domingo. 21.04.2024
seguridad-social-4

El Gobierno, además, ha impedido las aportaciones a planes de pensiones complementarios de jubilación de los empleados públicos

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT ha alertado de las consecuencias que tienen los recortes y las continuas congelaciones a los empleados públicos sobre la jubilación. Las congelaciones salariales y la supresión de la paga extraordinaria tienen una repercusión directa en las pensiones de jubilación.

Según los cálculos iniciales realizados por el sindicato, un empleado público del régimen general que se jubile en 2015 percibirá una jubilación de menor cuantía que otro que se jubiló en 2011 en la misma situación y condiciones: categoría, edad, años cotizados, etc.

En un sistema contributivo, la cuantía de las pensiones depende de los salarios percibidos durante la vida laboral. Circunstancia que, junto al endurecimiento de los requisitos para causar derecho a pensión: incremento de la edad, ampliación del periodo de cálculo, revalorización, provoca que las pensiones permanezcan estancadas o disminuyan en la misma proporción que los salarios.

En cuanto a los empleados públicos incluidos en el Régimen Especial de Clases Pasivas, los recortes han hecho que haber regulador, que se toma como referencia para el cálculo de la pensión, se ha incrementado en menor proporción al que se venía produciendo antes del año 2011.

El Gobierno, además, ha impedido las aportaciones a planes de pensiones complementarios de jubilación de los empleados públicos. Esto provoca que dichos planes estén menguando y registrando pérdidas alarmantes, ocasionando la percepción de cuantías irrisorias.

A este deterioro de las pensiones de jubilación se suma el hecho de que los empleados públicos están excluidos de la jubilación anticipada parcial, tras su supresión de la Ley 7/2007, del Estatuto Básico. UGT ha planteado que las distintas Administraciones Públicas puedan realizar aportaciones a planes de pensiones de jubilación para sus empleados públicos. Se recupere la redacción original del artículo 67 del Estatuto Básico del Empleado Público, que recogía la jubilación parcial. Desarrollando y concretando el procedimiento para poder llevarla a cabo.

UGT ha exigido que se incluya en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, mediante enmienda en su paso por el Senado, un incremento salarial superior al 1% previsto, que incida positivamente en la cuantía de la jubilación a percibir.

A través de cartas remitidas a los grupos parlamentarios, UGT ha planteado que se incluyan enmiendas sobre aspectos laborales esenciales para los empleados públicos como salario, jubilación, empleo y carrera profesiones, que se han quedado sin solución ya que el Gobierno ha incumplido su compromiso con los empleados públicos y mantiene bloqueada la negociación colectiva que anunció que llevaría a cabo paralelamente al recorrido parlamentario de los presupuestos. 

Un funcionario que se jubile hoy cobrará menos que si lo hubiera hecho en 2011