viernes. 23.02.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 23.8.2010

La concejala socialista del Ayuntamiento de Madrid Carmen Sánchez Carazo ha llamado la atención sobre el peligro que suponen este tipo de disputas. En su blog avisa que "las primarias han de ser limpias y han de hacerse declaraciones leales y que no confundan a los ciudadanos y a los militantes. Hoy el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha instado a la dirección federal del PSOE a que proporcione el censo de militantes y el calendario de las primarias a los aspirantes a obtener la candidatura socialista a la Comunidad de Madrid en los comicios de mayo de 2011 (...) Las personas que están en la Ejecutiva como David Lucas saben que la organización es responsabilidad de la Ejecutiva Federal".

Sánchez Carazo se remite a las explicaciones que se dan en otro blog, el de Franesco, que afirma que "las informaciones falsas que acerca de la actuación de la dirección regional del PSM en el todavía no iniciado proceso de Primarias están vertiendo diferentes integrantes de la precandidatura de Trinidad Jiménez, con su portavoz David Lucas a la cabeza, están haciendo mucho daño al PSOE en su conjunto, algo que ya se ha vuelto en contra de dicha precandidatura, que al principio parecía una opción amable y ya ha demostrado no serlo". Y concluye con una invitación a la precandidata: "Algunos apoyos de Trinidad Jiménez –espero que sin su autorización, aunque convendría que ella misma saliese a desmentir a su portavoz– están tratando de hacer creer a los militantes que deben votar el 3 de octubre, y a la sociedad en su conjunto, que la dirección regional del PSM manipula el proceso de Primarias".

Es previsible que el PP no tarde en tratar de rentabilizar el asunto. De hecho, el edil popular en Madrid Ángel Garrido ha opinado ya que si el secretario de Estado para el Deporte y previsible candidato socialista a la Alcaldía de la capital, Jaime Lissavetzky, afirmó el domingo que la campaña contra Alberto Ruiz-Gallardón será limpia es porque "está acostumbrado a campañas sucias". Continúa diciendo: "Lo entiendo. Acostumbrado como está a campañas bastante sucias desde el partido del que es protocandidato, el hecho de que pueda vivir una limpia le tiene embelesado", ha afirmado Garrido en el post '¡Al PP Bus!' publicado en su blog. Y añade que lo de 'acostumbrado a campañas sucias' no son sus palabras, sino que "han sido los propios socialistas los que se han pedido entre sí que haya juego limpio en las primarias". "Vamos, que no se fían ni de ellos mismos. De hecho, ya se están zurrando por los listados".

¿Primarias amables o a 'cara de perro'?