domingo. 21.04.2024
no_cantes_canciones_tristes_por_mi (1).jpg

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Setó | @monmislilith

Estamos ante una novela apasionante de terror gótico que te sumerge a las clásicas historias de fantasmas, rituales y maldiciones, todo ello en una atmósfera oscura y misteriosa, detallada de forma exquisita por su autora y que atrapa desde la primera página. Recomendada para cualquier lector de Poe, con tintes de una historia de amor imposible, pero sin la sexualidad que encontramos en las novelas de Anne Rice.

La historia transcurre en una población llamada Edén, la tranquilidad del pueblo se ve interrumpida por la llegada de un equipo de especialistas, enviados por la Academia de Historia y el Museo de Londres, en búsqueda de la tumba maldita de la Duquesa Morrigan. Hay muchas leyendas y secretos alrededor de ella, una mujer acaudalada que durante su vida coleccionó reliquias y tesoros antiguos y según las historias transmitidas durante años, estas fueron enterradas junto a ella. La búsqueda de esta tumba, oculta en alguna zona del cementerio, se complicará por la aparición de varios cadáveres, víctimas de asesinatos brutales, y de este modo la sombra de la maldición pesa sobre esta búsqueda en terreno sagrado. Además, varios habitantes de Edén viven atemorizados por las visiones de una extraña figura, además han escuchado un llanto tenebroso y sobrenatural durante varias noches.  Algunos dicen que el heraldo de la muerte ha regresado, otros creen que hay una mano humana tras los crímenes.

Cada capítulo del libro lleva el nombre de uno de los personajes, y a través de sus vivencias vamos siguiendo todo el relato, empezando por una de sus protagonistas, la joven Emma Monroe, que siempre va acompañada de su fiel perro llamado Dante, es una chica con pocas amistades (vivas), mucha gente siente rechazo hacia ella por una característica física ya que uno de sus ojos está velado. Las habladurías del pueblo dicen que ella está maldita, igual que su fallecida madre que enloqueció, la realidad es que se trata de una criatura amable y dulce y con una sensibilidad que le permite ver a los muertos y hablar con ellos, de hecho, tanto  en la mansión donde vive como en sus escapadas al cementerio entabla conversaciones que la recomponen de su soledad diaria y buena relación con los fantasmas que moran en esas zonas, ha aprendido con los años a diferenciar a los peligrosos  y a los amistosos como Caín, un chico muerto que deambula en el cementerio y no recuerda nada de su vida humana, o Lavinia que conoció a la madre de Emma.  Los espíritus la escuchan y la protegen, mientras que los vivos, incluidos su hermano y su hiper protectora tía Lucy siguen tratándola como una niña, ignorando sus ideas y guardando demasiados secretos sobre la muerte de su madre.

El hermano de Emma es Elliot, sobre el recae la reputación de la familia, que, aunque son muy ricos e influyentes, sienten rechazo por parte de los habitantes de Edén. Tal vez los personajes masculinos sean los más desdibujados en la trama, en la que se nota cierta preferencia de la autora por los personajes femeninos, que son los más fascinantes.

El tercer personaje a destacar es Lira, un antiguo amor de Elliot, actualmente casada que ahora regresa a su vida, pero por motivos profesionales, trabaja como paleógrafa para la Academia de Historia y es enviada a la excavación en búsqueda del tesoro de Morrigan, al localizar los diarios de Morrigan y un misterioso cráneo de cristal que se utilizó en algún ritual. Su belleza e ingenio han sido sus puntos fuertes para sobrevivir en un mundo de hombres, donde muchas veces se siente desplazada.

Alrededor de ellos hay linajes ocultos, pactos malditos, intereses personales y demasiados secretos relacionados con el transcurso de la historia. A parte de los espíritus, hay seres más peligrosos como los errantes, que son espíritus furiosos de alguien que fue enterrado con vida, y los sin duda humanos sin escrúpulos. Los tres se verán atrapados en esta historia de fantasmas, y también por las propias normas sociales y estatus. El libro además reivindica la rebeldía y la valentía de las mujeres en aquellas épocas en que debían cumplir el papel de esposa y madre, donde apenas tenían oportunidad de ser escuchadas y demostrar su intelecto, como la autora indica “Para todas aquellas a las que el sistema nos ha hecho sentir pequeñas, a las que nos han quedado las ganas de luchar”.

Vanessa R, Migliore es una prometedora escritora de novelas de fantasía y terror gótico, capaz de crear una ambientación, llena de fantasía y terror, y de trasladar a cualquier lector a lugares repletos de misterios. La lectura de esta novela me ha recordado la estética y el ambiente tenebroso que Tim Burton impregna en filmes como Sleepy Hollow, con cementerios, niebla, criaturas sobrenaturales y supersticiones en una pequeña población. Migliore es una periodista venezolana que actualmente reside en Madrid, además alterna la escritura con su pasión como creadora de contenido en redes sociales, que inició bajo el seudónimo de Iris de Asomo, fomentando el amor por los libros y la lectura, y por supuesto recomendaciones. Desde muy joven escribía y empezó a escribir sus relatos en un blog creado en 2012, bajo ese sobrenombre. Una apasionada por la historia, las películas de Disney y evidentemente la fantasía oscura con tintes góticos.

Hasta el momento ha publicado El gremio de las sombras (2017), El despertar de las brujas (2019), obra con la que ganó el III premio de Novela de Oz Editorial en 2019, Las Lunas de Sartre (2020), La Ciudad de la Muerte (2022) y Una jaula de hilos dorados (2023).


no_cantes_canciones_tristes_por_mi

NO CANTES CANCIONES TRISTES POR MI

FICHA TÉCNICA:

1ª edición: febrero de 2024
Autora: Vanessa R. Migliore.
Editorial: Molino.
Colección: Ficción Young Adult.
Encuadernación: Tapa blanda.
Género: Novela fantástica juvenil, fantasía oscura, novela romántica.
ISBN:  9788427240476

SINOPSIS:

Los muertos yacen inquietos en Edén.

Eliot tiene un secreto que reposa enterrado en Edén, el pueblo maldito. Allí deberá dirigir una excavación arqueológica de la que depende su futuro en el Museo Nacional de Historia. Pero Eliot acabará exhumando un mal mucho mayor que cualquier leyenda, que arrojará nuevas sombras sobre los pecados del ayer.

Lira tiene un pasado del que está decidida a huir. Para ello, se sumerge en la investigación de la leyenda de la tumba de la duquesa Morrigan que podría otorgarle la plaza que tanto anhela en los círculos académicos. Pero, deberá reencontrarse con Eliot, el chico al que abandonó, y ser muy rápida para mantenerse por delante de los demonios que la persiguen.

Emma tiene un don. O quizá se trate de una condena. Su ojo velado le permite ver a los espíritus, y la convierte en una sombra para los vivos y en una luz para los muertos. Sin embargo, cuando llegue a Edén, descubrirá que su luz tal vez sea demasiado brillante para aquellos que medran en la penumbra.

'No cantes canciones tristes por mi', la última novela de Vanessa R. Migliore