<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023
PREOCUPACIóN POR EL DESEMPLEO JUVENIL

La OIT alerta del aumento de desempleo en el mundo, especialmente entre los jóvenes

La débil recuperación de la economía no ha ido acompañada de una mejora en los mercados laborales a nivel mundial. Así lo refleja el informe de la OIT, 'Tendencias mundales de empleo 2014', que cifra en más de 200 millones los desempleados en el mundo.

Joaquin Nieto, director de la Oficina de la OIT para España. (Foto de archivo).

Muchos sectores presentan beneficios, pero la mayoría de estos van principalmente a los mercados de activos y no a la economía real, señala Nieto

La débil recuperación de la economía no ha ido acompañada de una mejora en los mercados laborales, el desempleo a nivel mundial en 2013 llegó a ser de casi 202 millones de personas, según el nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Tendencias Mundiales del Empleo 2014.

En el informe se señala que el crecimiento en el empleo sigue siendo débil, en particular entre la gente joven, y que hay un número muy importante de trabajadores que ha desistido de buscar empleo y que se encuentran fuera del mercado laboral. “Muchos sectores presentan beneficios, pero la mayoría de estos van principalmente a los mercados de activos y no a la economía real, dañando las perspectivas de empleo a largo plazo” señala Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España.

Con respecto a las tendencias actuales, se estima que entorno a 200 millones de puestos de trabajo se crearán de aquí a 2018. Si bien esto es menos de lo que se requiere para absorber el creciente número de nuevas incorporaciones al mercado de trabajo. "Lo que se necesita con urgencia es re-pensar la política. Se precisan mayores esfuerzos para acelerar la creación de empleo y para apoyar a las empresas que crean puestos de trabajo", ha señalado el director general de la OIT, Guy Ryder.

CIFRAS Y DATOS

-El número de desempleados en el mundo aumentó en 5 millones de personas en 2013, lo que significa un total de 202 millones, una tasa de desempleo del 6 por ciento.

-Unos 23 millones de trabajadores han abandonado el mercado de trabajo.

-Se espera que el número de demandantes de empleo aumente en más de 13 millones de aquí a 2018.

-En torno a 74,5 millones de personas de entre 15 a 24 estaban desempleados en 2013, lo que supone una tasa del 13,1 de desempleo juvenil a nivel mundial.

-Alrededor de 839 millones de trabajadores vivían con sus familias con menos de 2 dólares EE.UU. por persona en 2013.

-Entorno a 375 millones de trabajadores vivían con sus familias con menos de 1,25 dólares por personal al día en 2013.

El desempleo juvenil sigue siendo una preocupación importante

El informe hace hincapié en la urgente necesidad de integrar a los/las jóvenes en la fuerza de trabajo. En la actualidad, unos 74,5 millones de hombres y mujeres menores de 25 están en paro, una tasa de desempleo juvenil a nivel mundial que representa más del 13 por ciento, el doble de la tasa de desempleo global.

En los países en desarrollo, el empleo informal sigue siendo generalizado, y el ritmo de las mejoras en la calidad del empleo se está desacelerando. Esto significa que menos personas están saliendo de los trabajos pobres. En 2013, el número de trabajadores en situación de extrema pobreza -que viven con menos de 1,25 dólares EE.UU. al día- disminuyó en sólo el 2,7 por ciento a nivel mundial, una de las tasas más bajas en la última década, con la excepción de los primeros años de la crisis.

La recuperación global en los mercados de trabajo se ve frenada por un déficit de la demanda agregada. En muchos países desarrollados, las reducciones severas en el gasto público y el incremento de los impuestos sobre el consumo y la renta tienen un gran impacto en las empresas privadas y los hogares. Además, la falta de coordinación entre la política monetaria y fiscal ha incrementado de forma sustancial la incertidumbre del mercado laboral.

Se estima que más de 23 millones de personas han abandonado la búsqueda de empleo

El desempleo se ha prolongado considerablemente. En algunos países, como en España y Grecia, a los demandantes de empleo les lleva el doble de tiempo que antes de la crisis para conseguir un nuevo trabajo. Y, cada vez hay más trabajadores potenciales que desalentados dejan de buscar empleo, lo que lleva además a una desactualización y gradual obsolescencia de sus conocimientos y capacidades profesionales, y el aumento del desempleo a largo plazo, tal como señala Ekkehard Ernst, el autor principal del informe.

"Se estima que más de 23 millones de personas han abandonado la búsqueda de empleo, con lo cual es imperativo que las políticas activas de empleo redoblen esfuerzos para hacer frente a la inactividad y desajuste en capacidades profesionales", señala Ernst, que dirige la Unidad de Tendencias del Empleo en el Departamento de Investigación de la OIT.

Un cambio hacia políticas más favorables de creación de empleo y el aumento de los ingresos impulsaría el crecimiento económico y la creación de empleo, según el informe. En los países emergentes y en desarrollo, es fundamental fortalecer los pisos de protección social y promover la transición hacia empleo formal. Esto también apoyaría la demanda agregada y el crecimiento global.

Mirada global a las tendencias mundiales del empleo: Unión Europea y de las economías desarrolladas

-Los signos de recuperación de la actividad económica se han fortalecido en la Unión Europea y la región de las economías desarrolladas a lo largo de 2013.

-Sin embargo, las mejoras tanto en productividad como en competitividad aún no han sido lo suficientemente fuertes para reducir la importante y creciente brecha de empleo: las condiciones del mercado laboral no mostraron signos de mejoría durante 2013 , la región se ha caracterizado por una recuperación de la actividad, pero no de los puestos de trabajo.

-La tasa de desempleo aumentó de nuevo en 2013 al 8 por ciento, es decir 45,2 millones antes de que empiece a bajar de forma gradual por debajo del 8 por ciento para 2018.

-El empleo de larga duración está en aumento a medida que aumenta desajuste del mercado de trabajo.

-La calidad del empleo en la mayoría de países de la región se ha deteriorado con aumento de los contratos temporales y a tiempo parcial involuntarios, los trabajos pobres, trabajo informal, y la polarización de los salarios. El trabajo y la desigualdad de ingresos han aumentado aún más.

-En parte que la recuperación sea débil es debido a las continuas políticas de austeridad en la región.

-Existe el riesgo de que las políticas monetarias y fiscales siguan sin coordinación.

-La lenta recuperación tanto de la producción y el empleo se explica en parte por las características particulares de la crisis que se pueden encontrar en una fuerte expansión de los precios de los activos y la inversión en vivienda .

La OIT alerta del aumento de desempleo en el mundo, especialmente entre los jóvenes
Comentarios