SE HAN ENVIADO 81.000 CARTAS A EMPRESAS

Trabajo ha detectado en un mes 130.000 contratos fraudulentos entre temporales y parciales

Con la primera remesa de cartas a empresas incumplidoras, el Gobierno ha logrado que casi un 60% de los contratos temporales detectados pasen a fijos.

Magdalena Valerio. (Imagen: Nueva Economía Forum)
Magdalena Valerio. (Imagen: Nueva Economía Forum)

En total, son 130.000 los trabajadores que el Gobierno ha detectado afectados, de los cuales 80.500 tenían contratos temporales y 50.000 contratos a tiempo parcial

Desde la puesta en marcha, el pasado mes de agosto, del Plan Director por un Trabajo Digno, 46.554 contratos temporales han pasado a ser fijos.

El dato lo ha dado este jueves la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Magdalena Valerio ha explicado que de las cartas enviadas en agosto tras detectar que había 80.500 contratos temporales que habían superado su tiempo legal establecido, un total de 46.554 pasaron a ser indefinidos, lo que supone un porcentaje del 58%.

“Puede ser una gota de agua en el océano de la precaridad laboral, pero da idea del compromiso del Gobierno y de su voluntad de cambiar las cosas”, ha dicho la ministra.

Según datos aportados por el Ministerio, se han enviado 81.000 cartas a empresas que habrían incurrido en algún tipo de fraude laboral. La mayoría de ellas son pequeñas y medianas empresas de servicios, ubicadas en gran medida en la costa mediterránea.

En total, son 130.000 los trabajadores afectados, de los cuales 80.500 tenían contratos temporales y 50.000 contratos a tiempo parcial. Sobre estos últimos, el gabinete de la ministra aún no ha aportado datos.

De los primeros, el 42% no ha conseguido la reconversión a fijos. Eso no quiere decir que dichos trabajadores se hayan quedado sin empleo, precisan las fuentes consultadas, sino que las empresas implicadas no han respondido aún a los requerimientos del Gobierno en su remesa de cartas, en cuyo caso, serán sometidas a la Inspección de Trabajo como segundo paso previsto en el plan de lucha contra el fraude laboral.

El Plan Director por un Trabajo Digno (2018-2020) contiene 75 medidas concretas para combatir situaciones de abuso laboral como la temporalidad injustificada o la parcialidad abusiva que convierte en la práctica una jornada a tiempo parcial en jornada completa.

El plan está dotado con 30 millones de euros y el Gobierno prevé aumentar en dos años en un 25% de la plantilla de inspectores, esto es, cerca de 900 efectivos más.