viernes. 19.07.2024
BELÉN BARREIRO

Belén Barreiro: “La sociedad española parece dormida hasta que estalla”

La directora del Laboratorio de Ideas de la Fundación Alternativas analiza para nuevatribuna.es el estado de salud de la democracia española, el 15M o la derrumbe socialista de 2011. Entre sus reflexiones, Barreiro no descarta que la crisis pueda llevar al PP a no revalidar su victoria en los próximos comicios. 

“Los sistemas corruptos son sistemas que tienen democracias de peor calidad en todos los sentidos"

Al frente del Laboratorio de Ideas de la Fundación Alternativas, de orientación progresista, Belén Barreiro, Doctora en Ciencias Políticas y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, nos habla de los últimos trabajos en los que está inmerso el Laboratorio, entre ellos el último 'Informe sobre la Democracia en España' que cuenta ya con su sexta edición.

El estudio, dirigido por Joaquín Estefanía, pone una nota de 5,8 a la democracia española, un aprobado que evidencia las debilidades de las que adolece nuestro sistema democrático y que esencialmente son cuatro: la interferencia internacional, la injerencia de los mercados, la sensación de alejamiento de los partidos sobre la ciudadanía, y la corrupción, que figura año tras año como uno de los principales problemas.

“Los sistemas corruptos son sistemas que tienen democracias de peor calidad en todos los sentidos. No es un hecho aislado, es una causa y a la vez es un síntoma de las instituciones que no están funcionando como deben”, señala Belén Barreiro. En este sentido, subraya que la percepción que tienen los ciudadanos sobre las corruptelas políticas también está en el origen de movimientos como el 15M tal y como se resalta en el llamado ‘Zoom Político’, otra de las colecciones electrónicas que ha puesto en marcha el Laboratorio.

"La voz del ciudadano tiene que estar presente y tiene que tener un efecto en la decisiones que se tomen”

Pero además de la corrupción, Barreiro destaca la necesidad que tiene el ciudadano de sentir que tiene voz, peso y poder de decisión en el rumbo de las políticas puestas en marcha por los gobiernos y que cada vez parecen estar ninguneadas por otros organismos supranacionales aunque ambos no tengan por qué ser incompatibles. “La solución pasa por reforzar las instituciones de la UE, tomarnos en serio que en Europa o, estamos políticamente, o quizá es mejor no estar, porque para estar con una democracia cada vez mas secuestrada…”.

Barreiro se declara europeísta pero asegura que empieza a ver “no tantas ventajas como veía hace años” y reclama la “necesidad de que en todas las reuniones internacionales nos tomemos en serio que la voz del ciudadano tiene que estar presente y tiene que tener un efecto en la decisiones que se tomen”.

Pero el informe también pone de manifiesto que pese a la herencia del franquismo, la democracia española ha logrado ser en términos procedimentales muy sólida. “En España hay elecciones libres y hay libertad para opinar. Se vive en un clima de tolerancia y libertad, y eso es muy relevante porque no siempre se consigue que funcionen las reglas con tanta seriedad. Eso implica además que todo el proceso electoral es bueno hasta en cómo funciona la noche electoral, en la vanguardia de rapidez en la entrega de resultados y que tiene que ver con haberse tomado en serie el proceso”.

En opinión de Barreiro, otro elemento fundamental es la tolerancia: “Llama la atención que un país se ha apuntado tarde al carro de la democracia sea de los países que ha sido pionero en aprobar una ley homosexual; y llama la atención que, en general en España, haya tanta tolerancia a la hora del respeto que se tienen los ciudadanos los unos a los otros, las formas de vida que tiene cada uno, eso es un mérito muy importante, que siendo una sociedad con una tradición católica sea tan enormemente tolerante”.

"Ya en el año anterior al 15M se observaba en las encuestas que se estaba cociendo entre los ciudadanos un malestar y unas demandas que luego estallaron con este movimiento”

Como tercera fortaleza de la democracia en España, Barreiro destaca el sistema sanitario, gravemente amenazado por la crisis y por los ajustes llevados a cabo por el actual gobierno del PP. En este sentido alerta de que el Estado de Bienestar está en peligro: “Me da la impresión de que algunos consensos que tienen los ciudadanos se están rompiendo pero no entre los ciudadanos sino por la fuerza de los acontecimientos y de las decisiones políticas”.

La Fundación Alternativas lleva tiempo sondeando el origen y la naturaleza de movimientos sociales como el 15M. En los distintos estudios realizados hasta el momento, el Laboratorio ha constatado que dicho movimiento no es tan heterogéneo como algunos defienden ya que la composición de sus miembros es claramente de izquierdas, en un ratio de edad que va entre los 25-30 años y la mayoría con estudios universitarios.

“Estas personas coinciden en una serie de demandas o críticas a la democracia entendida de una forma amplia, porque las críticas van dirigidas a los partidos políticos, pero también a las grandes corporaciones y a los bancos y a los medios de comunicación y donde lo que se reclama en su esencia es otorgar a la democracia española un mayor contenido. Es decir, que la democracia no consista en un mero procedimiento en el que los ciudadanos votan cada cuatro años y en donde las decisiones que se adoptan no son las que siempre beneficien a la propia ciudadanía, sino que a lo que aspiran es a una democracia capaz de crear políticas buenas para todos, de bienestar y donde la opinión de los ciudadanos quede reflejada”, explica Barreiro.

Durante su etapa como directora del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y en los orígenes de la crisis (2008-2009) se realizaron estudios donde se observa el malestar latente de la ciudadanía y donde figuran muchas de las cuestiones que luego fueron recogidas por el movimiento 15M. “Las sucesivas encuestas reflejaban una crítica mayor de los ciudadanos a los partidos, a la banca, al sistema económico, una denuncia mayor de las desigualdades sociales, una demanda mayor de más solidaridad y de más políticas de bienestar y eso estaba ahí y recuerdo haber hecho informes en aquella época sobre cómo los ciudadanos estaban reivindicando en silencio (a través de las encuestas) quejas silenciosas que en gran medida coincidían con lo que luego reflejó el 15M. Ya en el año anterior se observaba de forma nítida que se estaba cociendo entre los ciudadanos un malestar y unas demandas que luego estallaron con este movimiento”.

“Es muy posible que este ciclo de crisis económica provoque ciclos políticos más cortos. Y es posible que nos encontremos en las próximas elecciones generales que por primera vez un gobierno dura solo cuatro años”

“La sociedad española parece dormida hasta que estalla. Y no es la primera vez que pasa. Pasó con la guerra de Irak. En la última legislatura de Aznar pasó varias veces. Ocurrió lo mismo con el terrorismo y ahora con el 15M. La mayoría de indicadores reflejan que es una sociedad poco participativa pero que en un momento dado reacciona con mucha virulencia y con mucha capacidad”, asegura.

Belén Barreiro fue directora del CIS desde mayo de 2008 (tras la segunda victoria de Zapatero) hasta septiembre de 2009 por lo que conoce bien la “cocina” de las encuestas. El último sondeo sobre intención de voto publicado muestra una caída de cuatro puntos del PP. Barreiro considera relevante esta dato pero precisa que todos los gobiernos experimentan “un primer momento de luna de miel que dura muy poco”. Se refiere al primer barómetro tras las elecciones generales que siempre resulta muy positivo para el partido ganador. Le pasó al PSOE en 2004 y ahora le ha pasado al PP. Sin embargo, tras ese primer momento de celebración “empieza la convivencia, las dificultades y la decepción” y ese es el momento en que se encuentra el actual gobierno de Mariano Rajoy, al que hay que añadir un factor que está afectando a todos los gobiernos democráticos y que fue también la razón fundamental de la caída del PSOE: “la volatibilidad de la economía” que deriva en la “volatibilidad política”.

“Es muy posible que este ciclo de crisis económica provoque ciclos políticos más cortos. Y es posible que nos encontremos en las próximas elecciones generales de España que por primera vez un gobierno dura solo cuatro años”, aventura.

En unos de los últimos libros de la Fundación Alternativas “Años de cambio, años de crisis”, de Ignacio Sánchez-Cuenca, se relatan los ocho años de gobiernos socialistas con sus aciertos y errores sobre todo en materia de política económica que llevó al PSOE a obtener los peores resultados de su historia electoral el 20 de noviembre de 2011. “El PSOE pierde de forma abrumadora en el electorado centrista o menos ideológico, los ciudadanos que son de centro y votan a PSOE o PP en función de distintos criterios o los que no tienen ideología. Estamos hablando de un 40% que no tiene un peso ideológico fuerte, es una parte importante del electorado, no es que no hayan votado es que nunca lo han hecho con criterios ideológicos. En ese electorado pesa muchísimo el convencimiento de que el partido que mejor gestiona la economía es el PP y eso no ha sido así siempre, en otros periodos era el PSOE, eso se da la vuelta con la crisis y quizá se vuelva a dar la vuelta dentro de unos meses”.

Barreiro sigue explicando que además hay otro factor de pérdida de votos a tener en cuenta, el que tiene que ver con “un electorado muy ideologizado que es el de izquierdas, ya sea la izquierda socialista, más de ideología moderada o la más próxima a IU. "No hay que olvidar que Zapatero en 2008 tiene mejor valoración en los votantes de IU que el propio Llamazares, ya no te digo si lo comparas con Cayo Lara. Con la victoria del PSOE en 2008, a diferencia de Felipe González, se reforzó el voto de la izquierda y ese voto se derrumba en 2011. Esa gente da la espalda al PSOE porque las políticas que se hacen son erróneas, no tienen nada que ver con lo que debería ser la política del PSOE, el factor del castigo es un factor ideológico”, concluye.

Belén Barreiro: “La sociedad española parece dormida hasta que estalla”