sábado. 25.05.2024

“El voto es un arma pacífica para cambiar las cosas, pero luego habrá que seguir articulando la izquierda alternativa. Es una carrera de fondo para recuperar los referentes de la izquierda”

Cayo Lara aprovechó hoy su visita de campaña a Cataluña para dejar constancia de que no cree que PSOE y PP hayan estado solos en sus políticas neoliberales contra los derechos sociales y en defensa del ‘ajuste duro’ que ordenan los mercados y la Unión Europea. El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno instó desde Sant Adrià de Besòs en el acto público de la mañana a “privatizar” a aquellos que han defendido y defenderán la misma salida a la crisis. Junto a PSOE y PP camina CiU, formación conservadora con la que se cierra el “trío de recortadores” que han contribuido activamente a ahondar en la crisis, permitir la especulación y frenar que haya una salida social y de izquierdas a los problemas.

Lara estuvo arropado por las intervenciones del candidato número 3 por Barcelona al Congreso, Joan Josep Nuet, la joven integrante de esta misma listas Mireia Rovira y el coordinador federal de EUiA, Jordi Miralles. Entre los asistentes al acto estaba Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal jefe Anticorrupción y que ocupa el simbólico puesto 31 en la candidatura de más conocidos al acto esta, y la nº2 también por Barcelona, Laia Ortiz.

“Ya ha aplicado políticas de ajuste a nivel del Estado, lo mismo hacen el PP en Castilla-La Mancha o CiU en Cataluña”

El coordinador federal de IU combinó la necesidad de que los electores “no vuelvan a poner en las instituciones” al mayor número posibles de cargos electos de PP, CiU y PSOE para castigarles así por sus políticas, con la esperanza de lograr al menos tres escaños de ICV-EUiA por Barcelona, entre los que estaría Nuet “un político honrado y un amigo”, dijo.

En un abarrotado y caluroso salón de la biblioteca pública Font de la Mina, de Sant Adrià de Besòs, se explayó en comparar lo hechos por socialistas, populares y convergentes, a los que ve como “corresponsables solidarios” de la crisis, entre otras razones, por sus coincidencias en votar en el Congreso las rebajas de impuestos, la desregulación de los mercados y el adelgazamiento del Estado.

Insistió en su propuesta para hacer una reforma fiscal progresiva e incrementar los impuestos a las rentas más altas y luchar contra el fraude

Antes de desarrollar el tema económico que centra buena parte de su discurso, Cayo Lara hizo un breve paréntesis al principio para referirse a la manifestación que estaba teniendo lugar también este domingo en la base de Rota (Cádiz) en contra del desarrollo del apoyo militar desde la misma al escudo antimisiles de EE.UU, tema en el que vuelven a estar de acuerdo las tres mismas formaciones.

Volvió de inmediato al asunto de la crisis para recordar que igual que el Gobierno socialista “ya ha aplicado políticas de ajuste a nivel del Estado, lo mismo hacen el PP en Castilla-La Mancha o CiU en Cataluña”.

Lara siguió con el símil castellano-manchego –su comunidad de origen- para recordar que mientras él hablaba en Sant Adrià, María Dolores de Cospedal hacía lo mismo a pocos kilómetros, en Badalona. Ironizó con el hecho de que quizá la presidenta de Castilla-La Mancha y número 2 de Rajoy en Madrid “quizás acabe hablando también catalán en la intimidad (como aseguró Aznar que hacía en la legislatura que necesitó el apoyo de CiU) y lo haga cuando se vaya a entrevistar con Artur Mas”.

El candidato de IU apostó por la salida de la crisis con verdaderas políticas de izquierda, porque “el fraude fiscal, la especulación o los recortes no lo son, son de derechas” e insistió en su propuesta para hacer una reforma fiscal progresiva e incrementar los impuestos a las rentas más altas y luchar contra el fraude.

“El tres por ciento de las grandes empresas defraudan 42.700 millones de euros anuales, más de lo que gastamos en Educación. ¿Dónde está la Agencia Tributaria?”, cuestionó.

Sobre la clara mejora electoral que las encuestas señalan para IU el 20-N, Cayo Lara explicó que el objetivo es recuperar “un grupo parlamentario fuerte para que sea la voz de la calle” y, a continuación, intentar un “cambio en la correlación de fuerzas” en Madrid para que no se sigan aplicando políticas de derechas.

“El voto es un arma pacífica para cambiar las cosas, pero luego habrá que seguir articulando la izquierda alternativa. Es una carrera de fondo para recuperar los referentes de la izquierda”, dijo.



"El voto es un arma pacífica de los ciudadanos para cambiar las cosas"