#TEMP
lunes. 15.08.2022

¿Acabarán pasando factura a Carme Chacón los tejemanejes de su marido?

Según ha podido saber nuevatribuna.es, el actual jefe de gabinete de la titular de Defensa, Manuel López Blázquez, está dispuesto a abandonar su cargo harto del que fuera secretario de Estado de Comunicación con Zapatero, Miguel Barroso, que mantiene su fuerte influencia en la Moncloa y hace y deshace a su antojo en el Ministerio.
NUEVATRIBUNA.ES 15.09.2010

A Manuel López Blázquez, actual jefe de Gabinete de la titular de Defensa Carme Chacón, se le ha acabado la paciencia y se muestra dispuesto a abandonar su cargo según cuentan fuentes de toda solvencia a nuevatribuna.es. La razón no es otra que el papel que juega el marido de la ministra y ex secretario de Estado de Comunicación, el zaragozano Miguel Barroso, con el que contrajo matrimonio en diciembre 2007 y con el que tuvo un hijo.

El currículo de Barroso es extenso. En 1982 ejerció de jefe de prensa del entonces ministro de Educación, José María Maravall. Bendecido por el propio Alfredo Pérez Rubalcaba, llegó a asesorar a Felipe González preparando algunos de los debates que tuvo con José María Aznar en el Parlamento. Su acercamiento a José Luis Rodríguez Zapatero se produjo en la campaña para las elecciones autonómicas y municipales de 2003. Desde entonces, el presidente del Gobierno no quiso prescindir de él.

Asociado durante un tiempo con su ‘íntimo’ José Miguel Contreras en una empresa de medición de audiencias, los conocidos como los migueles hicieron piña en las negociaciones con Mediapro presidida por Jaume Roures donde Barroso medió cuando todavía era máximo responsable de Comunicación de La Moncloa. De hecho, la cadena de televisión La Sexta nació de una ley de 2005 diseñada por el propio Barroso que junto con Contreras compartieron confidencias con Zapatero además de su afición por el baloncesto. Posteriormente fue designado director general de Casa de América, cargo que sustituyó incorporándose como director para España de la firma de publicidad Young & Rubicam.

Esto es grosso modo la trepidante carrera de Barroso que parece seguir teniendo mucha influencia en el Gobierno de Zapatero. Y es que hay que quien afirma que su ambición no tiene límites con su especial habilidad para actuar en la trastienda y sus conocimientos de marketing político que no ha dudado en utilizar para relanzar a su mujer, la ministra Chacón, que por ello mismo puede llegar a verse tocada con tantos tejemanejes.

Ya son varios los jefes de gabinete que han desistido. A ellos puede sumarse ahora López Blázquez, harto de que Barroso haga y deshaga a su antojo en todas las cuestiones relacionadas con la comunicación y la agenda de Chacón. Hasta tal punto llegó que, según informaba en noviembre de 2008 el Confidencial Digital, Barroso se reunía semanalmente y en secreto con la cúpula militar en calidad de asesor. A esas reuniones asistía también el propio López Blázquez.

El periodista Carlos Carnicero también ha aireado las artimañas de Barroso en su blog, donde cuenta que fue él quien medió entre Zapatero y Pedro J. Ramírez, director del periódico El Mundo.

La última polémica que ha salpicado al matrimonio Chacón-Barroso tiene que ver con un lujoso chalet ubicado en República Dominicana. La noticia saltó este verano y el Ministerio se apresuró a aclarar que la ministra no es propietaria de la residencia caribeña sino su marido y que ambos mantienen régimen de separación de bienes.

En fin, mucho tomate que puede llegar a salpicar y repercutir en la imagen de la que algunos consideran posible delfín de Zapatero como futura candidata del PSOE a la presidencia del Gobierno.

¿Acabarán pasando factura a Carme Chacón los tejemanejes de su marido?
Comentarios