#TEMP
jueves. 30.06.2022

"Si Franco no consiguió doblegarme, estos tampoco van a hacerlo"

Duro reproche de José Bono a ciertos medios de comunicación en la reunión a puerta cerrada del Grupo Socialista tras la polémica por su patrimonio. Nadie exigió explicaciones. Él tampoco las dio. El PSOE cierra filas con el presidente del Congreso y arremete en tromba contra las "infamias" del PP.
> La 'caverna' se frota las manos
> "No soy amiguito del alma de Santamaría"
NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO 11.05.2010

José Bono recibió este martes en la reunión del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso todo el “afecto” y “cariño” de los diputados del PSOE tras la polémica por su patrimonio. Era la primera vez que el presidente del Congreso acudía a esta cita y la expectación era máxima a primera hora de la mañana en el edificio de la Carrera de San Jerónimo. “No he venido a dar explicaciones, vengo a dar las gracias”, aseguró de manera contundente nada más comenzar su intervención.

Bono habló por espacio de diez minutos y recibió un cerrado aplauso de sus compañeros de Grupo. A ellos agradeció la solidaridad mostrada en los últimos días por la ofensiva del PP y las muestras de afecto recibidas a través de correos electrónicos y de un centenar de mensajes por móvil. “Siento que sois mi familia, incluso a veces mucho más que la biológica”, dijo.

A la salida, Bono sólo se limitó a destacar que “todos” sus compañeros habían estado “muy amables y cariñosos”. Ello fue corroborado por algunos diputados como Rafael Simancas que calificó de “razonable y transparente” la exposición hecha por el presidente de la Cámara Baja: “Nos ha convencido a todos”, subrayó el portavoz de Fomento.

SE SIENTE OBJETO DE UNA “PERSECUCIÓN”

Bono no dio explicaciones sobre su patrimonio ni nadie se las pidió. Tampoco aportó documento acreditativo alguno aunque sí relató las razones políticas que a su juicio están detrás de la “persecución” del PP de la que se siente objeto, motivos relacionados con la intención de “tapar” el escándalo por la trama de corrupción Gürtel o con citas electorales como las próximas elecciones autonómicas, en concreto en Castilla-La Mancha, tradicional feudo del PSOE, donde será candidata la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El presidente del Congreso remitió a mediados de abril un informe al Fiscal General del Estado con copia a Mariano Rajoy de la que –según dijo en la reunión de su Grupo- aún no había tenido respuesta por parte del jefe de la oposición. Muchos de los diputados presentes como el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, destacaron que Bono no había ido a la reunión para dar explicaciones sino para “dar las gracias” por las muestras de apoyo recibidas.

”INFAMIA DE LA DERECHA”

Entre los más contundentes a la hora de salir en su defensa destacó Álvaro Cuesta: “Estamos incondicionalmente con él”, afirmó. El diputado socialista aseguró que “es una indecencia que el PP quiera tapar sus vergüenzas con la calumnia y la indignidad”. Palabras gruesas también salieron de la boca de otros parlamentarios del PSOE como Manuel de la Rocha, de Izquierda Socialista, que calificó de “infamia de la derecha” la campaña contra el presidente de la Cámara Baja.

Pero si alguien se despachó a gusto fue el principal protagonista. “Si Franco no me doblegó, estos tampoco lo van a conseguir”, afirmó en relación a los medios de comunicación que están publicando las informaciones sobre su patrimonio en concreto al Grupo Intereconomía al que no citó.

Bono se quejó de las críticas que cada cierto tiempo se lanzan contra él ya que “cada cierto tiempo hay un caso Bono”, ironizó. El dirigente socialista recordó cuando fue agredido en la manifestación contra ETA en junio de 2005 cuando era ministro de Defensa en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “No soportan que sea católico. No soportan que sea socialista. No soportan que haya sido antifranquista”, afirmó en la reunión que mantuvo con su Grupo a puerta cerrada.

”INSIDIAS PARA TAPAR LA GÜRTEL”

Sobre este asunto también se refirió en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces José Antonio Alonso donde reiteró el “respaldo unánime y caluroso” del Grupo al presidente de la Cámara Baja. El portavoz socialista calificó de “campaña de insidias” la ofensiva del PP contra Bono “para hablar de lo falso y no hablar de lo verdadero” y “tapar” así la trama de corrupción Gürtel. Asimismo recordó que “ya ha hecho público todo su patrimonio y ha hecho un ejercicio de transparencia indudable”.

Alonso respondía al hecho de que el PP quiera investigar este tema en la Comisión del Estatuto del Diputado, el órgano donde ha sido remitido por la Mesa del Congreso. Dicha comisión no tiene competencias para llevar a cabo una investigación sino sólo de control tal y como indicó el portavoz de IU Gaspar Llamazares después de que la vocera ‘popular’ Soraya Sáenz de Santamaría dijera ante los medios que el tema será tratado a finales de mayo o principios de junio.

“Somos partidarios de la máxima transparencia pero no de la calumnia y la difamación y estamos en lo segundo”, denuncio Llamazares en un claro e inequívoco respaldo a Bono del que dijo que había hecho “mucho más” de lo que le corresponde en el cargo institucional que ocupa. El diputado de izquierdas emplazó al PP a introducir, en la reforma de la Ley Electoral que se está tramitando en estos momentos en el Congreso, una propuesta para que “renta y patrimonio” sea una obligación de declaración pública de los políticos.

Por su parte Sáenz de Santamaría aseguró en un corrillo con periodistas que Bono “tiene que dar explicaciones” en sede parlamentaria y que la “solución” no pasa por ir a hablar con su Grupo. El PP no descarta pedir la dimisión del presidente del Congreso dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos.

"Si Franco no consiguió doblegarme, estos tampoco van a hacerlo"
Comentarios