sábado 29/1/22

"Aguirre es una 'metete', anda todo el día con la antena puesta a ver dónde hay lío"

La mujer del presidente de Cantabria, Aurora Díaz, tiene claro que no le gusta la presidenta de la Comunidad de Madrid. Hoy ha comentado los incidentes que salpicaron la celebración de la Fiesta Nacional y a los que no fue ajena la 'lideresa'.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.10.2010

"Lo siento Sr. Revilla, esto es la libertad de expresión, en Madrid la hay". Esto es lo que el presidente de Cantabria contó el martes que le había dicho la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cuando arreciaban los abucheos a Zapatero a su llegada al desfile militar y mientras sonaba el himno nacional. Miguel Ángel Revilla expresó su disconformidad tachando el gesto de falta de respeto y fue entonces cuando se desataron las tensiones con Aguirre.

Revilla explicó que cuando él bajó a saludar a los Reyes, al besamanos, su mujer, Aurora Díaz, se quedó sentada en la tribuna y que en ese momento el consejero de transportes de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, sentado justo detrás del presidente de Cantabria y de su esposa, comentó en voz alta: "Hay que ver qué país que uno se hace famoso por un taxi y unas anchoas", haciendo alusión a la gracia que hace siempre Revilla cuando viaja en taxi a la Moncloa y lleva unas anchoas.

Tras escuchar este comentario, Aurora Díaz contestó a Echeverría con un "Mi marido es famoso por honrado y buen gestor, así que cierre la boca". Entonces, el consejero madrileño le contestó "Oiga usted, no se pique", con "un tono un poco chulito", según Díaz, que esta mañana ha hablado con las agencias. Ella le espetó "no me pico", y le explicó que Revilla "ha ido en taxi siempre", aunque "a lo mejor no se nota tanto como cuando es presidente". "De todas maneras, vamos a ver el desfile que a eso hemos venido", zanjó Díaz, antes de girarse hacia delante. Al finalizar el acto, Aurora Díaz le bromeó a Revilla: "Ahí tienes a un fan tuyo", en alusión al consejero de Transportes, y le contó lo ocurrido.

Y este no fue el único incidente protagonizado por la presidenta madrileña. Durante la ofrenda a los caídos, también se escucharon silbidos y gritos de "¡Fuera!, ¡fuera!, ¡Dimisión, Zapatero dimisión!". Ante esto, Díaz le dijo al presidente de Cataluña, José Montilla: "Ya están ahí. Pero qué demócratas, es que no respetan nada. Qué impresentables". Según su versión, Aguirre comentó al respecto: "Tranquila, tranquila, que a ti no te van a hacer nada, que están vallados a 500 metros". La presidenta madrileña añadió al respecto: "¿O es que a tu marido (Revilla) no le pitan?. A mí también me pitan y me aguanto".

Aurora Díaz, ha calificado de "anécdota" lo sucedido con Aguirre, de la que ha dicho que es "una metete" y "anda todo el día con la antena puesta a ver dónde hay lío". "Yo con Esperanza Aguirre no hablo, no hablo porque es una mujer que no me gusta, no me gusta su manera de ser, hablando alto siempre, haciéndose notar, y me parece a mí un poco faltona cuando habla", ha añadido.

La mujer de Revilla ha indicado que lo que le "ofendió" es "ver a las familias de los muertos, que iban llorando" y "esa manera de impresentables" silbando y gritando, lo que le dio "miedo". "A mi me ha dado miedo ayer ver Madrid. Es tremendo", ha recalcado. "Aquí, en Cantabria, es la cosa más suave, pero allí... Yo no sé si les han dado cuerda a esta gente", "les veo muy agresivos", ha apostillado.

Por su parte, Aguirre no se ha querido pronunciar sobre el incidente con Aurora Díaz. Pero sí que ha matizado sus primeras declaraciones sobre los abucheos para señalar que se produjeron "en momentos especialmente inapropiados e inadecuados", ya que llegaron en el homenaje a los caídos. "Yo siempre estoy en contra de los abucheos, de todos aquellos que se producen. Es verdad que los políticos tenemos la obligación de aguantarlos. A mí me pasa en muchas ocasiones", ha explicado tras inaugurar centro escolar en Las Rozas.

Eso sí, ella insiste en que la culpa de todo la tiene que este año se haya querido "restar protagonismo" al desfile, "suprimiendo tribunas, suprimiendo el público, poniéndolo muy alejado y detrás de unas verjas, alegando motivos de seguridad" que, a su juicio, "no pueden ser ciertos porque otros años no han existido". Aguirre ha reiterado que "mucha gente" de su Secretaría, así como diputados, pidieron entradas para ver el desfile pero "no dieron a nadie". "Decían que se habían reducido el espacio pero estábamos en el mismo sitio que el año pasado y probablemente, como la gente estaba tan lejos, pues esos pitidos se produjeron en momentos especialmente inapropiados e inadecuados porque también se habían suprimido las pantallas y la gente a lo mejor no oía bien", ha razonado.

"Aguirre es una 'metete', anda todo el día con la antena puesta a ver dónde...
Comentarios