los sindicatos se "agarran" a este marco laboral "como si fuera un clavo ardiendo". "Nadie entiende por qué... Han demostrado que las políticas que propugnan son anticuadas, reaccionarias y antisociales, hay que cambiarlas y hay que ir hacia la facilidad de contratar", ha agregado.

Y es que a la dirigente autonómica, no le importa "tanto el coste del despido". "No creo que la clave esté en el coste del despido porque con el despido muy costoso, hay 5 millones de parados", ha señalado Aguirre, quien ha añadido que la clave está "en la facilidad de contratar", sobre todo, para las empresas que actualmente atraviesan dificultades.

Aguirre llama "reaccionarios y anticuados" a los sindicatos